Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Ferrari FXXK: el más poderoso de todos

ferrari 1
29/09/2015

Con casi 1.050 caballos, la versión especial de LaFerrari supera en un 30% la potencia entregada por los vehículos desarrollados por la marca para la F-1

Ferrari se las ha jugado todas con su más reciente creación. Tomando como base el ya radical LaFerrari, los ingenieros de Maranello han dado vida a un auto que lleva el concepto de velocidad a otra dimensión con el FXXK, sin duda uno los modelos más hermosos desarrollados por la firma italiana y el más potente hasta ahora.

ferrari 2
Libre de homologaciones y reglamentos para competir en pistas, las dos X que nombran a la nueva joya de Ferrari derivan de la denominación que la marca da a sus vehículos más extremos, como el Enzo FXX y el 599 XX, a lo que se agrega la K de kers, el freno regenerativo que la firma incorpora a sus monoplazas de la Fórmula 1 para aumentar la potencia del motor.

De hecho se trata de un bólido de competencia vestido de calle cuyos compradores participarán en un programa de entrenamiento de dos años antes de recibirlo en propiedad, tiempo durante el cual correrán ocho competencias en distintas partes del mundo, cuyos gastos vienen incluidos en el módico precio de unos 2,1 millones de euros (más de 2,7 millones de dólares) que costará cada una de las 32 unidades adjudicadas solo a los más fieles de la marca.
ferrari 3
El corazón de esta maravilla moderna es un motor central-trasera 12V y 6.2 litros con varias modificaciones para incrementar su potencia respecto a los 860 caballos del propulsor originario, caballaje al que se suman otros 190 hp que aporta el kers, esa especie de motor eléctrico que permite reducir la velocidad transformando parte de la energía cinética en energía eléctrica.

El resultado es un propulsor de cerca de 1.050 caballos, 30% más potente que los propulsores de los autos F-1 de la marca, con una de las relaciones peso/potencia más brutales creadas hasta ahora, pues cada caballo solo debe mover 1,28 kilos de peso.
Semejante fuerza permite pasar de 0 a 100 km/h en penas 2,7 segundos y alcanzar una velocidad máxima superior a los 370 kilómetros por hora.

Más juguetes

De la F-1 también hereda el manettino, dispositivo montado en el volante que permite ajustar rápidamente varias funciones del auto. En este caso, su desempeño se basa en cuatro parámetros: Qualify (máximo rendimiento en un número limitado de vueltas), Long Run (mejora la constancia en el rendimiento), Manual Boost (entrega todo el par motor) y Fast Charge (recarga rápida de las baterías).

Además, desde el manettino se puede regular el diferencial electrónico, el control de la tracción, el ángulo de deslizamiento, el ABS y manipular las siete velocidades de su caja de doble embrague.

Diseño único

Así como su motor, el diseño es igualmente radical. El chasis de fibra de carbono del LaFerrari fue reinventado y la carrocería ahora es 194 mm más larga y 59 mm más ancha, en cuyo frontal se incluyen un nuevo spoiler de perfil gemelo y dos splitters que bajan el capó 30 mm respecto al modelo original para garantizar más agarre a la pista.

El capó tiene una peculiar forma que se integra a sí mismo creando una forma muy futurista, delimitado por los amplios arcos de las ruedas y las delgadas líneas de los juegos ópticos muy al estilo de los modelos del archirrival McLaren.

Mientras, en la zaga destaca el amplísimo difusor, los pronunciados aletines y el gran alerón móvil, elementos que ayudan a dar el empuje vertical de 540 kilos que el auto alcanza cuando se desplaza por encima de 200 kilómetros por hora, creando una carga aerodinámica 50% superior respecto al modelo base.

En resumen, con el XXK Ferrari se ha superado a sí misma al crear no solo su caballino más radical sino uno de los modelos más hermosos de su dilatada gama.

Texto: Jesus Hurtado

Así de rápido es