Horacio Velutini: "Yo no puedo promover una empresa si no puedo promover un país"

Hablar de Venezuela lo emociona. Sonríe y confiesa que muchas veces le dicen que puede llegar a ser muy optimista o «come flor». Sin embargo, el optimismo de Velutini va de la mano con buenas estrategias de inversión

La luz entra desde una enorme ventana panorámica que abre la oficina a la vista caraqueña. Horacio Velutini la usa como pizarra. En ella se lee «real state asymmetric businees opportunity». La frase fue escrita rápidamente, pero está lo suficientemente clara como para que la recuerde en cada conversación que tiene con algún inversionista extranjero.

El teléfono del presidente del Fondo de Valores Inmobiliarios empezó a sonar con más frecuencia en 2019. Al menos recibe una llamada de un inversionista extranjero cada dos días. La pregunta es la misma. «¿Es un buen momento para invertir en Venezuela y por qué?»

La respuesta de Velutini también se sigue repitiendo: «Real state asymmetric businees opportunity» (Oportunidad de negocio asimétrico de bienes inmuebles).

«El capital en el mundo está buscando dos cosas: Oportunidades y rendimiento. Allí es donde Venezuela tiene algo que decir», señala Horacio Velutini.

Hablar de Venezuela lo emociona. Sonríe y confiesa que muchas veces le dicen que puede llegar a ser muy  optimista o «come flor». Sin embargo, el optimismo de Velutini va de la mano con buenas estrategias de inversión. Ya hace 27 años fundó el Fondo de Valores Inmobiliario y hasta el momento nunca ha tenido números rojos, aunque no ha escapado de la recesión que vive el país.

«Las llamadas de los inversionistas extranjeros dejaron de sonar desde el 2005 hasta finales de 2018 «, pero se emociona al decir que esto está cambiando y que puede seguir cambiando exista o no un cambio político en el país.

¿Por qué los inversionistas están interesados ahora en Venezuela? 

Porque Venezuela es un país que tiene todo por hacer y en el que los retornos pueden ser asimétricos. De eso es lo que creo que debemos hablar ahora. Es verdad que los empresarios venezolanos tenemos problemas graves, pero también hay unas oportunidades inmensas porque este es un país que tiene todo por hacer.

Piénsalo, el retorno que puedes hacer en un país que está en el suelo pero que está lleno de riquezas naturales y de capital humano es muy alto. Ese es el único gancho que podemos ofrecer hoy como venezolanos. Mientras en Europa un instrumento te puede generar un retorno de 1%, en Venezuela el retorno puede llegar a 20%.

¿Pero esto no tendrá que ver también con la posibilidad de un cambio de gobierno? De no concretarse el cambio ¿las llamadas no podrían parar? 

Es cierto que se creó una expectativa de cambio político, pero ahora hay una expectativa de grandes ganancias, y una cosa no va a quitar la otra.

Recuerda que los capitales no tienen emociones. El capital puede invertir en Afganistán, en Siria, Rusia o China. Al capital lo que le interesa es el retorno. Si no hay cambio político, pero sí hay cambio en las condiciones que pueden generar grandes retornos para los capitales, entonces vendrán a invertir.

¿Cree que podría ser posible un modelo venezolano de flexibilización económica con rigidez política?

Yo creo que la gente esperó que el gobierno pudiera ser más controlador y ha sido lo contrario. El gobierno ha liberado aspectos de la economía que antes los tenía atados, en gran parte por efecto de la crisis y las sanciones.

Si comparas la Venezuela de 2019 con la de 2010 podemos decir que ahora es mucho más abierta de lo que fue. No significa que tenemos el modelo ideal, pero sí podemos decir que hay una forma de liberación de precio, y liberación del precio más importante que siempre debió ser libre: el tipo de cambio.

