La crisis económica trastoca la cena de fin de año

2016 será recordado como el año en el que las tradiciones navideñas se vieron truncadas por la crisis económica. Muchas familias no podrán llevar a la mesa el típico plato este 31 de diciembre. Los altos costos hacen que la última comida de 2016 no sea la acostumbrada y en algunos casos se recurrió a sustitutos.

La crisis económica trastoca la cena de fin de año

Minerva Quevedo, es profesora, madre de tres hijos de 14 años, 12 años y 8 meses de nacida respectivamente. Hacía cola esta 31 de diciembre en una carnicería para cancelar un pollo de dos kilos y medio, por el cual pagó Bs 10.000.

“Me preguntas si voy a mantener alguna de las tradiciones navideñas, por ejemplo de comer uvas, comer pan de jamón, hallacas y pernil para recibir el año, pues no. En mi familia no tenemos dinero para costear los altos precios de la comida navideña, hoy voy a preparar un arroz con pollo, plátanos fritos, eso es todo”, dijo Quevedo.

La maestra señaló a El Estímulo, que este año fue el más duro que ha pasado en toda su vida. “Este es el primer año que mis hijos no pudieron estrenar, tampoco recibieron los regalos esperados, solo tengo la esperanza, un solo deseo que nuestro país tenga verdadero cambio en el 2017”, señaló Minerva Quevedo.

El Estímulo realizó un recorrido por los mercados de San Martín, Catia y Quinta Crespo, donde la mayoría de los consultados estuvieron de acuerdo en señalar que, motivado a la crisis económica, no podrán mantener las tradiciones navideñas, pues la mayoría de los alimentos eran ofrecidos a precio de DolarToday.

“Imagínate un kilo de uvas importado cuesta Bs 17.000, más de la mitad de un salario mínimo (Bs 27.092), en mi casa necesitamos por los menos tres kilos para que todos puedan comer las tradicionales 12 uvas del tiempo, tenemos que gastar Bs 50.000. Es imposible mantener la tradición, se comerán doce gajos de mandarina que es la fruta más barata”, dijo la señora Inmaculada Vega.

Y es así en los distintos mercados. El kilo de uvas importadas era ofrecido a Bs 17.000, mientras que la uva nacional tenía un costo entre Bs 4.000 y Bs 6.000. El kilo de nueces se conseguía en Bs 6.000 y las cajas de turrón entre Bs 3.000 y Bs 12.000, según el tamaño y los sabores.

El kilo de lentejas lo ofrecían en Bs 10.000, mientras que las manzanas y peras tienen un costo de Bs 2.000 la unidad.

El kilo de pernil estaba a la venta en Bs 7.000 por kilo, el pollo a Bs 4.500 y la carne de lomito ya llegaba a los Bs 8.000 bolívares. “Yo vivo en la parroquia San Juan, allí nunca llegó el pernil que prometieron vender a través de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción, Clap, y no tengo para gastar en el mercado municipal Bs 40 mil en una sola pieza”, señaló Mercedes Aguilar.

Algunas personas hicieron una colecta familiar para ver si lograban comprar algunos alimentos tradicionales para la cena de año nuevo. “En casa decidimos hacer hallacas pequeñas, nos vinimos al mercado de Quinta Crespo, los vendedores informarles o llamados bachaqueros son los que tienen harina de maíz a Bs 5.000 el kilo, también tenían café, azúcar, pasta, harina de trigo, es decir, todo lo que no se encuentra en los anaqueles los tienen ellos a la venta callejera. El kilo de pimentón, lo ofrecen a Bs 6.000, el tomate y la cebolla en Bs 3.000, la papa entre Bs 1.000 y Bs 2.000. Definitivamente hay que gastar una pequeña fortuna en una cena navideña para 10 personas”, dijo Alfredo Rodríguez.

En las panaderías desde tempranas horas de la mañana, el tradicional pan de jamón se ofrecía entre Bs 4.500 y Bs 15.000, dependiendo del tamaño y el tipo de pan. Los panetones pequeños tienen un precio de Bs 10.000.