OEA aprueba una resolución que abre la puerta a la suspensión de Venezuela

OEA aprueba una resolución que abre la puerta a la suspensión de Venezuela

La Organización de Estados Americanos (OEA) aprobó este martes una resolución que insta a la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) debatir el caso de Venezuela donde, específicamente, se condena la reelección del presidente Nicolás Maduro, como también se pide la suspensión del país entre los miembros del organismo.

El debate que inició este lunes, en el cual se escuchó la posición de todos los países miembros con respecto al impacto que la crisis venezolana ha tenido en la región, finalmente llegó a una conclusión de enviar una solicitud a la Asamblea General de la ONU para que considere la suspensión de Venezuela de la OEA.

La embajadora venezolana ante la OEA, Carmen Luisa Velásquez, mostró su descontento inclusive antes de que se realizara la votación para la resolución diciendo que el resto de los Estados no contaron con Venezuela para elaborarla considerando que habla de “asuntos internos del país”, a pesar de que aseguró haberse reunido más temprano para discutir la situación.

También criticó que el texto se haya hecho público el lunes, sin tiempo para que su representación pudiese estudiarlo. En la comisión, la diplomática propuso unas enmiendas a la resolución que posteriormente retiró.

Acto seguido, Velásquez convocó una breve rueda de prensa para expresar “su frustración pero no sorpresa” con una resolución que consideró “amañada”.

De todas formas, Bolivia y la isla caribeña Antigua y Barbuda si presentaron las enmiendas a la resolución, pero las retiraron porque no estaban a favor de “su conjunto”.

Después de las intervenciones, el canciller de Venezuela, Jorge Arreaza, solicitó que se hiciera la votación de forma nominal en la cual hubo 19 votos a favor, cuatro en contra y 11 abstenciones.

A favor votaron República Dominicana, Santa Lucía, Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Estados Unidos, Guatemala, Guyana, Honduras, Jamaica, México, Panamá, Paraguay y Perú.

En contra San Vicente y Granadinas, Venezuela, Bolivia y Dominica. Los que se mantuvieron neutral fueron San Cristóbal y Nieves, Suriname, Trinidad y Tobago, Uruguay, Antigua y Barbuda, Belice, Ecuador, El Salvador, Granada, Haití y Nicaragua.

Después de esto, Arreaza dijo que la “resolución Pence”, haciendo referencia a un supuesto trabajo realizado por el vicepresidente de los Estados Unidos, no tuvo éxito porque tuvo “los mismos 19 votos” que se vislumbraron en febrero.

Lo que más expectativas ha generado es el punto sobre la suspensión del país del organismo. Sin embargo, esta medida no sería automática. Para esto sería necesario convocar una Asamblea General extraordinaria con los cancilleres de las Américas y obtener el respaldo de 24 países, es decir, dos tercios de los miembros de la OEA.

Fuentes diplomáticas de países distintos dijeron a la agencia de noticias EFE, que los impulsores de la iniciativa tienen los 18 votos necesarios para aprobar la resolución e iniciar el proceso para suspender a Venezuela, pero aún no ha logrado los 24 necesarios para finalmente suspender al país caribeño.

No obstante, el embajador de EEUU, Carlos Trujillo, aseguró que si poseen los votos necesarios para lograr los dos tercios de los votos.

La resolución fue impulsada por Estados Unidos y los 14 países del Grupo de Lima, un bloque que suma más del 90% de la población americana: Argentina, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Guyana, Guatemala, Honduras, México, Panamá, Paraguay, Perú y Santa Lucía.

Con información de EFE.