El gran error en los últimos años fue seguir apalancándose a un tipo de cambio oficial, pero ahora el gobierno está siendo más libre en políticas monetarias y fiscales. Eso está trayendo, no una dolarización de la economía, pero sí una dolarización de las transacciones. Hoy en día cualquier persona puede tener en el bolsillo al menos 5 dólares. Eso es inédito y está pasando en todo el país.

Eso es bueno, porque si hay un tipo de cambio y una forma de calcular un beneficio en términos de dólar, entonces tú puedes hablar de retorno. Ya se puede pensar invertir 10 mil dólares hoy y recibir 12 mil dólares para tener un retorno de 20%.

«Hay que hablar bien del país»

horacio velutini

 

Horacio Velituni es muy frontal al hablar de Venezuela. Para el presidente del Fondo de Valores Inmobiliarios es un contrasentido tener una empresa en Venezuela y hablar mal del país.

No se trata de esconder los problemas. El tema central para Velutini es mostrar las oportunidades que se muestran en una crisis como la venezolana.

«Los que estamos tratando de construir un país o una empresa no podemos hablar siempre de lo mismo. Muchos empresarios se quejan de que se ha ido el capital humano. ¿Cómo no se van a ir? Si todos los días estamos diciendo que esto es un desastre», dice Velutini.

El tema para Horacio Velutini es brindar una claridad en la información del entorno. Analizar qué está pasando, dar una propuesta, preguntarse cuáles son las soluciones a los problemas y si existen oportunidades.

«Yo no puedo promover una empresa si no puedo promover un país. Tiene que haber un cambio al empezar a hablar de Venezuela y separar lo político del país en sí mismo. Es imposible promover una idea o un emprendimiento sin decir, por ejemplo, que este es el país de las oportunidades».

«El sector inmobiliario presenta grandes oportunidades»

A pesar de la caída de los precios en el sector inmobiliario, o precisamente debido a ello, para Horacio Velutini el sector  presenta una oportunidad de retorno enorme para los inversionistas.

«Es más barato comprar algo que construirlo. Se está repitiendo lo que pasó en el año 94, en el que el valor de reposición era mucho mayor que el valor de venta».

Esta realidad ha hecho que el plan de negocios del Fondo de Valores Inmobiliarios esté enfocado ahora en comprar metros cuadrados para alquilarlos.

¿En qué sector están enfocados en comprar?

Estamos en proceso de comprar metros cuadrados en el sector comercial y en el sector de viviendas. Estamos esperando un rebote en los precios en los próximos años.

El negocio comercial es una buena opción porque necesitas decirle a tu inversionista que el metro cuadrado me va a producir renta. No voy a decir que voy a comprar un metro cuadrado y lo voy a dejar cerrado porque en 10 años lo voy a vender más caro. Un inversionista busca flujo de caja y el sector comercial luce más atractivo.

¿Qué está pasando con los precios de los inmuebles que, a pesar que deberían estar bajos, vemos igual ofertas con precios altos? 

Yo estaba hablando con un inversionista y precisamente me decía que algo no le cuadraba con los precios, porque no reflejan la crisis económica.

A principios de los años 90 hubo una crisis inmobiliaria tan grande como la que hubo hoy, no se si es mayor o no, pero era grande. La diferencia era que todo el mundo debía dinero. Nosotros compramos el centro comercial San Ignacio en esa época y se lo compramos al banco unión por mil dólares el metro cuadrado. En este momento el precio fue bajo porque le debían el dinero a otro banco por 170 millones de dólares, así que prefirieron liquidar y pagar el crédito.

Casi 30 años después tenemos una crisis similar a aquella, pero la gran diferencia es que nadie debe nada y tiene un capital suficiente para aguantar, por eso estamos en un país en el que más se ha caído el número de transacciones que el precio del metro cuadrado. Eso no significa que no vas a encontrar una buena oportunidad de compra, pero hay que buscar esa oportunidad.

