Cárcel para teniente de Aviación por intentar robar avioneta destinada al narco

Una teniente de la Aviación Militar Bolivariana se encuentra detenida junto a tres colombianos y un brasileño por intentar robar una avioneta en el estado Bolívar, que sería destinada para el tráfico de drogas.

Cárcel para teniente de Aviación por intentar robar avioneta destinada al narco

Eucaris Gabriela Pérez Bello, la teniente de 33 años de edad, fue imputada de cuatro delitos tras ser detenida el pasado 13 de septiembre cuando intentó robar la aeronave en el aeropuerto de la localidad minera de Tumeremo, en el sur de la entidad.

Para el robo, la oficial habría ofrecido la cantidad de 10 mil dólares a funcionarios aeroportuarios, explicó una nota de prensa del Ministerio Público (MP).

En la audiencia de presentación, la militar adscrita al Servicio de Meteorología de la región Suroriente en San Tomé, estado Anzoátegui, fue imputada por los delitos de “tráfico agravado de sustancias estupefacientes y psicotrópicas, asociación, hurto calificado en grado de tentativa y corrupción propia”, explicó el MP.

Los hermanos de nacionalidad colombiana Gustavo Armando Eslava (25) y Fabián Carreño Eslava (35), así como el también colombiano Camilo Andrés Berbesi (32) y el brasilero Marlon de Paula Balcacar (36) fueron imputados por tráfico, tentativa de hurto y asociación.

El Tribunal quinto de Control de Puerto Ordaz dictó la medida privativa de libertad para los cinco involucrados y ordenó su reclusión en la sede de la Dirección General de Contrainteligencia Militar en Caracas.

Adicionalmente, la representante del Ministerio Público requirió la medida de prohibición de enajenar y gravar bienes y el bloqueo de las cuentas bancarias de los imputados, solicitud que fue acordada por la citada instancia judicial.

Vinotinto contra Bolivia: cuando lo normal es anormal

El debut de Venezuela fue soñado. Goleó y gustó. Y lo hizo con un 11 previsible, juntando a los que ya han sido utilizados por otros técnicos. ¿Qué cambió? Parece que el rival facilitó ese primer paso de encontrar la competitividad, perdida por los movimientos de una FVF caótica. Sin embargo, ahora viene lo más difícil: impedir el típico bajón que la Vinotinto muestra luego de un logro