Mariana Atencio, un rostro venezolano en noticieros del mundo

De niña daba indicios de lo que iba a ser de adulta. Le gustaba contar historias, era creativa, escribía y adoraba actuar. Luego de graduarse en Venezuela, ganó una beca para hacer un postgrado en la Universidad de periodismo de Columbia (Nueva York). Al salir de allí, comenzaría el camino, duro pero fructífero, que la ha hecho destacarse en la televisión estadounidense. Trabaja en Univisión y Fusion, y hace lo que más le apasiona: el periodismo de calle.

Mariana Atencio, un rostro venezolano en noticieros del mundo

 Mariana Atencio Cervoni acaba de inaugurar una columna llamada #vidadeperiodista en Univisión.com. Dice que el proyecto lleva ese nombre porque es un reflejo de sus vivencias haciendo periodismo de calle.

“Esta semana, logré ir con los cantantes Juanes y John Legend a un centro de detención de inmigrantes, pero no nos dejaron grabar y nos quitaron las cámaras. En la columna que se publicó esta semana, expliqué lo que vi allí y lo que no pude contar con cámaras”, relata.

– Una venezolana en Nueva York –

La joven caraqueña entró a la Universidad Católica Andrés Bello con la idea de estudiar periodismo. Lo hizo en un momento malo para los medios de comunicación. “Me acuerdo clarito que mi papá me aconsejó que no estudiara periodismo en el país”. Ella no miente, se asustó y estudió Comunicación Social pero con especialidad en publicidad y mercadeo. Incluso hizo pasantías en una agencia de publicidad. “La verdad es que fui una empleada miserable porque no estaba haciendo lo que me apasionaba y me fui de ese trabajo”, recordó.

En Venezuela se dio cuenta de que las oportunidades laborales iban a ser limitadas y que también lograr hacer el tipo de periodismo que ella quería iba a ser complicado. Justo en ese momento comenzó a aplicar para becas para postgrados en Estados Unidos. Se ganó una en la Universidad de Periodismo de Columbia con un ensayo sobre una carta abierta a Hugo Chávez, presidente de Venezuela en ese momento.

“Entré a Columbia, estaba estudiando con la creme de la creme del periodismo en Estados Unidos. Sin embargo, llegué al país en plena recesión económica, entonces conseguir un trabajo como inmigrante al graduarme no fue tarea fácil”. Siempre quiso hacer televisión pero se dio cuenta de que tenía que empezar en donde se le presentara la primera oportunidad.

“Conseguí un trabajo en un periódico, el diario La Prensa en español, uno de los medios hispanos con  mayor tiempo de existencia en Nueva York, más de 100 años. Ahí me di cuenta de que mi español era una herramienta. Mientras todos mis amigos que hablaban sólo inglés no tenían trabajo, con mi español tuve una ventaja muy importante”, comentó.

Permaneció en ese trabajo durante un año hasta que el lugar quebró. Se encontró nuevamente desempleada. “En ese tiempo de desempleo, en vez de ponerme a sufrir me compré mi propia cámara, grababa mis propias historias y aprendí a editar. Me di cuenta de que nadie iba a venir a ofrecerme un trabajo de ancla si yo no iba tras él”, dijo.

Finalmente consiguió entrar en una estación de servicio público que se llama Vme. Le fue bien. Hizo especiales como las elecciones de medio mandato de 2010 en EEUU, hasta que finalmente Univisión le tocó la puerta y se mudó a Miami.

– Sus comienzos en Univisión –

En trabajos de investigación asegura que tuvo grandes satisfacciones. Hizo un documental sobre la libertad de prensa en América Latina y viajó por la región.

“Entrevisté a Leopoldo López, a Henrique Capriles (Radonski). Ese era el momento de las primarias. Seguí a Capriles como candidato por Barinas para el noticiero nacional de Univisión cuando fueron las elecciones en las que ganó Chávez (2012). También estuve trabajando durante los comicios en los que Maduro tomó el mandato. Venezuela para mí es una pasión. Procuro irme a hacer allí uno o dos reportajes grandes al año”, afirmó.

periodista1

Cuando abren Fusion, un canal para millennials en inglés, comencé conduciendo un programa que se llamaba: The morning show con otros dos conductores. Tuve la oportunidad y el reto de bautizarme en inglés con un programa de dos horas en vivo.

Estuvo un año en ese programa, pero lo cancelaron porque, según comenta, “cumplió su ciclo”.

Decidió volver a la calle y conectar con la gente. Fue el año de las protestas en México por los 43 estudiantes desaparecidos, de las manifestaciones de los estudiantes en Venezuela, de la “revolución de los paraguas” hecha por jóvenes en Hong Kong, así como, las protestas en Ferguson por la muerte a manos de policías de jóvenes negros. “Comencé a sentir una pasión por comunicar esa frustración que sentían los jóvenes de mi edad alrededor del mundo”, acotó.

estudiantesAtencio

– La amistad con un gran periodista, Jorge Ramos –

Sobre su amistad con Jorge Ramos nos cuenta: “Ahora trabajo en su programa en inglés llamado America with Jorge Ramos para Fusion”.

Se emociona al hablar del comunicador y destaca que desde que empezó a trabajar en Univisión surgió una amistad, una complicidad y una camaradería especial con él.

ramos

“Yo lo considero un mentor y por otro lado, siento en él la necesidad de formar y educar a una generación de relevo. Es impresionante la confianza que le tienen los televidentes. La ha construido con décadas de presencia en la televisión”, comentó.

– Las experiencias periodísticas más impactantes –

Resteada con su labor, Mariana Atencio narra las dos experiencias periodísticas donde sintió más miedo por su vida. “La primera fue cuando estuve cubriendo la elección presidencial que se debatió entre Capriles y Maduro. Estaba en Fuerte Tiuna, primera vez que estaba allí en mi vida y -además- en una noche electoral. Estaba grabando el material y de repente varios militares me rodearon y me pidieron que por favor los acompañara a otra zona del lugar, se llevaron también a mi camarógrafo. Yo tenía un guardaespaldas en ese momento y no permitieron que viniera con nosotros. Nos estuvieron interrogando durante un largo rato, preguntándonos que si íbamos a vender las imágenes a Estados Unidos. Al final, por suerte, alguien vino y le dijo al general que nos interrogaba, que el resultado electoral estaba muy cercano y nos dejaron ir. El mayor miedo que uno siente es que te quiten el material que has grabado”.

Otra experiencia que la aterró fue en 2014 durante las protestas de Ferguson. “Cuando anunciaron la decisión de que al policía Darren Wilson. quien mató a Michael Brown un joven negro de 18 años, no lo iban a inculpar. Yo estoy parada transmitiendo en televisión en directo y escucho tiros y digo en vivo que los estoy escuchando. La gente empezó a agacharse. Comenzaron a lanzar gases lacrimógenos, yo no tenía  ni chaleco antibalas, ni máscara de gas, nada, pero seguí transmitiendo”.

ferguson

– Los primeros meses de casada –

Mariana se casó a finales del mes de octubre del año pasado con su novio de hace varios años José Antonio Torbay. Sobre la combinación entre el trabajo y estar casada asegura que “no es fácil combinar mi vida personal con mi vida profesional, pero creo que mi esposo entiende que mi trabajo, más que un trabajo, es un estilo de vida. Se ha vuelto como mi socio, en cuanto a mi crecimiento y a mi carrera. Como ama de casa soy fatal, yo más bien soy gerente de casa”, se ríe.

bodaAtencio

Crédito de foto: Vera Franceschi

Sobre su familia señaló que son “su columna vertebral”, pues le han transmitido mucha seguridad desde la infancia.

– Una nueva manera de cuidarse –

Siempre ha sido adicta al ejercicio pero ahora Mariana nos cuenta que está en una onda mucho más tranquila. “Esto va a sonar loco, pero justo en este momento, estoy más Fitness light. Me he obsesionado siempre con el ejercicio que está de moda. Pero ahora me doy cuenta que hay que volver a lo básico. Lo más sencillo es lo que mejor funciona por ejemplo, caminar rápido un par de veces a la semana. Creo en comer bien y llevar una vida activa sin llegar a los extremos. Le diría a la gente que es importantísimo dormir todo lo que puedan, que eso los hará estar menos irritables, hacer ejercicio moderado, comer casero y ser feliz”, aconseja.

– Su fortaleza –

Mariana y su familia han tenido unos años complicados. “Mi hermana ha tenido dos años muy, muy duros”. La joven fue atropellada por un carro mientras cruzaba la calle en Nueva York. Casi pierde la vida.

familiaAtencio

Crédito de foto: Vera Franceschi

“Mi hermana Graciela muchas veces, es quien nos da ánimos cuando ella fue la que sufrió un accidente. Tras el evento, me he cuestionado mucho sobre mi fe. Yo antes no era una persona muy creyente, pero ahora, veo que todo es parte del plan de Dios. Simplemente hay que tener fe”.

Con la voz entrecortada, dice que hay cosas sencillas que le han dado fuerza para mantenerse de pie. “(Hay que) vivir el día a día. A veces, uno se abruma demasiado pensando a largo plazo”.

Por otro lado, dice que también hay que aprender a vivir los duelos. “Hay que pasarlos para poder soltarlos. Reprimir sentimientos es lo peor que se puede hacer”.

“Luego del accidente de mi hermana me involucré muchísimo con la fundación Teletón. Hice historias en videos de parte de Fusion para participar en el evento benéfico (televisado). Creo que me he vuelto una reportera mucho más humana”.

Atencio está dispuesta a seguir demostrando fuera la verdadera cara de lo que ocurre en nuestro país: “Venezuela es una de mis prioridades”.

 

Esta entrevista fue publicada el 29/01/2016 y se vuelve a publicar hoy a propósito del Día del Periodista.

bus

La paz es el camino

El presidente Joe Biden invitó a cerca de 110 países a participar en una Cumbre por la Democracia, entre ellos los principales aliados de Estados Unidos. El evento virtual tendrá lugar el 9 y 10 de diciembre con el argumento de la defensa frente al autoritarismo, el combate a la corrupción y el respeto de los derechos humanos.

La segunda página de Hetty Green (“Papeles póstumos de un petroestado”)

Hetty Green, la “bruja de Wall Street”, como llegaron a llamarla los tabloides de la época, se contó entre los grandes practicantes del capitalismo financiero que jamás hayan vivido. Todos los historiadores económicos que se han ocupado del advenimiento de la llamada civilización petrolera señalan la antecesión del llamado “ciclo ballenero”, del que Green, "la mujer más rica de América", fue una notable protagonista.