Italia supera los 6.000 fallecidos por coronavirus

Lombardía sigue siendo la región más afectada, con 3.776 decesos y 18.910 personas que siguen enfermas. Aunque se registró un leve descenso en el número de casos reportados, el consejero de Salud lombardo, Giulio Gallera, pidió "no cantar victoria"

El número de muertos en Italia con coronavirus alcanzó este lunes los 6.077, con un aumento de 602 en solo 24 horas, lo que representa el segundo día consecutivo en que decrecen los fallecimientos y los contagios, según datos de Protección Civil.

El número de personas actualmente enfermas se situó en 50.418, con un aumento de 3.780 casos positivos respecto de los registrados el domingo.

Se han producido hasta ahora 7.423 altas y el número total de casos de coronavirus desde que se detectó el brote hace un mes asciende a 63.927.

La cifra de fallecidos en toda Italia sigue decreciendo por segundo día consecutivo: entre el viernes y el sábado murieron 793 personas; entre el sábado y el domingo, 651 y entre ayer, domingo y hoy, lunes, 602.

Asimismo se reduce levemente el número de casos positivos actuales: el día 20 de marzo aumentaron en un 4.670 personas; el 21 de marzo subieron en 4.821; el 22 de marzo en 3.957 y hoy en 3.780.

El presidente del Instituto Superior de Sanidad, Silvio Brusaferro, pidió prudencia y prefirió no confirmar una tendencia a la baja, simplemente se limitó a «tomar nota» sobre estas cifras.

Continuar el confinamiento

«Esta semana es muy importante para estudiar los gráficos», indicó Brusaferro, quien insistió en la necesidad de que los italianos continúen confinados en casa para «evitar que dentro de 15 o 20 días emerjan nuevos casos de contagios».

«No quiero pronunciarme porque ahora estamos viendo los efectos de las medidas impulsadas hace dos semanas», sostuvo el técnico.

La región más afectada sigue siendo Lombardía, en el norte, donde han fallecido 3.776 personas y 18.910 siguen enfermas, de estas 8.461 en aislamiento domiciliar, 9.266 hospitalizados con síntomas y 1.183 en cuidados intensivos.

El consejero de Salud de Lombardía, Giulio Gallera, explicó que este lunes es el primer día en que se registra una baja en el número de ingresos: hoy se hospitalizó a 9.266 personas y ayer a 9.439. «Es el dato más bonito», celebró.

Las cifras en Lombardía parecen demostrar que la tendencia de contención también se vislumbra en esa región, pero Gallera advirtió de que «los datos son como siempre en claroscuro, aunque hoy sean más claros que oscuros», por lo que pidió «no cantar victoria».