«El Mercado de Capitales es la alternativa de financiamiento de las empresas»

horacio velutini

Horacio Velutini habla del mercado de valores con tanta pasión como lo hace del país y sus oportunidades. Describe a la Bolsa de Valores de Caracas como un gran terreno fértil que las empresas necesitan tomar en consideración.

Con la disminución del crédito por parte de la banca, debido al encaje legal que sobre ella pesa, y también la disminución del financiamiento de proyectos por el lado del gobierno, la empresa privada debe mirar al mercado de capitales como una opción para financiar la producción.

¿Está preparado el mercado de capitales para financiar al sector privado? 

Lo que está ocurriendo, que también es bastante inédito, es que el ministerio de finanzas esta dándole apertura al mercado de capitales, aunque este mercado está rezagadísimo respecto a Latinoamérica.

El valor de todas las compañías que cotizan en la Bolsa de Valores de Caracas está hoy en 3 millones de dólares, mientras que en los años 90 fue 14 mil millones de dólares.

Venezuela se quedó rezagada en el mercado de capitales. Esto es una oportunidad que no tiene parangón. Se puede  crecer de mil millones de dólares a 150 mil millones, como está la bolsa de Colombia.

¿Por qué el mercado de valores en Venezuela está tan poco desarrollado? 

Lo que pasa es que antes todo lo resolvías levantando el teléfono y llamando al gobierno o al banco para que te prestara. Eso se acabo, tanto de la perspectiva del gobierno como de la perspectiva de la banca. Entonces ¿qué queda como alternativa? El mercado de capitales.

La Bolsa de Caracas podría perfectamente pasar a capitalizar 50 mil millones de dólares en 3 años. Eso es mucho dinero para esta economía. Es una gran oportunidad para los inversionistas extranjeros porque Venezuela necesita dinero y nosotros podemos ofrecer retornos. Sin embargo el inversionista va a querer invertir dinero a través de un mecanismo que sea transparente y el mercado de valores es perfecto para eso.

¿Están organizados en el mercado de valores?

En este momento se está creando la cámara de emisores, la cual va a reunir a las empresas que emiten obligaciones de renta fija, justamente para poder promoverlas. Sin embargo aún no tenemos cultura para esto. Sin embargo, es cómico que un empresario en Venezuela no habla de mercado de capitales pero sale de Venezuela y compra un bono o una acción de Apple.

Aunque en los años 90 el mercado de capitales fue insipiente, esto ha cambiado enormemente. Ahora es mucho más formal, más eficiente. La asociación de corredores de valores bursátiles esta muy bien organizada y las calificaciones de riesgo también están funcionando.

Hace 3 años habían solo 3 emisores en renta fija ahorita hay 50 empresas emitiendo.

¿Qué falta en el mercado de valores de Venezuela?

Hemos insistido mucho con la Superintendencia Nacional de Valores que tiene que haber un mecanismo para autorizar la emisión de distintos valores en dólares. Eso es muy provechoso para un país que tiene sequía de bolívares.

La forma que tienes de lograr que alguien venga a invertir 100 mil dólares o 100 millones de dólares en un negocio específico es a través de la emisión de títulos de valores en moneda extranjera. La necesidad que hay hoy es de capital en moneda extranjera.

«Yo no considero que antes era mejor»

Horacio Velutini es muy claro al hablar de lo que desea para el país, y ese deseo no tiene nada que ver con volver a lo que existía antes.

«Este es un país que no ha fomentado nunca el sector privado ¿Quién puede decir que los años 80 esto era distinto», señala el presidente del Fondo de Valores Inmobiliarios.

Pensar en el futuro y construir ese futuro con las lecciones aprendidas es la única ruta viable para Velutini

«No me hablen nunca de volver para atrás porque yo no considero que antes era mejor. Puede ser que los problemas de ayer están peores hoy, pero yo no quiero regresar a los 80. Yo quiero ir a la Venezuela del futuro, a la que estamos haciendo ahorita».