<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Chavismo estudia aplicar medidas radicales contra coronavirus, como hace un año

La apertura gradual de la economía y de las actividades educativas y culturales está amenazada por la nueva cepa del coronavirus que llegó a Venezuela desde Brasil. La presidenta del Seguro Social alerta al personal que deben aplicarse medidas extraordinarias como hace un año, cuando no sabíamos a qué nos estábamos enfrentando.

Chavismo estudia aplicar medidas radicales contra coronavirus, como hace un año

El Seguro Social, la deficitaria institución que rige los colapsados hospitales públicos de Venezuela y paga las pensiones mensuales de dos dólares, redoblará esfuerzos para enfrentar la agresiva cepa brasileña del nuevo coronavirus, confirmaron fuentes médicas.

En un mensaje de voz vía WhatsApp enviado a los jefes de división del Instituto Venezolano de los Seguros Sociales, la presidenta de la institución, Magaly Gutiérrez, amplió detalles sobre la variante brasileña del coronavirus que provoca la covid-19, dijeron a El Estímulo fuentes médicas.

Esa nueva cepa del coronavirus es más contagiosa, tiene más carga viral, es más grave y sus síntomas son más acentuados, ratificó Gutiérrez en el audio enviado para ampliar internamente las informaciones divulgadas horas antes por Maduro en TV.

«Tenemos que tomar medidas extraordinarias y especiales de protección de la comunidad, redoblando las medidas de protección en todo el país hasta que se pueda determinar el impacto y la capacidad de contagio de esta nueva cepa», dijo la funcionaria en el audio interno que circula entre el personal del IVSS.

«Más allá de crear una alarma, lo que debemos crear es la prevención, tanto en sitios públicos como en los hogares», dijo respecto al distanciamiento social.

Regreso a marzo de 2020

Debemos «volver otra vez a marzo (de 2020), cuando no sabíamos a qué nos estábamos enfrentando», dijo.

Hace un año el chavismo aplicó medidas decretadas radicales, cuando oficialmente se declaró el primer caso clínico de covid-19 en Venezuela.

Todas las actividades formales de la economía y de la sociedad quedaron paralizadas entonces, incluyendo las clases presenciales en colegios, universidades y liceos. También cerraron fábricas y comercios no esenciales, se detuvo el transporte público masivo, y se establecieron alcabalas y retenes inclusive entre municipios de grandes ciudades y en carreteras de todo el país. No estaba permitido pasar de un estado a otro, lo que dejó a miles de familias separadas.

¿El 7×7 a prueba?

Maduro aplicó en los últimos meses su propio y novedoso sistema para organizar la cuarentena, llamado según la propaganda oficial «7×7 Plus». Este sistema consiste en siete días de «cuarentena radical», seguida de siete días de flexibilización en la que es posible hasta ir a la playa y a centros comerciales.

El régimen chavista lleva a cabo varias actividades remotas y presenciales inclusive en plazas de Caracas, para conmemorar el octavo aniversario del anuncio oficial de la muerte del ex presidente Hugo Chávez.

Hasta ahora no está claro si el gobierno revisará estos mecanismos o si seguirá adelante con sus planes de permitir clases presenciales. También está por verse si permitirá celebrar el asueto de Semana Santa como ocurrió en Carnavales, o abrir actividades burocráticas menos esenciales.

Hasta la noche del jueves Maduro no había detallado de manera oficial las nuevas restricciones que podría aplicar para frenar una temida nueva ola de contagios de la mutación brasileña del coronavirus.

Brasil, enorme problema

El martes en Brasil hubo 1700 muertos y el miércoles 1.900 muertos por el coronavirus. «La situación es alarmante producto de la mutación», dijo Gutiérrez a sus colaboradores en el audio.

Según expertos citados en medios brasileños como G1, del poderoso grupo Rede O Globo, por tener una carga viral más elevada, la variante P1 del coronavirus descubierta en el estado Amazonas provoca más casos y en consecuencia mayor  número de muertes.

Junto con la variedad de Africa del Sur y del Reino Unido, la brasileña es clasificada por la OMS como de preocupación  mayor, señala G1 desde Manaos, capital del estado Amazonas.

«Tenemos cuatro linajes circulando, pero ninguno de ellos llega cerca del tamaño del problema causado hoy por la variante P1», dice a G1 el investigador Felipe Naveca, de la división de la Amazonia de la prestigiosa institución científica FioCruz, Oswaldo Cruz.

Barbas en remojo

Por su parte, Gutiérrez dijo que su gobierno notificó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) la aparición de la cepa brasileña en Venezuela. También se acelera la vacunación.

