<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Motín en cárcel de Venezuela deja al menos 46 muertos

Los presos del Centro Penitenciario de Los Llanos, en Guanare, Portuguesa, iniciaron un motín y rompieron las rejas de seguridad perimétrica en "un intento de fuga masiva", según un informe militar. Los reclusos protestaban por la falta de agua y comida en un lugar hecho para alojar 750 reos, pero que supera los 2.500, denuncia la ONG Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP). Esta noche el saldo es de 46 muertos y un número indeterminado de heridos

Motín en cárcel de Venezuela deja al menos 46 muertos

Primero se informó de al menos 17 muertos y nueve heridos este viernes como consecuencia de un motín en una cárcel para presos comunes en Venezuela, según AFP. En la noche ya se habla de 46 o más, de acuerdo a la agencia EFE.

En el Centro Penitenciario de Los Llanos, en la ciudad de Guanare (oeste), «se suscitó (una) alteración del orden público», cuando los reclusos rompieron «las rejas de seguridad perimétrica» en «un intento de fuga masiva», indicó un documento al que tuvo acceso AFP.

En la tarde el diario Últimas Noticias dio otra cifra: «Un total de 41 privados de libertad fallecidos y nueve heridos es el resultado de un intento de fuga suscitado la mañana de este viernes en el Centro Penitenciario de los Llanos (Cepella), ubicado en Guanare (Portuguesa)».

Y más detalles: «Pasadas las 4:00 p.m. conocimos por fuentes militares que además de los 41 fallecidos, hay nueve personas heridas, entre ellas la teniente Escarlet González Arenas, quien quedó lesionada en las entrepiernas por el impacto de cinco esquirlas de granada. Otro herido es el director del Cepella, Carlos Toro, con dos heridas punzo penetrantes en la espalda».

Pero en horas de la noche el saldo era de 46 muertos y un número indeterminado de heridos, muchos de ellos en «extrema gravedad», dijo una fuente del penal a EFE.

Personal del centro, resguardado por militares, trató de mediar con el «líder» del motín. Pero los presos arremetieron contra ellos, logrando «herir al director del penal en la espalda con un objeto punzo penetrante», señala el informe.

Una teniente también resultó lesionada por las esquirlas de una granada, de acuerdo con el parte.

Hacinamiento común

«El conflicto continúa», dijo a AFP Carolina Girón, del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP), una ONG defensora de los derechos de los reclusos.

Girón afirmó que el motivo del alzamiento es que «los presos están molestos porque no les permiten la visita y no tienen agua ni comida» en un penal con alto hacinamiento.

La capacidad del penal, según la activista, es de 750 reclusos, pero en la actualidad tiene unos 2.500 presos.

A raíz de la cuarentena declarada en marzo en Venezuela por la pandemia del nuevo coronavirus, las visitas familiares a reos fueron prohibidas por el Ministerio de Asuntos Penitenciarios. Los presos suelen recibir comida y medicinas de sus allegados.

El OVP documentó 97 muertes en prisiones en 2019, 70% por enfermedades como tuberculosis ante la falta de medicamentos y de atención médica.

Una Ventana a la Libertad, otra ONG defensora de los reclusos, registró el año pasado otros 192 fallecimientos en atestados calabozos policiales, por la falta de espacio en las prisiones.

El gobierno de Nicolás Maduro no ha reportado casos del nuevo coronavirus en cárceles de Venezuela.