<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Gerrit Cole y su contrato récord con los Yankees de Nueva York

Con 324 millones de dólares a repartirse entre los próximos 9 años, Cole será el lanzador mejor pagado en la historia del béisbol e incluso tendrá un mejor contrato anual que Mike Trout, quien pactó por 12 años y 426,5 millones de dólares con los Angelinos de Los Ángeles.

Gerrit Cole y su contrato récord con los Yankees de Nueva York

Yankees de Nueva York amarran al pez gordo del mercado de agentes libres: el pitcher de 29 años, Gerrit Cole.

Los neoyorquinos pactaron el martes por la noche con Cole por nueve años y 324 millones de dólares, dijo una persona cercana al acuerdo.

La fuente habló con The Associated Press a condición de anonimato, en vista de que el acuerdo no se ha anunciado oficialmente.

Los números de la llegada

El convenio establece marcas históricas para un pitcher en términos de dólares totales, superando el nuevo contrato de Stephen Strasburg con los Nacionales de Washington. El pitcher de los Nats firmó por 7 años y 24 millones de dólares tras quedar campeón en la última Serie Mundial.

El promedio anual del contrato de Cole, de 36 millones de dólares, constituye un récord para cualquier pelotero.

El jardinero Mike Trout, quien pactó por 12 años y 426,5 millones de dólares con los Angelinos de Los Ángeles, quedó por debajo de Cole.

El agente Scott Boras negoció los contratos de Cole y Strasburg.

Scott Boras consiguió el trato entre Yankees y Cole

El agente Scott Boras cierra los ojos para que una mujer lo maquille antes de una entrevista con la televisión en el marco de las reuniones invernales de las Grandes Ligas, el martes 10 de diciembre de 2019 (AP Foto/Gregory Bull)

Cole, derecho de 29 años, fue el lanzador más dominante durante buena parte de 2019. Ayudó a que los Astros de Houston quedaran a un juego de obtener un segundo cetro del Clásico de Otoño en tres temporadas.

«Obviamente, cuando hablas de un pelotero del nivel de Gerrit Cole, esto cambia el tipo de talento en muchas formas», recalcó Aaron Boone.

«Éste es un tipo que tiene hambre y motivación de verdad», dijo el manager de los Yankees, antes de que trascendiera el acuerdo.

Un proyecto ambicioso

Nueva York no gana la Serie Mundial desde 2009 y buscaba un as para encabezar una rotación que incluye al dominicano Luis Severino, Masahiro Tanaka, James Paxton y J.A. Happ. En el grupo figura también el quisqueyano Domingo Germán.

Germán podría ser suspendido al comienzo de la próxima temporada bajo las políticas de las Grandes Ligas contra la violencia doméstica.

El gerente general de los Yankees, Brian Cashman, ejecutó la transacción siguiendo el manual que aplicó tras la temporada de 2008.

En ese momento ofreció a CC Sabathia un trato por siete años y 161 millones de dólares. Su objetivo era que el lanzador encabezara la rotación y ejerciera su liderazgo en el clubhouse.

Cole complementará un grupo de jóvenes que incluye a Aaron Judge, al venezolano Gleyber Torres y al dominicano Gary Sánchez, en un momento en que los Yankees consideran que pueden competir constantemente por títulos.

El paso de Cole por Grandes Ligas

El lanzador fue reclutado originalmente por los Yankees en la primera ronda del draft, con la 28va selección general de 2008, cuando egresó de la secundaria.

Sin embargo, prefirió entonces asistir a la UCLA. Tres años después, Pittsburgh lo reclutó como la primera selección general.

Cedido en canje después de la temporada de 2017, transformó su carrera en dos campañas con los Astros.

En los Piratas, tuvo una foja de 59-42 y una efectividad de 3.50 a lo largo de cinco temporadas. Despuntó gracias al personal de los Astros, enfocado en el análisis avanzado de estadísticas.

Comenzó a utilizar con más frecuencia la recta de cuatro costuras y la curva. Dejó casi en el olvido su sinker de dos costuras y atacó la zona strike más a menudo.

En 2018, ostentó un récord de 15-5 y un promedio de 2.88 carreras limpias admitidas. En la temporada más reciente, su foja fue de 20-5 y su efectividad de 2.50, además de liderar las Grandes Ligas con 326 ponches.

Terminó segundo sólo detrás de su compañero Justin Verlander, en la votación para otorgar el premio Cy Young de la Liga Americana.

En mayo, tenía una marca de apenas 4-5, pero en sus siguientes 25 aperturas consiguió una foja impresionante de 19-0 antes de perder el primer juego de la Serie Mundial.

Ganó en cambio el quinto y estaba disponible para laborar en el séptimo, pero no fue utilizado.

La directiva está comprometida

Cashman visitó la semana pasada a Cole y a su esposa, acompañado por Boone, el nuevo coach de pitcheo Matt Blake y el asesor especial Andy Pettitte.

«Simplemente tratamos de cerciorarnos de instruir al pelotero y a su familia sobre la cultura y todo lo que tenemos», dio Cashman

Añadió que se percataba del riesgo de un contrato largo, motivado por la situación en el mercado de agentes libres.

Jacoby Ellsury, jardinero, se perdió las últimas dos campañas por lesiones y se anunció su baja este mes cuando le quedaba una campaña garantizada en su contrato. Ellsury firmó por siete años y 153 millones de dólares.

Cashman decidió recordar los acuerdos que funcionaron, como el de 189 millones que firmó Derek Jeter para jugar de 2001 a 2010. También mencionó el de 88,5 millones del lanzador Mike Mussina para colaborar de 2001 a 2006, y el jugoso contrato de Sabathia.

«Está claro que, mientras más largo es el contrato, más riesgo corres», indicó Cashman.

«Ha habido ejemplos en que hemos suscrito acuerdos de largo plazo y eso ha sido contraproducente y no rentable. Hemos hecho acuerdos de largo plazo en los que logramos beneficios», señaló.

Guaidó se mantendrá en el cargo hasta que haya elecciones libres en Venezuela

Juan Guiadó explica en entrevista con El Estímulo cómo ve el escenario político de Venezuela de cara a un proceso electoral considerado como fraudulento, dentro y fuera de Venezuela. La elección del 6D es convocada por Maduro para apoderarse definitivamente del poder legislativo, intentar legitimar su acosado gobierno y atraer inversiones privadas para enfrentar el colapso de la economía. Pero la crisis política se prolonga indefinidamente.