El logo de Google y su pequeño gran cambio

La nueva filosofía del gigante digital, anunciada al reunir sus productos bajo la bandera Alphabet, se acompaña de un refrescamiento en la imagen de la empresa. Manteniendo los colores y el espíritu gráfico, Google presenta un logo animado y diseñado pensando en su uso multiplataforma y su adaptabilidad

El logo de Google y su pequeño gran cambio

Llegó sin anunciarlo. A Google no le hace falta hacerse publicidad porque está allí, omnipresente en los navegadores. Con la llegada de septiembre, se hizo público el nuevo logo de la empresa, un refrescamiento de su apuesta gráfica de colores primarios (y verde) que los ha acompañado durante más de tres lustros. No es el primer cambio que ha sufrido el logotipo, uno de los 20 más famosos y reconocibles del planeta, pero sí el más drástico hasta ahora.

El nuevo logotipo desestima el “serif”, asumiendo una tipografía “palo seco” pero manteniendo la paleta de colores. Se trata del cambio más drástico en más de una década, durante la cual el identificador experimentó pequeños ajustes, casi imperceptibles. De esta forma, la empresa asume de lleno la nueva imagen del “nuevo Google”, que agrupa todos sus productos (buscador, Gmail, Google Maps, Google Chrome… ) bajo la denominación Alphabet.

[sublimevideo settings=”youtube-id:olFEpeMwgHk; autoresize:fit” width=”800″ height=”450″]

El primer logo de la empresa llegó con su creación, en 1998, diseñado por el propio fundador Sergey Brin, junto a Larry Page, en un programa de retoque fotográfico para identificar su proyecto de graduación en la Universidad de Stanford. En algún momento incluyó un signo de exclamación al final, copiando a (o inspirado en) Yahoo!, líder del sector a finales de los años 90.

Pero ya en 1999 se desechó el signo de puntuación y se asumió la forma que, básicamente, permaneció incólume durante 16 años. Tan sólo en 2010 y 2013 hubo cambios notorios La compañía tecnológica decidió modificarlo en 1999 para su versión pública final, y desde entonces se ha mantenido prácticamente igual, aunque sufrió ligeros rediseños en 2010 (más luz y sin sombra) y 2013 (letras planas).

laevolución

Para este nuevo logo, Google diseñó su propia tipografía. El asunto estuvo a cargo de Kedar Ruth, quien buscó dar cuenta de la sencillez y la ligereza del trabajo de, más que un buscador, un ambiente digital. Además, fue pensado para ser visualizado en dispositivos móviles, sin importar la definición o el tamaño de la pantalla. En caso de que el espacio sea muy pequeño, la solución está en un logo “G”, que resume la imagen combinando los colores tan solo en la letra inicial.

Además, el nuevo logo asume de lleno la filosofía del Doodle. No solo porque así fue presentada esa imagen renovada, sino porque de ahora en adelante se mostrará -siempre- animado. Ya no será la excepción sino la regla.

google2

Curiosamente, Google decidió hacer públicas el registro del “tras cámaras” de cómo se construyó su nuevo logo, algo inusual en el comportamiento corporativo habitual. Allí se puede ver cómo probaron de lo más simple a lo más complejo, para regresar a la sencillez. El resultado no es rompedor, ni demasiado inspirador, pero sí es flexible y limpio, lo necesario para su uso digital.

“¿Por qué estamos haciendo esto ahora?”, escriben los de Mountain View en su blog. La razón es muy sencilla. Antes, solo se accedía al buscador a través del PC. “Actualmente, las personas interactúan con los productos de Google a través de una gran variedad de plataformas, aplicaciones y dispositivos. A veces desde todos en un mismo día”, explican. “Hoy estamos presentando un nuevo lenguaje visual que refleja esta realidad. Como verán, hemos tomado el logotipo y la marca Google, que originalmente fue creada para una página del navegador en el escritorio, y las actualizamos para un mundo de uso sin fronteras a lo largo de un sinfín de dispositivos y diferentes tipos de entrada”.