Apenas 11% de las personas naturales tiene acceso al crédito bancario

Venezuela tiene el registro más bajo en América Latina en cuanto al aporte del crédito bancario a la generación del Producto Interno Bruto.Que Venezuela tiene una bancarización muy baja es algo harto conocido. De lo que poco se habla es de que de acuerdo con los analistas, eso significa que apenas 11% de la población tiene acceso a un crédito bancario, por lo cual no tiene manera de acceder a esta herramienta financiera que, entre otras cosas, puede ayudar a mejorar sus condiciones de vida.

Apenas 11% de las personas naturales tiene acceso al crédito bancario

Tras recordar que no existen mediciones actuales y que solo es posible hacer una proyección basada en el crecimiento poblacional, José Darbisi, vicepresidente de Planificación y Control de Bangente, señala que ello significa que lo que solo 3,4 millones de personas naturales tienen posibilidades de acceder a un crédito bancario, un número muy pequeño incluso si se mide con países de menores ingresos en América Latina.

“La exclusión crediticia es muy grande en América Latina y más en Venezuela”, señala Darbisi, recordando que según el último informe de la Asociación Bancaria de Venezuela (ABV), menos de 48% de la población (12,2 millones de personas) posee una cuenta bancaria; un porcentaje que no obstante reconoce ha crecido tras los esfuerzos del gobierno por incluir a personas de los estratos más bajos al sistema financiero.

Durante su intervención en el conversatorio Microfinanzas en tiempos de crisis, organizado por Bangente, Darbisi señaló que esta baja inclusión bancaria afecta directamente a la micro y pequeña empresa pues ni las cabezas de negocio ni las unidades productivas pueden acceder al financiamiento a través de la banca regular.

Parte de estos efectos son apreciables cuando se comparan los resultados de Venezuela respecto a otros países de la región, en lo que compete a la intervención de la banca en la generación de riqueza, según datos de la Federación Latinoamericana de Bancos, Felaban.

De acuerdo con datos de la Felaban, para 2010 (último dato aportado por Venezuela) 35% del Producto Interno Bruto de Bolivia (19,9 millardos de dólares) era sustentado por créditos bancarios, mientras que en Venezuela los bancos solo financiaron 12,8% del PIB (393,8 millardos de dólares).

En la comparación con economías similares, Venezuela queda igualmente muy mal parada. En Colombia, por ejemplo, la relación es de 32%, mientras que en Chile la banca sustenta 60% de toda la riqueza que genera esa nación.

“Esto significa que nuestro sistema financiero es muy pequeño, que no tiene capacidad para financiar la economía”, señala Darbisi, quien agrega que el serio deterioro de la economía en los últimos 15 años ha conllevado a la “enanización” del sistema bancario en general, por lo que el aporte de la banca a la generación del PIB es hoy mucho menor.

“Hay un proceso de deterioro de todos los agentes económicos cuyo patrimonio se viene reduciendo muy fuertemente”, dice el experto, al tiempo de recordar que la banca local no es capaz de financier a la principal generadora de riqueza del país como es Pdvsa.

En efecto, de acuerdo con estudios de consultoras bancarias, desde 2008 el patrimonio de la banca nacional medido en dólares se ha reducido 77% como consecuencia de la depreciación del bolívar y la galopante inflación, al pasar de 4.415 millones de dólares en marzo de 2008, a $1.033 millones de dólares en marzo de este año.

De vuelta al tema de la inclusión, Darbisi señala que el entorno regulatorio e institucional no facilita el ingreso de las micro y pequeñas empresas al sistema bancario pues los requisitos son los mismos exigidos a las grandes empresas, cuando lo ideal sería una diferenciación para las primeras en virtud de su tamaño y patrimonio.

También recuerda que a diferencia de otras economías, en Venezuela no existe una central de riesgo que registre el historial crediticio de las micro y pequeñas empresas. Esta falta de información hace que aumente el riesgo crediticio, con lo cual se encarece el crédito.

“Esa es la razón por la cual financiar el emprendimiento es my riesgoso y costoso, porque hay mucha pérdida “, puntualiza José Darbisi.