<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Precios en dólares en Venezuela aumentan 23% en cuarentena, ¿de quién es la culpa?

Aunque los economistas señalan que en Venezuela no se puede hablar de inflación en dólares, lo cierto es que las personas en la calle lo dicen constantemente. El término no es correcto, pero la esencia es la misma. En Venezuela los precios en dólares también aumentan

Precios en dólares en Venezuela aumentan 23% en cuarentena, ¿de quién es la culpa?

Estamos en hiperinflación, eso lo sabemos, aunque Delcy Rodríguez declare que el tema ya está superado. Que el bolívar ha dejado de ser desde hace años una moneda fuerte, no es novedad, aunque sí lo es que los precios en dólares también suban en Venezuela.

Los datos son claros. En los siete meses de cuarentena los precios en dólares en el país aumentaron 23%, según cifras de Ecoanalítica. Con esto el poder adquisitivo del venezolano no solo se diluye en bolívares, sino también en dólares.

Una escalada con antecedentes

Lo primero es señalar que el aumento de los precios de los productos y servicios en dólares no es algo nuevo, aunque sí ganó impulso con la cuarentena.

En enero de 2020 los analistas reportaban que una familia necesitaba $250 para comprar lo mismo que en enero de 2019 tan solo le costaba $100. Ahora esa misma cuenta sigue en aumento, mientras alguien con salario mínimo recibe menos de un dólar al mes.

¿Por qué no es inflación en dólares?

La inflación en dólares en Venezuela no existe, al menos ese no es el término correcto. Si tomamos en cuenta la inflación reportada por el gobierno estadounidense, entonces hasta septiembre de 2020, la inflación de todo el año de la moneda estadounidense ha sido de apenas 1,4%, mientras que en en Venezuela el costo de los productos en dólares se aceleraron más de 20% durante el mismo lapso.

En contraposición, la inflación acumulada de Venezuela este año es de 1.079%, según las cifras de la Asamblea Nacional. Ubicándose no solo como la mayor inflación del mundo, sino en el único país con un proceso hiperinflacionario en la actualidad.

Los economistas concuerdan con el hecho de que lo que sucede en Venezuela no es inflación en dólares sino una sobrevaloración del bolívar. Esto quiere decir que el tipo de cambio del bolívar no es lo suficientemente alto como debería.

Según Asdrúbal Oliveros, la sobrevaloración de la moneda venezolana hace que producir en Venezuela sea mucho más costoso que importar productos. Insiste en que no es inflación en dólares, sino «apreciación real de la moneda».

¿Por qué sucede esto?

En la calle, los comentarios sobre el aumento de los precios en divisas se divide. Algunos culpan a la economía y otros a la «viveza de los comerciantes». Sin embargo, el aumento de los productos no solo en bolívares, sino también en dólares responde a más factores que simplemente la codicia del vendedor.

Aunque pueda parecer una locura, el dólar continúa por debajo del precio de equilibrio en el que debería estar. El hecho es que la hiperinflación que vive Venezuela superó la velocidad del precio del dólar.

¿Por qué ocurrió esto? «El régimen de Maduro ha puesto todo su esfuerzo en lograr que la devaluación se contenga respecto a la inflación, con diferentes políticas, perniciosas por demás», señala el economista Oliveros en su cuenta de twitter.

El Gobierno de Maduro se ha enfocado en una política monetaria y fiscal. El encaje legal a la banca y la desaceleración de la liquidez monetaria son las principales estrategias.

Estas políticas de Maduro lograron reprimir el precio del dólar, pero en contra de la producción. Por esto la importación continuó siendo un negocio más rentable que la producción nacional.

«Resulta que la devaluación no alcanza el comportamiento de los precios internos (inflación), generando una fuerte sobrevaluación que convierte paradójicamente al dólar en el bien más barato de la economía», señala el economista Luis Vicente León.

Liquidez en picada

Datos de Ecoanalítica señalan que la tenencia de bolívares es menos de 20% de lo que fue hace casi tres años. Esto implica que el Gobierno está dispuesto a hacer lo que sea (incluso no subir sueldos) para reprimir el precio del dólar, lo que finalmente lo que logra es que el bolívar esté sobrevaluado y en consecuencia, los precios en dólares también suban.

El economista José Manuel Puente lo señala de esta manera: «Hay muchos factores que influyen al precio de los productos y servicios en Venezuela pero el costo de la vida, el costo de capital y el riesgo influyen mucho. Más que solo parecerse al exterior (los precios en dólares) hay precios que son más costosos en Venezuela que en otros lados».