Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Trump: Voy a ser el mayor productor de empleos que Dios ha creado nunca

Donald Trump
11/01/2017
|
FOTO: SETH WENIG | AP

El presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, aseguró este miércoles que va a ser “el mayor productor de empleos que Dios ha creado nunca”.

Trump dijo que en las próximas semanas se anunciarán “grandes noticias” sobre empresas que van a expandir sus operaciones en el país y recordó los planes dados ya a conocer por compañías como Ford.

“Creo que muchas industrias van a volver (a EEUU)”, afirmó el magnate en una conferencia de prensa en Nueva York.

Por otra parte, arremetió contra la industria farmacéutica estadounidense, acusándola de ser un “desastre” por vender en Estados Unidos medicamentos fabricados en el extranjero y salir “indemne” pese a ello.

“Nuestra industria farmacéutica ha sido un desastre. Va de un lado a otro. Tenemos que hacer volver a nuestra industria farmacéutica”, dijo el futuro presidente de Estados Unidos a la prensa en Nueva York.

“Nos proporciona medicamentos pero no se producen aquí, en una buena medida”, agregó, y dijo que este sector tenía “una gran cantidad de grupos de presión y de poder”.

Trump, elegido con la promesa de crear puestos de trabajo en Estados Unidos, amenazó recientemente a varias grandes empresas, sobre todo de la industria automotriz, acusándolas de deslocalizar empleos.

Trump aseguró este miércoles que impondría nuevas condiciones de procedimientos de licitación para la industria farmacéutica con el fin de poner fin a esta situación.

“Somos los mayores compradores de medicamentos del mundo y no tenemos buenos procedimientos de licitación”, aseguró el presidente electo, agregando que esta estrategia permitirá ahorrar “miles de millones de dólares”.

Trump, quien asumirá el cargo el 20 de enero, halagó además las decisiones de Ford y Fiat Chrysler de invertir en Estados Unidos en lugar de en México e instó a General Motors a “seguir” su ejemplo.

- La libra se hunde tras discurso de Trump -

La libra esterlina se derrumbó este miércoles hasta tocar su nivel más bajo en 31 años frente al dólar norteamericano, reforzado ante la perspectiva de la primera conferencia de prensa del presidente electo de EEUU, Donald Trump.

La divisa británica llegó a caer hasta los 1,203 dólares y se cambiaba más tarde a 1,207 dólares, frente a la negociación del cierre anterior, cuando se pagaba a 1,216 dólares.

Frente al euro, se cotizaba este miércoles a 1,153 euros, 0,05 menos que su valor en el cierre previo y en niveles también muy bajos.

Con su nueva caída, la libra llega a tocar su valor más bajo en tres décadas frente al dólar, excluyendo el “flash crash” del pasado 7 de octubre, cuando perdió 10% de su valor en sólo unos minutos de operaciones en los mercados asiáticos.

Ese “flash crash” se percibió entonces como un indicador de la vulnerabilidad de esta moneda y de otros activos británicos por el “brexit” o futura salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).

Esta semana, la libra ha soportado fuertes presiones ante los temores a que el país abogue por lo que se conoce como un “brexit duro” -en el que prime el control de la inmigración por encima del acceso al mercado único- en sus negociaciones con Bruselas.

La moneda británica se ha depreciado en torno al 18% frente al dólar y 10% con el euro desde el referéndum del 23 de junio, en que 52% frente a 48% de los británicos votó a favor de abandonar la UE.

La moneda mexicana también se depreció al cotizar en 22,20 pesos por dólar, lo que representa una pérdida de 0,9% con respecto al martes, cuando alcanzó un mínimo histórico.

De acuerdo con el banco privado Citibanamex, en la categoría interbancaria el peso también perdía terreno ubicándose en 21,83 unidades por dólar frente a las 21,70 de la jornada anterior.

- Negocios de Trump ahora en manos de sus hijos -

Donald Trump dijo que cederá todo el control de sus negocios a sus dos hijos adultos y a un colaborador, pero no liquidará sus activos en la empresa.

Trump, que recordó que si quisiese podría seguir dirigiendo su compañía mientras está en la Casa Blanca, aseguró que sus hijos no discutirán las decisiones empresariales con él.

Su abogada, Sheri Dillon, explicó además que la empresa de Trump no establecerá nuevos negocios en el extranjero durante su Presidencia y que las operaciones domésticas serán objeto de una escrupulosa supervisión para evitar conflictos de intereses.

Entre otras cosas, todas las operaciones necesitarán ser aprobadas por un asesor ético independiente que será elegido próximamente.

Además, Trump prevé donar todos los beneficios que sus hoteles obtengan de gobiernos extranjeros al Tesoro estadounidense.

Dillon aseguró que, una vez nombrado presidente el próximo día 20, el magnate inmobiliario se aislará totalmente de su negocio y “sólo sabrá de un acuerdo si lo ve en el periódico o en televisión”.

Sin embargo, la abogada descartó completamente que Trump pueda vender sus intereses para eliminar posibles conflictos de intereses, algo que han hecho algunos de los empresarios elegidos para formar parte de su gabinete.

“No se puede esperar que el presidente electo Trump destruya la compañía que construyó”, aseguró Dillon, que insistió en que la venta “no es ni siquiera factible”.

Numerosos expertos han cuestionado en los últimos meses la fórmula elegida finalmente por Trump, dado que transferir la gestión a sus hijos no elimina completamente las suspicacias sobre posibles conflictos de intereses.

Entre las opciones que tenía el presidente electo, además de la liquidación de sus intereses, estaba la de un “fideicomiso ciego”, una figura en la que se colocan activos financieros para que sean gestionados fuera del control del interesado y algo que habían utilizado en el pasado otros mandatarios estadounidenses.

En su conferencia de prensa de hoy, Trump insistió en que, pese a no estar obligado a ello, ha tomado medidas para eliminar recelos, por ejemplo rechazando nuevas ofertas de negocios en el extranjero.

En concreto, aseguró que durante el fin de semana dijo no a una oferta de 2.000 millones de dólares por una operación en Dubai.

Dillon, por su parte, dijo que la Trump Organization ha puesto fin a acuerdos empresariales que estaban pendientes y que han costado al magnate y sus hijos millones de dólares.

Mientras que Eric y Donald Jr. dirigirán la empresa familiar, la hija mayor de Trump, Ivanka, se desvinculará por completo de ella para mudarse a Washington junto a su marido, Jared Kushner, quien fue designado este lunes como futuro asesor sénior presidencial.

 

Con información de EFE y AFP

 

error: