Platts: sanciones aceleran colapso de Pdvsa y producción cae en 300.000 bpd

Las nuevas sanciones aplicadas hace dos semanas contra la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), continúan alterando los flujos mundiales de crudo y diluyentes y aceleran el ya histórico colapso de la industria petrolera venezolana, cuya producción se desplomará en otros 300.000 barriles por día (bpd) tan pronto como al cierre de febrero, señala en un enfoque la agencia especializada en energía Platt's.

Platts: sanciones aceleran colapso de Pdvsa y producción cae en 300.000 bpd

Las sanciones, que la administración Trump anunció el 28 de enero y se espera que permanezcan en vigor hasta que Nicolás Maduro deje el cargo, han causado que las refinerías de la Costa del Golfo de México se peleen por nuevas fuentes de crudos pesados y han cortado los flujos de productos refinados y diluyentes estadounidenses a Venezuela”, dice el reporte.

“Pero las sanciones aún no han afectado significativamente a los precios del petróleo. Eso podría cambiar, según los analistas, a medida que la crisis en Venezuela se prolonga”, agrega.

Y si este conflicto se prolonga, millones de venezolanos sufrirán sus consecuencias en una vida cotidiana ya duramente  golpeada por el colapso de la economía. Venezuela lleva cinco años sumida en la peor depresión registrada en un país en la historia de América.

Platts’s cita a fuentes de Pdvsa que estiman que la producción total de crudo de Venezuela, incluyendo a Pdvsa  y a las empresas mixtas, caerá en 300.000 bpd, a 800.000 bpd para fines de febrero debido a la pérdida de las importaciones de nafta estadounidense, que se utilizan como diluyente para mezclar el crudo pesado de la Faja del Orinoco de Venezuela.

La producción de crudo mejorado de PDVSA y sus socios internacionales en cinco plantas mejoradoras del crudo de la Faja ha caído en 334.000 bpd, un 43,8% por debajo de la capacidad total que es de 762.000 bpd, debido a la falta de diluyentes como nafta y crudo ligero, según un informe técnico revisado por S&P Global Platts.

Analistas de Barclays pronostican que la producción de petróleo venezolano caerá entre 350.000  y 700.000 bpd en el segundo trimestre de 2019.

El miércoles, durante una audiencia especial sobre el conflicto venezolano en la Cámara de Representantes del Congreso de Estados Unidos, el representante especial del Departamento de Estado para Venezuela, Elliott Abrams, aseguró que las sanciones petroleras de su gobierno están empezando a afectar a la economía venezolana y que la producción petrolera del país se reducirá a la mitad, hasta 500.000 bpd a finales de este año.

En la misma comparecencia, la subsecretaria adjunta de la Oficina de Recursos Energéticos del Departamento de Estado, Sandra Oudkirk, defendió las sanciones impuestas a Petróleos de Venezuela y consideró poco probable que ocasionen alguna alteración en los mercados internacionales.

La producción venezolana cayó de 2,4 millones de bpd en diciembre de 2015 a 1,16 millones de bpd en enero, según la última encuesta de producción de la OPEP de S&P Global Platts.

Respecto al mercado interno de Venezuela, las sanciones de EE.UU cortaron inmediatamente un estimado de 120.000 bpd de nafta que EE.UU enviaba a Venezuela.

Ya a finales de enero un análisis de El Estímulo advertía los impactos de este corte de suministros en el transporte  y generación eléctrica en Venezuela.

Estos cargamentos abastecían cerca de un tercio del mercado interno venezolano. El gobierno de Maduro busca desesperadamente otras fuentes para cubrir esta ausencia, inclusive desde la lejana India, pero otros proveedores también se arriesgan a ser sancionados por ayudar al régimen chavista.

El general Miguel Quevedo, ministro de petróleo de Maduro, estuvo en Nueva Delhi la semana pasada, presionando a las principales refinerías de la India para que compraran más crudo venezolano. Es otro esfuerzo por evadir las sanciones estadounidenses.

Estados Unidos respondió advirtiendo que “no olvidará” si India compra petróleo venezolano.

“Reliance Industries de la India proporciona a PDVSA alrededor de 65.000 bpd de diluyente bajo un acuerdo de permuta, pero no se espera que aumente las exportaciones como resultado de los temores de que su subsidiaria estadounidense pueda verse afectada por las sanciones”, señala al respecto Platt’s.

China Oil envía alrededor de 50.000 b/d de nafta a Venezuela como parte de un acuerdo de préstamo.

“El Departamento del Tesoro de EE.UU. ha dicho que las entidades no estadounidenses tienen tres meses para liquidar las transacciones con PDVSA que involucren al sistema financiero de EE.UU. o a los corredores de materias primas de EE.UU., medidas que los analistas esperan que compliquen los flujos de petróleo entre PDVSA e incluso los mercados no estadounidenses”, explica Platt’s.

PDVSA inició un racionamiento parcial de gasolina en toda Venezuela, ya que numerosas estaciones de servicio en Caracas se quedaron sin combustible. Los inventarios de gasolina se han agotado, mientras que los niveles de diesel y GLP son suficientes para dos días en promedio, según un informe técnico de PDVSA.

Todas las exportaciones estadounidenses de MTBE y otros aditivos de gasolina a Venezuela serán prohibidas a finales de este mes, lo que probablemente exacerbará la escasez de gasolina allí, dijeron fuentes el martes.

“El Centro de Refinación de Paraguaná de PDVSA, con una capacidad de 955.000 b/d, operaba a menos del 21% de su capacidad esta semana, mientras que la refinería de Puerto La Cruz, con una capacidad de 187.000 b/d, operaba a menos del 12% de su capacidad. La refinería de El Palito, de 140.000 b/d, ha sido cerrada y la refinería de Isla podría cerrarse pronto, según fuentes”, destaca Platts’s.

Autores del informe de Platt’s:

— Brian Scheid, brian.scheid@spglobal.com

— Jeff Mower, jeff.mower@spglobal.com