<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Bancamiga apunta ahora a desarrollar la banca corporativa

Alberto De Armas, presidente ejecutivo de Bancamiga Banco Universal, resalta que entre los retos de la entidad en esta nueva etapa, está la de seguir acompañando a los microempresarios e incrementar su cartera de créditos y captaciones. 

Bancamiga apunta ahora a desarrollar la banca corporativa

Desde hace dos años Bancamiga inició ante la Superintendencia de las Instituciones del Sector Bancario (Sudeban) los trámites para convertirse en banco universal, por lo que ahora su nueva categoría le da la oportunidad de ofrecer a sus clientes mayores productos, invertir en la ampliación de su red de agencias y cajeros automáticos, tecnología y atención al cliente.

En octubre Bancamiga se convirtió en el primer banco microfinanciero que la Sudeban aprueba la transformación a banco universal. Alberto De Armas, presidente ejecutivo de la entidad financiera, indicó que para llegar a ello los accionistas tomaron la decisión de hacer una inversión mucho mayor a la exigida por la Ley de Bancos y especialmente en lo relacionado al aumento de capital.

«Fue un trabajo en el cual se analizaron las proyecciones financieras, se determinaron todas las capacidades que tenía la institución para poder solicitar al cambio de banca universal. Ahora vamos a entregar nuevos productos, ya que al ser un banco microfinanciero teníamos que adaptarnos a los requerimientos de los bancos de desarrollo, estábamos limitados con el monto de los préstamos que podíamos otorgar. Ahora se abre un abanico de posibilidades, vamos a poder trabajar como un banco universal y esto nos lleva a traer nuevos segmentos para el banco«, afirmó De Armas.

Destacó que Bancamiga desde sus inicios como banco microfinanciero se enfocó en el área de transporte, luego apoyó al emprendimiento, al surgimiento de nuevos negocios especialmente dedicados al comercio y de aquellos que no tenían acceso a la banca tradicional.

«Estos empresarios han crecido como nosotros y ahora los seguiremos acompañando como banco universal», afirmó De Armas.

Bancamiga prevé fortalecer la plataforma tecnológica y ampliar la red de agencias y de cajeros automáticos.

«Creemos que nuestro crecimiento vendrá también por la tecnología, fortalecer el Internet Banking, el banco móvil y la red de cajeros. Estamos en la segunda fase de actualización de la página web para incluir los nuevos servicios. Tenemos 20 agencias en todo el país y próximamente abriremos una oficina en Upata, estado Bolívar», afirmó.

De Armas resalta -sin embargo- que entre las metas propuestas por los accionistas está la de captar una mayor cuota de mercado en captaciones y créditos.

«El reto de Bancamiga será su crecimiento para los próximos años, serán pasos grandes que debemos dar. Al conocer las capacidades que tenemos, vamos a tener la posibilidad de ofrecer nuevos productos, especialmente en el área de créditos. Seguiremos aprobando microcréditos, pero entramos a su vez a las carteras dirigidas u obligatorias como la hipotecaria, agrícola, turismo y construcción», dijo.

Los productos destinados a las personas naturales también son otra tarea a emprender por la institución bancaria. «Uno de los nuevos retos es la entrega de los créditos al consumo. Si bien Bancamiga era uno de los pocos bancos microfinancieros que entregaba tarjetas de crédito, los montos eran limitados y exclusivos para nuestros microempresarios».

El presidente ejecutivo de la entidad financiera acota que otro tema a trabajar por la directiva es el desarrollo de la banca corporativa, además de la captación de clientes del segmento medio.

«Una de las mayores fortalezas de Bancamiga es su atención al público y la de servicios personalizados tanto en las agencias como a través de los call center. Nuestros ejecutivos visitan las empresas constantemente para ofrecerles esa atención personalizada», apuntó.

Pese a las adversidades económicas del país y a la escasez de efectivo, De Armas asegura que la institución bancaria sigue apostando por el sector bancario. «Pensamos que el problema del efectivo es temporal, por ello trabajamos para fortalecer la plataforma tecnológica, tenemos una campaña para incentivar su uso. Los accionistas están comprometidos a largo plazo con el negocio, ahora con mucha más razón que Bancamiga es banco universal».