Stéphane Rolland y su alta costura Otoño 2021

El trabajo de la artista Béatrice Serre inspiró la nueva colección de este diseñador, que presentó unos bordados majestuosos sobre grandes volúmenes. Titina Penzini lo visitó en su atelier para conversar sobre la propuesta

Stéphane Rolland y su alta costura Otoño 2021

Uno de mis diseñadores favoritos es Stéphane Rolland. Siempre está en la búsqueda de la fusión perfecta entre arte y moda. Sus creaciones de volúmenes XL han cautivado a princesas y grandes estrellas como Celine Dion o se han visto en series como Emily in Paris, en la que su vestido blanco fungió de protagonista.

Para continuar celebrando nuestro mes de julio dedicado a la alta costura, tuve la oportunidad de entrevistar a este gran creador en su estudio de París, donde personalmente me mostró cada silueta de su última propuesta y me dio los detalles de su colección.

Una de sus principales inspiraciones fue el trabajo de la artista francesa Béatrice Serre, muy conocida en el mundo de la arquitectura y la decoración.  Cuando vio sus trabajos realizados en mosaicos, lo impresionaron y emocionaron por sus diseños orgánicos.

Lea también: Especial Alta Costura Otoño/Invierno 2021

Beatrice se inspira en el cosmos utilizando piedras talladas como el mármol con una feminidad impresionante y mucho detalle en cada uno de sus elementos. Cuando Rolland vio sus obras, inmediatamente se preguntó cómo podría utilizarlas o transportarlas a sus creaciones de alta costura.

Junto a su bordadora hizo algunas pruebas, e inició la búsqueda de piedras. Así comenzaron a crear los motivos tomando en cuenta el peso de cada elemento para que el traje no sea muy pesado. Una vez solucionado el tema del peso y el bordado, que fue bastante largo, se comenzaron a trabajar los volúmenes de cada silueta que, en esta ocasión, son totalmente diferentes a las propuestas anteriores. Es decir, son amplios, generosos y confortables.

 

Esta temporada la colección se divulgó mediante un film ya que no se siente cómodo aún con los desfiles presenciales. Le parecen muy peligrosos. La película se rodó en el país vasco donde el pasa la mayoría de su tiempo, una región extremadamente auténtica con una luz muy particular y ese paisaje con tanta fuerza y su fondo fueron las rocas y las piedras evocando algo de las piedras talladas en los bordados.

Como siempre, la protagonista del film fue su musa eterna y gran amiga Nieves Álvarez, la gran top model española que parece una escultura viviente de proporciones perfectas. Siempre han colaborado juntos para comunicar la feminidad y el refinamiento de cada una de las colecciones de Stéphane.

“No me puedo imaginar una colección si no está Nieves” comenta el diseñador.

“Me encanta trabajar con los opuestos, las rupturas y los volúmenes combinando elementos antagónicos como, por ejemplo, combinar una falda inspirada en el siglo XIX con un top pop art que dan como resultado un look fantástico”, agrega.

Su intención es dar el poder a la mujer. La encarnación estética la hace a través de Nieves, pero el objetivo principal es embellecer y empoderar a la mujer que, cuando lleva una creación de Stéphane Rolland, es como si llevara puesta una obra de arte. Nunca va a pasar desapercibida.

Muchas artistas, divas y princesas recurren a sus servicios para ocasiones de gran importancia. El se sorprende por la diversidad entre sus clientas y sus diferentes personalidades como Sharon Stone o Beyoncé, tan distintas entre sí, pero que coinciden en su gusto por llevar un Stéphane Rolland quien es, definitivamente, un gran artista más que un couturier.

Pueden seguirlo a través de @stephanerolland