Europa League: Manchester United masacra a la Roma y Arsenal queda vivo

El equipo inglés fue una aplanadora, con Bruno Fernandes y Edinson Cavani a la cabeza. Se impuso 6-2 y tiene un pie en la final. En la otra llave, Villarreal puso haber sentenciado, pero apenas se impuso por un gol (2-1), dejando abierta la eliminatoria

Europa League: Manchester United masacra a la Roma y Arsenal queda vivo

Un show de Bruno Fernandes y Edinson Cavani catapultó al Manchester United, que remontó a la Roma, goleó 6-2 y se puso con pie y medio en la final de la Europa League en Gdansk (Polonia).

Fernandes y Cavani, con doblete de goles y asistencias cada uno, y Pogba y Greenwood, con la guinda del quinto y el sexto gol, anularon a unos italianos que llegaron a liderar el marcador por 1-2 y soñaron con asaltar Old Trafford.

El United saltó a su campo como en los viejos tiempos, a dominar al Roma, con el recuerdo de aquella noche de Champions League en el que Cristiano Ronaldo y su banda les metieron siete, en una de las mayores goleadas de la historia de la competición.

Bajaba el United un escalón, a la Europa League, para rememorar el recuerdo del portugués con una de las mejores jugadas del equipo en toda la temporada. Arrancó Paul Pogba, se fue por potencia de tres jugadores, tocó para Cavani y este tiró una pared para que Bruno Fernandes, el luso que ahora reina en Mánchester, picara la pelota de forma sublime ante la llegada de Pau López.

Era el inicio soñado para el United, pero Pogba complicó la situación, con una mano que Del Cerro Grande señaló como penalti. No falló desde los once metros Pellegrini, aunque estuvo cerca de pararlo De Gea, y el Roma cogió un impulso que provocó que a la media hora se pusieran por delante.

Un desajuste defensivo dejó a Pellegrini solo sin marca dentro del área, se dio la vuelta y puso un pase de la muerte para que Edin Dzeko, ruidoso vecino hace unos años, empujara a placer.

La eliminatoria se ponía cuesta arriba para el United, mientras el Roma perdía tres jugadores por lesión en media hora. Veretout, Spinazzola y Pau López se marchaban lesionados, entraban Gonzalo Villar, Antonio Mirante y Bruno Peres.

El que afilaba cuchillos era Cavani, fallón antes del descanso al errar un mano a mano, pero preparado para convertirse en la estrella de la segunda mitad.

El uruguayo comenzó como una bala. Al contraataque, definió un pase de Fernandes para poner la pelota en la escuadra y el empate en el marcador. En un error de Mirante, que dejó la pelota muerta en un remate de Wan-Bissaka, hizo el 3-2. A falta de veinte minutos para el final, provocó un penalti en un derribo de Chris Smalling.

Lo transformó Fernandes, repartiendo los dobletes. Uno para el portugués y uno para el uruguayo.

Y para rematar la faena, Fernandes dio la asistencia del quinto para un cabezazo de Pogba, y Cavani, la del sexto, con un pase en profundidad para Greenwood, que dejó prácticamente muerta la eliminatoria.

Les quedará la vuelta dentro de una semana para romper la racha de cuatro semifinales perdidas de manera consecutiva y para vengar la eliminación en esta misma ronda el año pasado.

Mira el resumen:

Arsenal queda vivo

El Villarreal desperdició una oportunidad para viajar con un marcador holgado a Londres y aunque ganó por 2-1 el encuentro ante el Arsenal, dejó vivo a un rival que manejo bien el balón en algunas fases del choque, pero que solo hizo una ocasión de gol en todo el encuentro.

La primera mitad fue dominada por el equipo local y se resolvió con un 2-0 y aunque en la segunda parte el equipo no brilló, la expulsión de Dani Ceballos a media hora del final, no premió al conjunto que jugaba con once y el Arsenal, con un gol de penalti y tras la expulsión de Capoue, se marchó de La Cerámica con un 2-1 esperanzador.

El partido se abrió en la primera llegada del Villarreal a portería de Leno con un disparo cruzado de Manu Trigueros a pase de Chukwueze, que dio paso a una fase de un cierto dominio territorial del Arsenal, aunque el equipo inglés no se mostraba profundo en sus ataques.

Poco a poco, el Villarreal niveló las fuerzas y el juego durante la media hora inicial del choque, gracias a su capacidad para sacar el balón y para neutralizar los ataques del rival, tímidos en su mayoría, pero que en cualquier momento podían equilibrar el choque.

A la media hora de juego, un córner sacado por Parejo fue prolongado por Gerard y Albiol, solo en el segundo palo, amplió la ventaja con un segundo gol que marcada unas diferencias en ele marcador sustanciales para el equipo de casa.

A partir de entonces, el Villarreal se mostró más confiado y el equipo londinense atravesó una fase de dudas, lo que no impidió que Pepé fuera derribado en el área local. Aunque el árbitro pitó penalti, el VAR mostró que se había llevado el balón con la mano y se señalizó esta falta. De ahí al descanso, hubo más presencia ofensiva de los locales que de los visitantes.

El Villarreal se armó en el centro del campo tras la entrada de Coquelin por Alcácer tras el descanso, lo que no impidió que en los minutos iniciales de la reanudación se jugara cerca de la meta de Rulli, aunque sin que el meta argentino viviera situaciones de apuro a pesar que su equipo estaba demasiado metido en su campo.

Cuando mejor se mostraba el Arsenal, una falta de Ceballos sobre Parejo supuso la expulsión del jugador español del equipo inglés, lo que dio paso a una media hora final en la que la ventaja en el marcador y la superioridad numérica ponían el partido muy de cara para los hombres de Unai Emery.

La expulsión permitió que el Villarreal recuperara el balón que había perdido desde el descanso y propició un nuevo escenario. El Villarreal tenía la posibilidad de ampliar su ventaja y convertir el marcador en goleada, mientras que el Arsenal no podía renunciar a meterse en la eliminatoria con un gol a domicilio.

En el ecuador de la segunda parte, el Villarreal no había conseguido hacerse con el partido y, además, un penalti señalado a Trigueros sobre Saka, transformado por Pepé, dio vida a un Arsenal que hasta entonces había sido incapaz de crear peligro ante la meta del equipo local, pero se había mostrado muy capaz de mantener el balón.

Poco después el encuentro se niveló con la expulsión de Capoue y entró en los diez minutos finales con las fuerzas parejas en un tramo final nivelado a pesar de la ventaja que había tenido el conjunto local hasta el descanso. Al final, el Arsenal se marchó más contento que los locales de La Cerámica.

Mira el resumen: