Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Mack también se va de Venezuela

Foto tomada de www.macktrucks.com.ve
02/12/2015
|
@JAHURTADO15

Los concesionarios, que asumieron la representación de la marca de camiones, han utilizado recursos propios para adquirir materia de ensamblaje para evitar el cierre de la planta.

Tras los pésimos resultados de los últimos años y con más de un siglo de presencia en el mercado nacional, Volvo Global Truck, corporación sueca que desde 2001 es propietaria de Mack Truck, decidió salir de Venezuela y dejó las operaciones de Mack de Venezuela en manos de un grupo nacional liderado por concesionarios de la marca, quienes conformaron un nueva compañía encargada de la producción y distribución de la legendaria marca de camiones.

La noticia de Mack, que pasó inadvertida en el sector automotor, aun no ha sido oficializada, pero desde principios de 2015 los directivos suecos comenzaron a dejar sus cargos, salida que se concretó a finales del tercer trimestre del año cuando la nueva empresa asumió definitivamente las riendas de la operación comercial.

“Desde mediados de año comenzó a gestarse el cambio de mando y ahora la empresa es manejada en su totalidad por venezolanos”, afirmó una fuente de la industria que pidió el anonimato, y quien añadió que ya desde principios de año los concesionarios de la marca estaban a cargo de las operaciones de ensamblaje.

De acuerdo con otra fuente que también prefirió el anonimato, para evitar el cierre de las operaciones de la planta de Las Tejerías, Aragua, desde los primeros meses de 2015 los distribuidores Mack utilizaron sus propios recursos para adquirir material de ensamblaje, una operación similar a la utilizada por Ford Motor, cuyos concesionarios crearon un fondo en dólares para comprar material productivo para fabricar vehículos que luego son vendidos en dólares, recuperando así la inversión inicial.

El nuevo grupo que representa la marca está conformado por varios concesionarios liderados por Carlos Oliveros, propietario de los puntos de distribución de Mack en Cagua (Aragua) y Valencia (Carabobo).

Según las fuentes, la sede administrativa de la nueva Mack fue trasladada a Valencia, donde se construyó un nuevo edificio en la zona industrial Castillito, en el municipio San Diego, en la zona metropolitana de la capital carabobeña.

Mack es la segunda marca que de vehículos que se va de Venezuela este año. Meses atrás Renault anunció su decisión de salir de Venezuela y dejar la representación de la firma en manos del mexicano Grupo Excelencia, que desde el 1° de enero de 2016 llevará el negocio de automotriz francesa.

- Producción deprimida -

Con más de 50 años ensamblando camiones de carga pesada, Mack de Venezuela es líder de este mercado, con más 12.000 unidades vendidas desde que comenzó a ensamblar este tipo de unidades en su planta de las Tejerías.

Pero la crisis que vive el sector desde la promulgación de la nueva política sectorial en 2008 ha venido haciendo mella en el otrora próspero negocio. De hecho, en 2014 apenas logró ensamblar 180 unidades, una caída de 65% frente a las 507 armadas el año previo.

Aunque el nuevo esquema de producción permitió que entre enero y octubre de 2015 la producción subiera 220% frente al mismo período de 2014, la manufactura sigue estando muy por debajo de la capacidad de la planta, que puede armar 2.300 unidades al año.

- Años de historia -

Aunque la historia de la marca en el país se remonta a 1912 cuando llega el primer camión encargado por el general Raimundo Fonseca, Mack de Venezuela se crea en 1962 de la mano del grupo Auto-Agro, empresa que desde 1944 comercializaba en carácter de exclusividad la marca de vehículos de carga. En 1963 sale de la planta de Las Tejerías, Aragua, el primer camión de la marca ensamblado en el país.

En 1971 la empresa establece un convenio tecnológico con la inglesa Britsh Leyland y comienza la producción de vehículos Land Rover, cuyo ensamblaje se mantuvo hasta 1981, cuando acuerda con la japonesa Isuzu la producción de la camioneta Caribe 442. Paralelamente, en 1975, inicia el ensamblaje de motores para camiones Mack.

A principios de los 90, Auto-Agro inaugura una nueva planta donde comienza el ensamblaje de vehículos Honda, los primeros de la marca ensamblados en Latinoamérica, cuya producción se mantiene hasta el año 2000.

Ese año, el grupo venezolano vende 100% de las acciones a Mack Truck Inc., corporación que es adquirida un año después por la sueca Volvo Global Truck para conformar el segundo mayor grupo fabricante de camiones a escala mundial.

 

 

error: