<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Rusia y Venezuela evalúan congelamiento de producción petrolera

El ministro de Petróleo, Eulogio Del Pino, acordó con su par de la Federación Rusa, Alexander Novak, mantener la cooperación conjunta para lograr la estabilización de los precios justos del petróleo.

Rusia y Venezuela evalúan congelamiento de producción petrolera

En San Petersburgo, donde se reunieron este miércoles previo al Foro Económico Internacional que se celebra anualmente en esa ciudad, Del Pino y Novak intercambiaron puntos de vista sobre el mercado petrolero internacional y destacaron la relevancia de mantener la comunicación entre los países productores miembros y no miembros de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), con miras a lograr el equilibrio del mercado, reseña nota de prensa de la estatal Petróleos de Venezuela (Pdvsa), divulgada por la agencia oficial AVN.

El funcionario venezolano expuso a Novak la propuesta de rangos de producción por país que llevó al seno de la OPEP, que consiste en asignar a cada país un mínimo y un máximo de producción de forma que se construya una banda de producción y no de precios, para que cuando un país tenga problemas los otros vayan a tope y se logre un balance.

Novak indicó sin embargo, que evaluaron la posibilidad de congelar la producción de petróleo, reseñó Reuters, aunque en abril, durante la reunión de Doha, no hubo acuerdo para llevarla a niveles de enero.

Ambos coincidieron en resaltar que el mercado de hidrocarburos ha reaccionado de forma positiva tras las últimas reuniones ministeriales de la organización internacional. No obstante, estuvieron de acuerdo en la necesidad de mantener el monitoreo sobre el mercado y anticiparse a la acción de los especuladores en los meses de contracción en la demanda, refirió el boletín.

El exceso de oferta continúa afectando los precios del hidrocarburo, commodity del que depende 96% de los ingresos en divisas de Venezuela, que se encuentra en medio de la peor crisis económica.