Economía de Colombia crece 2,7% este año y 2,4 en 2016, prevé banco BBVA

La economía de Colombia crecerá un 2,7 % este año y experimentará una desaceleración de tres décimas (2,4 %) en 2016, según un informe divulgado hoy por el banco español BBVA, que prevé además que la construcción y la industria sean los motores del país andino en el próximo curso.

Economía de Colombia crece 2,7% este año y 2,4 en 2016, prevé banco BBVA

La proyección del BBVA Colombia para este año es ligeramente inferior al 3 % previsto por el Banco de la República, autoridad monetaria del país.

La economía colombiana sufrió un «choque muy profundo por la caída de los precios internacionales del petróleo que se manifestó en dos etapas», manifestó la economista jefe de BBVA Research en Colombia, Juana Téllez, en un encuentro con la prensa en Bogotá.

El primer golpe que describió se produjo entre junio y diciembre de 2014, cuando el barril del crudo tipo Brent pasó de 101 dólares hasta los 52, un descenso que volvió a repetirse en septiembre pasado, al tocar fondo con los 44 dólares en los que se fijó el precio de crudo.

Otros factores de riesgo son «el menor crecimiento de los países emergentes», que incluye la recesión en Brasil y las dudas sobre China, y «la cada vez más probable subida de tasas de interés por parte de la Reserva Federal de los Estados Unidos (Fed)», lo que genera una fuerte volatilidad en los mercados, según Téllez.

El BBVA estima que hay alrededor «de un 67 % de probabilidades» de que la Fed eleve sus tasas de interés este diciembre, aunque será «una subida muy lenta que disminuirá el deseo de los inversores de invertir en la potencia norteamericana, por lo que no habrá una salida tan masiva de capitales en los países emergentes».

Con todo, la entidad financiera señaló que «Colombia enfrenta bien el choque petrolero y permanecerá en tasas de crecimiento moderadas» y subrayó la necesidad de ajustar el desequilibrio en cuenta corriente.

El banco prevé un déficit estructural del 6,4 % del producto interior bruto (PIB) para este año, lo que supone un aumento de 1,2 puntos porcentuales con respecto a 2014, aunque Colombia corregirá relativamente en el próximo curso este índice para cerrarlo en un 5,5 % en 2016.

Este ajuste en el balance de cuentas será posible gracias a un mayor grado de endeudamiento y de inversión extranjera y a un menor gasto del Gobierno colombiano, que se notará en un recorte en la inversión y los servicios sociales, cuyo crecimiento en este último sector estará cercano a cero.

Los sectores que impulsarán el crecimiento en Colombia serán la construcción, la agricultura y la industria, agregó.

Especial impacto tendrá Reficar, la refinería inaugurada el mes pasado en las afueras de Cartagena, a orillas del Caribe, que refinará 165.000 barriles por día y que cuenta con una tecnología que la convierte en la más moderna de América Latina.

El BBVA pronosticó que Reficar «aportará 0,7 % al crecimiento de todo el PIB y es muy importante para toda la industria», explicó Téllez.

En cuanto al mercado laboral, la desaceleración macroeconómica producirá «un deterioro en el mercado laboral muy marginal», que podría traducirse en un aumento moderado del desempleo en las trece principales ciudades hasta situarse en una tasa del 10,8 %.

La inflación cerrará este año, según el BBVA, en un 5,9 % e incluso vaticina que aumente unas décimas en los primeros meses de 2016 por los efectos de el fenómeno de El Niño, el cual afecta directamente al precio de los alimentos, que han subido hasta octubre un 8,8 %.

En opinión de Téllez, el choque que ha sufrido la economía de Colombia va a obligar al país a ser «más diversificado» en sus ingresos, un aspecto que «en el mediano y largo plazo se transformará en un bien».