Europa lucha por su salud económica, aunque vaya perdiendo

El Fondo Monetario Internacional ya dio unas predicciones nada alentadoras para este año. Todos los países concuerdan en algo. El segundo trimestre será el de mayor caída, no solo en Europa, sino en todo el mundo

Europa lucha por su salud económica, aunque vaya perdiendo

Al viejo continente no le ha tocado fácil. La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que la tormenta aún no ha pasado y que a pesar que Europa lucha contra el coronavirus, sigue en el ojo del huracán. Con España, Italia y Alemania con los más altos números de casos y muertes por Covid-19, los países de la Unión Europea empiezan a planear una activación económica.

Aunque quedarse en casa sigue siendo la mejor opción que recomienda la OMS, los casi dos meses de encierro en el mundo pasan una factura muy dolorosa para Europa y para el resto de los países del mundo.

La diatriba de activar la economía y correr un riesgo de mayor contagio o seguir el confinamiento obligatorio no es sencilla. Los principales países afectados en Europa han sufrido altas tasas de muertes por el Covid-19 y esperan una de las peores recesiones económicas en la historia.

El Fondo Monetario Internacional ya dio unas predicciones nada alentadoras para este año. Todos los países concuerdan en algo. El segundo trimestre será el de mayor caída, no solo en Europa, sino en todo el mundo.

Con las empresas cerradas y las economías prácticamente paralizadas, el empleo del 50% de la población mundial está en riesgo.

Alemania: La peor recesión en 50 años

El gobierno alemán teme que el coronavirus hunda al país en la peor recesión desde el inicio de sus cálculos estadísticos en los años 70, con un retroceso del PIB del 6,3% en 2020, anunció el ministro de Economía, Peter Altmaier.

Estas previsiones, que se basan en una flexibilización «progresiva y moderada» del confinamiento instaurado para limitar la propagación de la pandemia, contemplan una recuperación económica en 2021, con un crecimiento del 5,2% del Producto Interno Bruto (PIB).

«Vamos a vivir la peor recesión en la historia de la República de Alemania», dijo Altmaier.

Los peores resultados vendrán en el segundo trimestre, añadió el ministro. En ese periodo, el PIB alemán retrocederá un 10%, una cifra nunca vista en la historia reciente.

Desde la pasada semana, Alemania ha puesto en marcha un desconfinamiento progresivo y ha abierto algunos comercios. Sin embargo, «no podemos arriesgarnos a tener un aumento de las infecciones», dijo el ministro.

Las exportaciones, pilar de la economía alemana, se verán especialmente afectadas por la crisis. El gobierno estima que las ventas en el exterior se reducirán en un 11,6% en 2020 y subirán un 7,6% en 2021.

El desempleo en el país subirá hasta llegar al 5,8% de la población activa, estimó el ministro. En este momento hay en Alemania al menos tres millones de trabajadores en desempleo temporal debido a la parálisis provocada por la pandemia, según cifras oficiales.

El gobierno intenta sostener la economía con planes millonarios que incluyen ayudas directas a empresas o préstamos.

España: 20% del país entrará en paro

España entró a combatir la crisis sanitaria con una economía ya ralentizada. Hasta hace pocos meses el FMI esperaba que la economía española repuntara un 1,6% durante 2020. Ahora las previsiones dieron un vuelco sin precedentes.

Las estimaciones para España son de una caída del PIB de 8%, aunque esto dependerá de la evolución de la pandemia y el tiempo en que se tarde la nación y el mundo en enfrentarla y paralizarla.

El gobierno español ya informó de las distintas etapas para levantar el confinamiento, sin embargo, el cómo reaccione la curva de contagio a esta relajación será fundamental para ver en qué grado es posible reactivar la economía.

Aunque el confinamiento logre levantarse, el desempleo en España será del 20,8%, lo que creará una gran presión en una sociedad que vive con una altísima incertidumbre sobre el futuro.

Italia: Cerca de ser un «bono basura»

La economía de Italia no está mejor que las demás en Europa. De hecho, el FMI estima que será una de las economías que más caerá, con una proyección de caída de -9,1% en este 2020.

La agencia de calificación Fitch bajó un peldaño la clasificación de la deuda del país y la colocó solo un nivel por encima del grado especulativo de los bonos basura.

Esta calificación (BBB-) refleja las dudas sobre la capacidad de Italia para enfrentar el desbarajuste económico del coronavirus.

Sin embargo, el ministro de Economía, Roberto Gualtieri, señala que “los fundamentos de la economía y las finanzas públicas de Italia son sólidos”.

La agencia apunta a que el PIB caerá 8% este año, al igual que la previsión del ministerio de economía de Italia.

En caso de que el brote de coronavirus se controle en Italia en la segunda mitad del año, el país podría contar con una “recuperación económica relativamente fuerte en 2021”. Sin embargo, esto se dará si no se presenta una segunda ola de contagios que requiera de nuevo confinamiento.

La calificadora también estima que la deuda de Italia alcance el 156% del PIB, registrando así un incremento de 20 puntos porcentuales.