<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Préstamos de banca venezolana disminuyeron en 72,66 % durante 2019

La banca venezolana cerró el 2019 con una cartera crediticia de 218,55 millones de dólares. Esto representa un descenso del 72,66 % en comparación con el volumen de préstamos de 2018, según el reporte mensual publicado este viernes por la Superintendencia de Bancos (Sudeban)

Préstamos de banca venezolana disminuyeron en 72,66 % durante 2019

El sistema financiero venezolano, conformado por 23 instituciones privadas y 6 públicas, registró 10,18 billones de bolívares en créditos al cierre de 2019. Son 218,55 millones de dólares a la tasa oficial de cambio vigente para esa fecha, un año antes totalizó 799,43 millones de dólares en préstamos.

Cerca de la mitad de los préstamos fueron destinados a créditos comerciales (unos 112,02 millones de dólares). Mientras que los montos para el sector agrícola sumaron 41,62 millones de dólares y para la manufactura otros 33,15 millones de dólares.

Efecto de la contracción de la liquidez

Durante el año pasado, expertos advirtieron que la política restrictiva de liquidez de las autoridades venezolanas afectaría sobre la banca. Los fondos disponibles para créditos se limitarían a través del llamado «encaje legal» o porcentaje de los depósitos que los bancos deben inmovilizar.

Por este motivo, la intermediación financiera se ubicó en el 13,29 %, es decir, por cada 100 bolívares en depósitos del público recibidos, la banca prestó 13,29 bolívares.

Esta estrategia, que buscaba limitar el número de bolívares en el sistema, permitió contener la inflación -según el Banco Central de Venezuela (BCV) los precios crecieron en 9.585,50 % en 2019, por debajo del 130.060,2 % del año anterior- pero a costa de la contracción del aparato productivo.

La economía venezolana se contrajo más de 50 % en los últimos 5 años.

Baja el número de oficinas

En un entorno en el que el bolívar es cada vez más escaso por la falta de papel moneda y donde además el dólar circula casi a la par de la moneda local, la banca ha reducido su tamaño, lo que se refleja en el número de oficinas y de cajeros automáticos disponibles.

Según el reporte de Sudeban, los bancos venezolanos tenían 3.194 locales para diciembre de 2019, en tanto que un año antes sumaban 3.406 agencias.

En tanto que los cajeros automáticos sumaron 4.910 unidades en 2019, un 24,8 % menos que doce meses antes. Ante la escasez del papel moneda, estos equipos son usados principalmente para hacer consultas.