«Si las variantes son más fuertes, el virus es mas virulento, ahora el tratamiento debe ser mas agresivo por lo que el ministerio para la Salud está revisando una vez más el protocolo a ver si le podemos incluir algo», dijo.

«Por ahora tenemos 10 casos, vamos a avanzar en la vacunación a todo el personal de salud, las 14 mil brigadas (del Partido Socialista Unido de Venezuela que están en la calle)  la Policía y la Guardia Nacional», dijo la funcionaria.

También, explicó, se dará prioridad a vacunar en los sitios donde estan los focos de la nueva cepa, y comparó este esfuerzo con una acupuntura localizada.

«Vamos a frenar esta cadena de contagio, estamos en una batalla permanente», agregó en el audio.

Caracas enciende nuevas alarmas

De los 10 casos detectados de la nueva cepa, el Seguro Social tiene cuatro casos, dos en el estado Miranda y dos en Caracas. Están en los hospitales Pérez Carreño (oeste de la Gran Caracas) y otros dos en el hospital Domingo Luciani (en El Llanito, parroquia Petare).

«Por la carga viral de los pacientes se ha determinado que es una nueva cepa que viene de Brasil», recalcó.

«Hay que tomar medidas de vacunación. Esta variancia es más contagiosa, tiene más carga viral, es mas grave y los síntomas son más acentuados», dijo al afirmar que los estados de Amazonas y Roraima, en Brasil, fronterizos con Venezuela, «están colapsados».

Ya circula en Caracas

Recordó, ampliando informaciones previas dadas por Nicolás Maduro la noche del martes 3 de marzo, que el primer caso de la cepa brasileña se confirmó hace 15 días en La Guaria, en un trabajador del aeropuerto internacional Simón Bolívar, de Maiquetía.

«Ahora está en Caracas, en el 23 de Enero y El Junquito», dos de las parroquias más populosas de la capital.

En Miranda, la cepa está en Ciudad Casarapa, una urbanización de la ciudad dormitorio de Guarenas.

Las pesquisas buscan identificar y cortar la cadena de transmisión, por  lo que se avisó a los gobernadores de Miranda y de Bolívar (fronterizo con Roraima, Brasil) donde están los casos.

«Vale la pena cuidarse y no descuidarse, por eso debemos acatar y radicalizar las medidas», insistió.

Un muerto cada 50 segundos

Desde Brasil, la agencia de noticias EFE reporta que en ese país que está entre los más afectados del mundo por la pandemia hubo 1.699 nuevas muertes por covid-19 en las últimas 24 horas, lo que equivale a un fallecido cada 50 segundos, según informó este jueves el Gobierno.

«De acuerdo con el balance diario del Ministerio de Salud, el número total de víctimas mortales asciende ya a 260.970 desde el pasado 12 de marzo de 2020, cuando fue notificado el primer deceso en Sao Paulo», reporta el despacho de EFE.

Desde el pasado noviembre, Brasil afronta una segunda ola más virulenta y letal de la pandemia. El país promedia más de mil muertes asociadas al coronavirus durante el último mes y medio.

Bolsonaro pide no lloriquear

Pese a la gravedad de la pandemia, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, uno de los líderes más negacionistas sobre la gravedad del covid-19, instó este jueves a la población a trabajar

«¿Hasta cuando vamos a lloriquear?», cuestionó.

«Apelo a gobernadores y alcaldes a que repiensen esas políticas de cerrar todo. El pueblo quiere trabajar», declaró Bolsonaro, citado por EFE.

«Vamos a combatir al virus, pero no de esa forma ignorante, burra, suicida», agregó.

Según Bolsonaro, «podemos soñar con días mejores para todos, pero sin dinero, sin empleo, estamos condenados al fracaso, la miseria y la muerte o a acciones que no interesan, como disturbios o saqueos».

Río de Janeiro decretó este jueves un toque de queda nocturno y el cierre de cualquier tipo de actividad comercial en sus playas durante una semana. Mientras, el estado de Sao Paulo ordenó la clausura de todas las actividades no esenciales a partir del próximo sábado.

 

¿Cuál cuarentena radical? La calle hierve de gente

La semana comprendida entre el 9 y el 15 de noviembre, los venezolanos deberían estar en confinamiento, salir solo si es estrictamente necesario y los únicos comercios que pueden funcionar son los que expenden artículos de primera necesidad. Pero ocurre todo lo contrario. Lo constatamos en este reportaje gráfico