Control de precios vuelve a Venezuela en medio de la pandemia

Como un fantasma del pasado, el control de precios volvió para recordarle a  los empresarios venezolanos que el sueño de un gobierno sin controles no llegará con Maduro

Control de precios vuelve a Venezuela en medio de la pandemia

El año pasado algunos empresarios se mostraron optimistas con la falta de control de precios que vivieron en 2019, sin embargo en el 2020 el panorama cambió. La pandemia del Covid-19  parece haber activado el mecanismo oculto del gobierno de Maduro de manejar la economía por decreto.

En un acto televisado por el canal del gobierno, el nuevo ministro de Petróleo, Tareck El Aissami, firmó lo que denominó como «precios acordados» para una lista de productos que deben venderse a un «precio justo para el pueblo».

En una alocución en la que se esforzó por justificar la medida, El Aissami señaló que todos los precios de los productos recogen una estructura de costos integral y se generaron tras el diálogo con los sectores empresariales del país.

Sin embargo, la ausencia de los representantes de las principales cámaras venezolanas de empresarios, como Fedecámaras, Conindustria, Consecomercio o Fedeagro, fue evidente durante el acto.

Lo que se sabe, hasta el momento, de esta nueva etapa de control de precios es que son 27 productos los que estarán regulados, que el acuerdo fue firmado por empresarios desconocidos y que los precios aún se desconocen.

«El presidente (Maduro) nos ha instruido que no podemos permitir que los precios se desfacen de la realidad», aseguró El Aissami. Sin embargo, la realidad  venezolana es tan compleja que algunos analistas dudan que el desface no ocurra.

Venezuela atraviesa su cuarto año de hiperinflación. El Fondo Monetario Internacional estima que al cierre de 2020 este indicador se ubique en 15.000%. La caída en la producción será abrupta (-15%) y se espera que solo entren la mitad de las remesas que se pronosticaban para este año ($4.000 millones).

Bajo esta realidad, «el diálogo permanente y respuesta inmediata» con el sector empresarial que propone El Aissami se puede tornar complicado.

¿Un control de precios dolarizado?

Otra realidad que no se puede ocultar tras un control de precios es la dolarización de las transacciones de la economía. El último estudio realizado por la consultora Ecoanalítica revela que 64,3% de las transacciones comerciales en Venezuela se realizan con divisas.

Es por esta razón que la nueva lista de precios para los 27 productos probablemente tengan una tasa en dólares, aunque en este caso no se regirá por el dólar paralelo, sino por la tasa registrada por el Banco Central  de Venezuela.

Desde hace unos días, se filtró una posible lista de precios en dólares aún no confirmada. Sin embargo, en una entrevista en Unión Radio, el ex presidente de Fedecámaras, Jorge Roig, señaló que en esta ocasión el gobierno los llamó a reunirse. Además certificó que la lista de precios será fijada en divisas.

«Sí se llamó a la empresa. Tengo que reconocerlo. Fue un ambiente relativamente cordial donde se discutieron los precios, se fijaron en dólares a la tasa referencial del BCV», aseguró Roig.

¿Entre cuarentena y producción no hay contradicción?

El ministro de petróleo, Tareck El Aissami, repitió durante el acto una frase que Maduro quiere promocionar como nueva consigna: «Entre cuarentena y producción no hay contradicción».

Sin embargo, antes de la cuarentena, Ecoanalítica proyectó una contracción del PIB de -10% para este año. Tras la crisis del Covid-19, la caída podría ubicarse en -20%.

Además de esto, la escasez de gasolina es otro inconveniente. Los productores venezolanos aseguran que pueden perder su producción por la falta de combustible. En medio de la pandemia y la caída de los precios del petróleo, este es un problema complejo por resolver.

Vuelve la exoneración de aranceles

Aunque hasta la fecha rige un decreto de exoneración de aranceles a la importación, lo cierto es que la mayoría de estos productos de entrada libre eran más productos terminados que materias primas.

«El presidente Nicolás Maduro ha aprobado instalar inmediatamente una mesa de seguimiento para resolver cualquier solicitud del sector productivo respecto a la exoneración de aranceles para materia prima importada», aseguró El Aissami.

Según el ministro, las excepciones especiales para la importación ya están aprobadas y solo «a la espera de la solicitud».

¿Qué señalan los gremios empresariales?

Desde que el viernes pasado se tomó la medida de ocupación de la empresa Copasa y la supervisión de Empresas Polar, Plumrose y el matadero de Turmero, las reacciones no se han hecho esperar.

Tanto Fedecámaras, Consecomercio, Conindustria y demás sectores rechazaron la medida. Empresas Polar, la mayor empresa de alimentos de Venezuela, también emitió un comunicado.