<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Tarek William Saab: cuatro militares fueron imputados por homicidio

Un capitán y tres sargentos de la militar Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fueron imputados por "homicidio calificado en grado de complicidad correspectiva", según la Fiscalía

Tarek William Saab: cuatro militares fueron imputados por homicidio

Seis personas, incluidos cuatro militares, fueron imputadas por «homicidio» y otros delitos relacionados con la muerte de un hombre en una protesta por falta de gasolina en el este de Venezuela, donde otro resultó herido, informó el fiscal Tarek William Saab este martes 28 de julio.

Un capitán y tres sargentos de la militar Guardia Nacional Bolivariana (GNB) fueron imputados por «homicidio calificado (…) en grado de complicidad correspectiva, agavillamiento (asociación criminal), uso indebido de arma de fuego orgánica, omisión de socorro en perjuicio» de Carlos Chaparro, fallecido el sábado, anunció el fiscal general, en Twitter.

Chaparro, de 47 años, murió «durante una protesta en contra de irregularidades con la venta de gasolina» en Aragua de Barcelona, una población de unos 39.000 habitantes, en el estado Anzoátegui, tuiteó la ONG de derechos humanos Observatorio Venezolano de Conflictividad Social (OVCS).

El OVCS difundió un video en el que se observa a un grupo de personas junto a efectivos de la GNB en una plaza, donde se escucha una ráfaga de detonaciones y, posteriormente, se ve a un un hombre tirado en el suelo cargado entre varios hasta una camioneta.

Los cuatro uniformados señalados por Saab también fueron imputados por «homicidio calificado en grado de frustración por heridas con arma de fuego» a Cristóbal Ruiz, quien resultó lesionado durante los «violentos hechos», continuó el fiscal.

En tanto, apuntó Saab, otros dos civiles fueron presentados ante los tribunales por ser «cómplices necesarios en el delito de homicidio calificado y omisión de socorro».

Se trata del segundo fallecido en protestas por la falta de combustible ocurridas este mes en Venezuela, afectada por el colapso de los servicios públicos y un crónico desabastecimiento de gasolina.

El 17 de julio, un joven de 18 años murió por herida de bala en una isla del estado Zulia (oeste, fronterizo con Colombia) en reclamo por la escasez de combustible.