<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Funerarias de Nueva York usan más ataúdes de cartón por coronavirus

Las autoridades explican que el cartón es un material más asequible y que se quema con mayor rapidez, tras la incineración por separado de los cadáveres

Funerarias de Nueva York usan más ataúdes de cartón por coronavirus

Funerarias de los distritos de Nueva York más castigados por el coronavirus, como Queens, intensifican estos días la utilización de ataúdes de cartón para transportar los cuerpos destinados a las cremaciones, debido al alto número de fallecimientos a causa de la pandemia.

El cartón es un material más asequible y que se desecha y se quema con mayor rapidez, tras la incineración aparte de los cadáveres que contienen, según expertos.

Nueva York es la ciudad estadounidense más azotada por Covid-19. Más de 17.500 personas han muerto en la Gran Manzana, de las más de 56.000 que han fallecido en el país por el patógeno, según datos de la Universidad Johns Hopkins. Por eso, directores de funerarias y cementerios de la ciudad de Nueva York están luchando para atender la demanda de sepelios en el epicentro de la crisis de coronavirus de Estados Unidos.

Las muertes están llevando al límite los servicios que ofrecen las funerarias a las familias en duelo. Las agencias federales y locales llegaron a enviar hace dos semanas a Nueva York alrededor de 130 camiones refrigerados, para servir como morgues temporales a los hospitales en todo el estado. En ningún otro lugar es más evidente la tensión que en los crematorios de la ciudad de Nueva York, que atienden a una población de más de ocho millones de personas, pues se ven en la necesidad de tener que operar durante aproximadamente 10 horas al día.

Lea también: Tres muertos en un motín en una cárcel de Perú por miedo al coronavirus

All Souls Crematory, en el cementerio de San Miguel en Queens, programa ahora hasta 24 cremaciones por día, en comparación con unas ocho por día de hace solo tres semanas, según The Wall Street Journal. En el barrio de Elmhurst, también en Queens, las funerarias de Nueva York se ven abrumadas por un aumento masivo en el número de muertos como resultado del coronavirus. Es esto lo que ha hecho que, en muchas ocasiones, los crematorios hayan recurrido a ataúdes de cartón para poder atender todos los decesos.