Con ingenio tachirenses realzan la popular quema del año viejo

A pocas horas para la llegada del nuevo año la tradicional “quema del año viejo” ya empieza a sentirse con furor en calles y avenidas de San Cristóbal.

Con ingenio tachirenses realzan la popular quema del año viejo

Con derroche de creatividad e ingenio comunidades completas empiezan a unirse para armar parranda alrededor del emblemático muñeco que se quemará al son de los 12 cañonazos que anuncian la entrada del 2016.

Ubicados en las esquinas de populosas zonas, mostrando su obra los vecinos piden a los transeúntes “la colaboración para el año viejo”. En medio de la muchedumbre y las risas se levantan las majestuosas imágenes impregnadas de picardía criolla que sobreviven a pesar de la “crisis económica que vive Venezuela”, comentó José Hernández.

“La bachaquera”

Hacia la zona norte de la ciudad, en la vía que conduce al municipio Cárdenas, se encuentra “la bachaquera”, ingenioso año viejo elaborado por José Hernández.

Una motocicleta estacionada en una esquina y sobre ella una imagen gigante del popular insecto hacen que se forme una nutrida cola de curiosos alrededor. Cargada con papel toilet, leche en polvo, toallas sanitarias, y dos recipientes en los que se almacena el combustible que cruza clandestinamente la frontera forman parte del espectáculo que deleita a los adultos y niños que transitan la vía.

“El papel higiénico lo puso porque representa una mina de oro para los venezolanos, las pimpinas es donde se llevan la gasolina hacia Colombia y la moto representa a Venezuela. Le iba a poner a la moto el nombre de inflación…lo que vivimos actualmente y debido a eso fue que surgió el bachaqueo”, dijo Hernández.

El creador de “la bachaquera”, aseguró que buscó hacer una representación de los que viven a diario los venezolanos. “En el país ahorita la gente prefiere bachaquear porque gana más plata que trabajando por un sueldo mínimo. Fíjate que cerraron la frontera, pero igual el bachaqueo interno sigue”.

“Vamos a quemar un Maduro”

En la avenida España de San Cristóbal, un grupo de hombres disfrazados se pasean de carril en carril con potes en mano pidiendo a los conductores colaboración para el año viejo. El muñeco elaborado en este sector en bien particular, se trata de una semejanza del presidente venezolano, su creador fue Javier  Rosales.

Con el rostro cubierto, vestido con atuendos femeninos, Rosales prefiere mantener su rostro tapado para la entrevista con El Estímulo, señaló que lo único que busca es que las costumbres se conserven.

maduro1

“Yo hice el año viejo con la ayuda de dos amigos, pero no lo hago por política, ni para ofender, ni porque vamos a quemar a Maduro. Lo hacemos para seguir la tradición. Esto alegra a la gente y es una costumbre muy particular de nuestro pueblo. Es triste ver como ha pasado la navidad y ya no se ven las casas adornadas como antes. Por eso me animé y me vine con mis amigos a perpetuar la tradición”.

El más alto

En la parroquia La Concordia, sector Las Flores ya la tradicional quema del año viejo tiene 25 años. Los habitantes del barrio se unen con antelación para programar qué hacer. Todo parece indicar que son los más organizados de la ciudad.

Hugo Uzcátegui, junto a un grupo de diez personas tardó cinco días en elaborar el gigantesco “Mickey Mouse” que se encuentra en el populoso sector de San Cristóbal.

Para la fabricación del muñeco que cada año se inspira en un comics, “y va dedicado especialmente a los niños la comunidad” se hacen varias reuniones, proponen distintos personajes y luego de un consenso se determina cual será la figura a fabricar, este año le correspondió al famoso ratón.

Entre hierros, cabillas, distintos tipos de telas y pegantes se arma la figura que tiene una altura de 3 metros y es la atracción de propios y extraños.

“Desde hace 25 años hacemos año viejo en la comunidad y desde hace 15 para acá lo hacemos de estas dimensiones. La gente cada año lo espera con ansias”, afirmó Uzcátegui.

Dice que años anteriores competían por sectores a ver quién construía el mejor muñeco, pero este año se han reducido a más de la mitad. “La situación económica está muy dura y se gasta mucho dinero, en este mickey se invirtieron 45 mil bolívares, incluyendo la pólvora”, señaló el artista.

mickey

Con el dinero recolectado en la calle – comentó – se logra recuperar la inversión para el muñeco del próximo año.  Sin embargo una parte del dinero recaudado se saca para hacer un compartir entre los vecinos que han participado en la actividad del año viejo. “El próximo 1º de enero hacemos un sancocho, bailamos y celebramos la llegada del año nuevo en la comunidad”.

El muñeco se quema a la una de la mañana dice Marin, porque a las 12 las familias se están dando el abrazo de año nuevo y no pueden apreciar el espectáculo de fuegos artificiales.

Para el momento de la quema viene gente de distintas zonas de la ciudad porque afirman quienes lo han visto en anteriores ediciones que es el más sonoro y que proyecta mejor juego de luces artificiales en la ciudad.

La tradición se extiende

En municipios como Cárdenas, Guasimos, Andrés Bello, Bolívar, entre otros, la tradicional quema del año viejo se extiende a todas las comunidades.

Luís Pulgar habitante del municipio Bolívar –zona de frontera con Colombia-  indicó que a pesar de lo mal tratados que ha sido este año los pobladores de San Antonio, la costumbre de despedir el año y quemar lo malo, no se pierde.

Personajes políticos como el actual presidente de la Asamblea Nacional, el presentador del pasado Miss Universo   Steve Harvey, entre otros pasaran a la historia como el 2015, este 31 de diciembre a la media noche.

miss