Elvira Pernalete: "No es cierto que existan 12 militares acusados"

"(...) Nos sentimos profundamente consternados al leer la actualización del informe de la ACNUDH", expresaron los padres del joven estudiante asesinado en 2017 además de señalar que la posición de la institución envía un mensaje claro de impunidad

Elvira Pernalete: "No es cierto que existan 12 militares acusados"

Padres de Juan Pablo Pernalete afirman que la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos beneficia al Ministerio Público (MP) en la última actualización de su informe, a pesar de existir distorsiones en los delitos imputados contra asesinos de su hijo.

El informe, que se publicó este jueves 1 de julio, indica: “El ACNUDH reconoce las medidas adoptadas por el Ministerio Público para investigar las violaciones de derechos humanos cometidas por las fuerzas de seguridad. Según el Ministerio Público, entre agosto de 2017 y abril de 2021, 716 agentes fueron acusados de graves violaciones de derechos humanos, y 153 fueron condenados. El 1 de mayo de 2021 se anunció que 12 miembros de la Guardia Nacional Bolivariana habían sido acusados por el homicidio de Juan Pablo Pernalete, quien habría resultado muerto por el impacto de una bombona de gas lacrimógeno durante una protesta en 2017”.

Lea también: Fiscal chavista Saab reconoce asesinato de opositores Pernalete y Albán

Así va el caso realmente

Ante lo escrito en el informe, Elvira Pernalete aclaró a través de su cuenta en Twitter que “no es cierto que existan 12 militares de la Guardia Nacional acusados”. La madre del joven opositor afirmó que a la fecha, estos funcionarios solamente están imputados y en libertad. Además recordó que ella y su esposo rechazan los delitos imputados porque “no reflejan la realidad ni la gravedad de lo ocurrido en 2017”.

Igualmente, informó que el 14 de junio de este año entregaron un documento al Ministerio Público para solicitar respuestas sobre el caso y no hubo ninguna acción.

“Consideramos que esta nueva actualización del informe de la ACNUDH refleja una versión que beneficia y lava la cara del MP y del gobierno ante la Alta Comisionada. Por último, consideramos que se envía un mensaje muy peligroso de impunidad”, resaltó en una serie de tuits.

Juan Pablo Pernalete Llovera era un estudiante venezolano que los efectivos de seguridad del Estado asesinaron el 26 de abril de 2017. El hecho ocurrió en Altamira, al este de Caracas, en medio de una oleada de protestas que se originaron por la crisis institucional que hasta hoy vive Venezuela.

La causa de su muerte, según estudios forenses, fue un shock cardiogénico por traumatismo cerrado de tórax que se originó por el impacto de una bomba lacromógena en su pecho.

Si bien sus padres no han parado de buscar justicia, el sistema judicial del país ha actuado de manera impune constantemente sobre el caso. No obstante, actores sociales y la ciudadanía no olvida su asesinato.