Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Maduro: Cinco años diciendo que se dedica exclusivamente a la economía

Nicolás Maduro
24/04/2018
|
TEXTO: PEDRO PABLO PEÑALOZA | FOTO: MIGUEL GUTIÉRREZ | EFE

Todos los años repite lo mismo y 2018 no ha sido la excepción. El Presidente ha afirmado una y otra vez que –ahora sí- derrotará la “guerra económica” para convertir a Venezuela en un país productivo. El que tenga ojos.

 “Soy el presidente de la República Bolivariana de Venezuela, el jefe de gobierno y el jefe de Estado por mandato del pueblo, y con el pueblo seguiré aquí defendiendo la paz, protegiendo al pueblo. Y con una sola tarea: desarrollar la economía, la economía, la economía y la economía”.

Con estas palabras, pronunciadas por Nicolás Maduro el martes 10 de enero de 2017 en el acto de juramentación del llamado “comando antigolpe”, el mandatario venezolano dejó claramente establecida cuál es su prioridad en ese año que recién comenzaba. “Yo me voy a concentrar en el trabajo más importante que tiene nuestro país, el despliegue de la recuperación económica de Venezuela”, agregó después, para no dejar lugar a dudas.

Sin embargo, esta no es la primera vez que el líder de la revolución chavista jura que concentrará todos sus esfuerzos en la agenda económica. Al contrario, puede afirmarse que –de acuerdo con lo que ha dicho públicamente – lleva cinco años dedicado única y exclusivamente a este asunto. Y allí están los resultados.

El 12 de septiembre de 2013, Maduro anunció la creación del Órgano Superior de la Economía y señaló: “Esta instancia la voy a dirigir yo personalmente (…) asumo la batalla económica contra los planes de la guerra fascista contra el pueblo, personalmente la asumo frente al pueblo”. Cinco meses antes, al tomar posesión del cargo, había subrayado que “tenemos que torcerle el brazo a la inflación, al dólar paralelo”.

El dignatario colocó al frente de aquel Órgano Superior de la Economía al mayor general Hebert García Plaza, recordado por comandar el “dakazo” –rebajas que impuso el gobierno a los establecimientos comerciales a finales de 2013- y que posteriormente huyó del país para evitar ser detenido y procesado por corrupción.

- De ofensiva en ofensiva -

Tras cumplir su primer año de mandato, Maduro lanzó la “nueva ofensiva económica” para “llevar a la prosperidad al pueblo”. El 29 de abril de 2014, en una reunión con dirigentes sindicales en Miraflores, indicó que “la principal tarea que tenemos ahora es la ofensiva económica. Una ofensiva para producir, para abastecer, para los precios justos”.

En julio de ese mismo año, en medio de su intervención en el III Congreso del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), el Presidente insistió sobre el mismo punto. “La agenda y tarea fundamental de la revolución bolivariana de aquí hasta el 2019 es la económica. La construcción del aparato productivo económico del país, el despegue de las fuerzas productivas del país, el avance y adelanto de la transición económica socialista, es la tarea principal”, explicó a sus camaradas.

“Estamos trabajando para ponernos delante de la guerra económica. Estoy convencido que 2015 es el año del gran cambio en Venezuela del modelo económico”, aseveró Maduro el 30 de diciembre de 2014. Para alcanzar ese objetivo, instaló un Estado Mayor del Plan de Recuperación Económica y desplegó “los comandos estadales populares-militares”, que identificó como “la clave para ganar la batalla económica a favor del pueblo”.

El 26 de enero de 2015, el Jefe de Estado expresó: “Vamos a hacer un plan piloto para vencer la guerra económica en este inmenso territorio de Caracas y Miranda, con planes particularizados para esta región”. El 9 de febrero, desde el Poliedro de Caracas, añadió: “Ellos saboteando la economía y nosotros preparándonos para una ofensiva productiva, de trabajo, demoledora, para ganar la guerra económica en el 2015”.

10 meses más tarde, con la herida abierta por la derrota sufrida en las elecciones parlamentarias del 6 de diciembre, el hijo dilecto del difunto comandante Hugo Chávez ofreció una vez más en un mitin a las afueras de Miraflores: “Nosotros vamos a acabar con esta situación de guerra económica contra el pueblo”.

- Menos radical -

Año nuevo, promesa vieja. El 22 de enero de 2016, en una sesión del Consejo Nacional para la Economía Productiva, el gobernante repitió que “la tarea principal es que el 2016 sea un año de lanzamiento de un nuevo orden económico interno profundamente productivo, articulado en motores y cadenas de producción”. Al cierre del primer semestre, el 12 de julio, aseguró: “Este semestre vamos a torcerle el brazo a la guerra económica y revertir sus peores manifestaciones y vamos a salir adelante”.

El objetivo no se cumplió. El 8 de diciembre, el Presidente renovó su compromiso, pero esta vez se concedió a él mismo un plazo mayor: “2017, 2018, es decir ya, tienen que ser los años que desmontemos, neutralicemos, sustituyamos y derrotemos el modelo económico capitalista salvaje, el modelo de guerra que nos han instaurado al interior de Venezuela, al interior de nuestra economía”.

Más allá de las palabras, están los números. “Con relación a 2012, durante el lapso 2014-2016 la economía perdió más de 20% de la producción de bienes y servicios, registró una tasa de inflación acumulada de 2.940% y las reservas internacionales se redujeron en 18.887 millones de dólares”, resumió el descalabro el diputado José Guerra (PJ-Caracas). El cuadro lo completa la escasez de alimentos y medicinas, el desplome del bolívar y el aumento de la pobreza, reconocido por el Instituto Nacional de Estadística (INE) y que según cálculos extraoficiales golpea a 7 de cada 10 venezolanos.

Pese a este balance rojo, Maduro no pierde ni el entusiasmo ni la letra de su discurso. El pasado 9 de enero, el presidente volvió a la carga reiterando su ya tradicional arenga: “Tenemos que convertir el año 2017 en un año de inicio de un nuevo modelo económico que nos pertenezca a todos para crear la riqueza física, material, monetaria, financiera suficiente para que nuestro país avance”.

error: