Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Petrolera uruguaya Ancap cerró 2017 con ganancias de $39 millones

Google Images | Dominio público
03/04/2018

La petrolera estatal uruguaya Ancap cerró su ejercicio de 2017 con un saldo positivo de 39 millones de dólares, según el estado financiero presentado en Montevideo por el directorio de la empresa.

La presidenta de Ancap, Marta Jara, aseguró en rueda de prensa que se trata de resultados “muy alentadores”, que reflejan que desde la petrolera se están llevando adelante “cambios importantes”.

Respecto a la tarifa de los combustibles, el ente aseguró que los mayores costos unitarios “se vieron parcialmente compensados por un mayor volumen de ventas”.

En este sentido, la empresa detalló que generó un “mayor margen” al no trasladar a las tarifas todo el incremento de sus costos por materia prima ni el costo por el paro en la refinería de La Teja, que debió enfrentar tareas de mantenimiento.

Las empresas subsidiarias de Ancap, que suman más de 10, tuvieron un “impacto neutro” en los resultados de 2017.

Dentro de ese grupo, se destacan las ganancias por 628 millones de pesos (unos 20 millones de dólares) de la subsidiaria Ducsa, distribuidora uruguaya de combustibles.

Asimismo, la petrolera resaltó como un factor positivo para el ejercicio de 2017 la venta de su participación en el bloque Aguada de la Arena, ubicado en la provincia de Neuquén, al centro de Argentina.

La venta de esa participación reportó a Ancap 18 millones de dólares.

En tanto, Carboclor, petroquímica ubicada en Argentina donde Ancap también tiene participación, cerró 2017 con 27 millones de dólares de pérdidas, que se explican principalmente debido a la reestructura que debió enfrentar esa empresa.

La ministra de Industria, Energía y Minería de Uruguay, Carolina Cosse, destacó en la presentación que la petrolera “debe ser cada vez más eficiente” porque es “la empresa de todos los uruguayos”.

Para conseguir ese objetivo, la integrante del Ejecutivo uruguayo aseguró que Ancap debe incorporar “cada vez más tecnología”, así como capacitar a cada vez más personal para lograr “procesos más eficientes y más sofisticados”.

La presentación del ejercicio 2017 de la empresa se interrumpió por varios minutos cuando la Federación de Funcionarios de Ancap (Fancap) irrumpió en la sala con cánticos y pancartas.

Ese sindicato se declaró en conflicto en los últimos días en rechazo a una licitación internacional que Ancap lanzó para adjudicar la distribución y el abastecimiento de combustible en todo el litoral y el norte de Uruguay.

Según Fancap, eso viola una de las misiones principales del ente, que incluye la logística y distribución de combustible, ya que la petrolera cuenta con un buque, el “Ancap Noveno”, para llevar adelante esa labor.

Unos minutos después de comenzada la rueda de prensa, un grupo de trabajadores sorteó la seguridad del edificio e ingresó al tercer piso, donde se llevaba a cabo la presentación.

La ministra Cosse y el director de la Oficina de Planeamiento y Presupuesto (OPP), Álvaro García, se levantaron de sus asientos para atender a los integrantes de Fancap.

El secretario general de ese sindicato, Gerardo Rodríguez, reclamó a la ministra que se esté tratando de “privatizar” el buque con el que cuenta Ancap para la distribución y aseguró que las autoridades “mienten”, ya que hay informes técnicos que afirman que la barcaza puede seguir operando.

“No hay ninguna resolución internacional que diga que no puede navegar. Es una decisión política. Hemos pedido reuniones con el Poder Ejecutivo y no nos respondieron”, reclamó Rodríguez.

Cosse, en tanto, respondió que ese no era el momento adecuado para que el sindicato hiciera sus reclamos, aunque explicó a los trabajadores que “los ámbitos están abiertos” y que “dialogando” se solucionan los problemas.

error: