Un venezolano necesita trabajar más de 300 horas para comprar un pan de jamón

El precio del pan de jamón ha variado con creces —en bolívares— en comparación al año pasado. En 2018, este acompañante tenía un costo aproximado de bs 1.950, mientras que este año el precio valía entre bs 250.000 y bs 500.000.

Un recorrido de El Interés por varias panaderías de Caracas dejó comprobar que este año un venezolano necesita trabajar al menos 309 horas bajo la remuneración mínima para comprar un pan de jamón.

En comparación con 2018, esta cifra representa un alza de 93,1% con respecto a horas de trabajo, pues el último diciembre era necesario laborar poco más 160 horas para adquirir el tradicional acompañante del plato navideño.

En noviembre de 2018, el sueldo mínimo tenía un valor de bs 1.800, equivalente a $6 según el tipo de cambio paralelo que para esa fecha promediaba los bs 300 por dólar. En 2019, la historia va cambiando. Esta vez la remuneración más baja es de bs 150.000, lo que es igual $3,2 tomando como referencia el tipo de cambio oficial divulgado por el Banco Central de Venezuela el 10 de diciembre.

Al mismo tiempo, entre noviembre de 2018 y diciembre de 2019, el sueldo mínimo en Venezuela ha aumentado 8.233%. Sin embargo, esto no implica mejorías, ya que la inflación interanual entre estos dos periodos se ubica en 13.475,8%, según el último reporte de la Asamblea Nacional, lo que significa que todo aumento por debajo de esta línea porcentual queda pulverizado.

Por otro lado, el precio del pan de jamón también ha variado con creces —en bolívares— en comparación al año pasado. En 2018, este acompañante tenía un costo aproximado de bs 1.950, mientras que este año el precio valía entre bs 250.000 y bs 500.000. Sin embargo, al hacer la conversión de estos montos a dólares, el precio es similar. Unos $6 aproximadamente.

¿Cuanto cuesta realmente un pan de jamón?

El recorrido dejó ver también que el precio del pan de jamón varía mucho según el establecimiento donde se compre. En la zona de La Candelaria, al centro oeste de la capital, el precio oscila entre los bs 250.000 y los bs 300.000. No obstante, en otras panaderías del mismo sector pueden llegar a costar hasta bs 380.000.

Otros establecimientos que apuntan a un sector con mayores ingresos ofrecen el producto directamente en dólares y puede variar entre 10 y 15 dependiendo de la preparación del mismo. Algunos sitios ofrecen el pan de hojaldre relleno con queso crema y los contornos tradicionales —pasas, aceitunas, jamón planchado y tocineta—.

Sin embargo, el recorrido permitió comprobar que el costo promedio de un pan de jamón regular es de $6,5.

Cristopher Medina, de 50 años, trabaja en la panadería Palacio Deli de La Candelaria. El hombre explicó a El Interés como se prepara el pan de jamón en dicho establecimiento.

De acuerdo con el entrevistado, un pan de jamón en el establecimiento lleva aproximadamente 300 gramos de jamón planchado, ocho aceitunas y 20 pasas. En este local cada pieza cuesta bs 250.000.

En el este de la capital, El Interés visitó la panadería Villa Chacao, donde su encargado, José Ramos, de 58 años, explicó que la receta para el pan de jamón es un balance de peso. En teoría, cada pan debe pesar 1 kilo, de los cuales 400 gramos son de jamón planchado y los 600 gramos restantes se destinan a la masa, aceitunas, pasas y tocineta. En este establecimiento, el platillo clásico tiene un costo de bs 290.000.

Los establecimientos que ofrecen precios más elevados pueden responder a otras variantes. No obstante, un pan de jamón clásico oscila los $6, según se pudo comprobar en el recorrido.

Pan de jamón

¿Se vende?

La dolarización transaccional ha impactado directamente en el consumo, especialmente para el último trimestre del año. En consecuencia, hay más gente manejando dólares, lo que significa que hay más gente gastando que en años anteriores, según explica el economista Asdrubal Oliveros.

Pero los comerciantes entrevistados para este reportaje señalaron que este ha sido el peor año en cuanto a ventas. En Palacio Deli, por ejemplo, sacan apenas tres panes para vender durante el día y no siempre se venden. Por la caída de las ventas decidieron implementar la venta por encargo, pero aun así, son menos de 10 panes los que se han vendido en esta modalidad desde que inició la temporada navideña —mediados de noviembre—, según explicó Medina.

En Villa Chacao la historia es similar. Ramos señaló que hasta el año pasado iban empresas a pedir encargos de hasta 50 unidades mientras que ahora los pedidos no pasan de 10.

Pese a que muchos negocios de nicho reportan una mejoría en sus ventas con respecto al año pasado, esta no es una sensación generalizada. Actualmente, solo los establecimientos que apuntan a un público en específico son los que han podido reportar una leve recuperación.

Los negocios con un alcance menor siguen acusando bajas en las ventas. Esto porque sigue habiendo una parte de la población —50%, según Ecoanalítica— que aún tiene ingresos no dolarizados.