Usar esteroides anabólicos impulsa la esquizofrenia y daña el corazón

Estas sustancias generan muchos otros problemas irreversibles como ruptura de músculos, hipertensión, trastornos menstruales, engrosamiento de la voz femenina, desarrollo de mamas en los hombres, alteraciones mentales, caída del cabello, manchas en la piel, acné y deterioro genético. Y esos son solo algunos de los perjuicios

Usar esteroides anabólicos impulsa la esquizofrenia y daña el corazón

El uso de esteroides anabólicos para desarrollar más músculos o elevar el rendimiento atlético conlleva un alto riesgo para la salud, con daños graves y muchas veces irreversibles. Esquizofrenia, arritmias, anormalidades menstruales, caída del cabello, hipertensión, manchas imborrables en la piel y alteraciones genéticas son apenas algunos de los perjuicios.

Esas sustancias artificiales fueron creadas para tratar enfermedades puntuales y en pocas cantidades. Sin escrúpulos, algunos entrenadores y atletas las utilizan en dosis más altas de las recomendadas y sí, desarrollan músculos, pero también patologías que pueden hacerse crónicas.

El decanoato de nandrolona es el esteroide anabólico más usado. En medicina se utiliza para tratar quemaduras graves, insuficiencia renal crónica, algunos tipos de cáncer y HIV, y para las enfermedades que tienden a desgastar los tejidos, según explica María Gabriela Mena, endocrinóloga e internista venezolana.

La especialista enumeró otros daños de los esteroides anabólicos: dolores de cabeza, picazón, retención de líquidos, acidez, diarrea, dolor abdominal, ruptura de músculos y de tendones, daño al hígado, convulsiones, edema cerebral, debilitamiento del sistema inmunológico, apnea del sueño, daño vascular, alteraciones de la coagulación, engrosamiento del músculo cardíaco, y hasta muerte súbita.

Daños al cuerpo y la mente

A las mujeres las masculiniza, debido a que los esteroides son sustancias artificiales pero creadas a partir de la testosterona, la hormona masculina.

“Entre los efectos endocrinos que afectan a las mujeres están que la voz se hace más grave, les cambia la estructura facial y se les cae el cabello», dijo la endocrinóloga del Grupo Médico Santa Paula.

Los hombres también sufren: les crecen las mamas, se les altera el colesterol, genera impotencia e infertilidad.

Por si fuera poco, Mena agregó que estas sustancias también afectan la salud mental. Incrementan la agresividad, alteran el estado de ánimo y del sueño, la ansiedad y los ataques esquizoides.

«Tuve una paciente que entrenaba para una competencia de alto rendimiento. Le inyectaron esteroides, sufrió una crisis y se volvió esquizofrénica. El daño fue irreversible», acotó la médico.

Huir de los malos entrenadores

Entrenadores sin formación médica y también con poco criterio son los primeros que recetan esteroides. Aseguran que no hacen daño, o dicen que las dosis son muy pequeñas, pero son explicaciones sin sustento real. Hay que huir de ellos.

Sin embargo, otros entrenadores sí son conscientes de los peligros de los esteroides anabólicos. Una de ellas es Cemir Palacios, entrenadora personal, quien los califica como un «serio peligro» para quienes entrenan en gimnasios «buscando mejorar su rendimiento y aspecto».

“Debido a todos los graves efectos secundarios que tienen, los esteroides anabolizantes están totalmente prohibidos en los Juegos Olímpicos y competencias nacionales e internacionales. Antes de estos eventos se realizan pruebas y se descalifica a los atletas involucrados”, manifestó la entrenadora del Gold’s Gym del Centro San Ignacio. Aseguró que en esta cadena de gimnasios están prohibidos y que «educan a los miembros y nuevos ingresos para que estén conscientes de los riesgos».

 

Venezuela es un país de riesgos altos y poca gente asegurada

El sector seguros en Venezuela sufre los mismos males que el país: se ha reducido en tamaño, empleos y clientes monto global de las pólizas. Ahora, la pandemia de covid le hace perder unos $150 millones este año. Las empresas afinan estrategias para captar parte de ese 90% de los venezolanos que no tiene ninguna cobertura.

Más de 30 niños pacientes del JM de los Ríos murieron esperando por trasplantes

Esto ocurrió entre enero y agosto de este año y solo es la cuenta de dos de los servicios de atención del hospital, de modo que la cifra global es mayor. Katherine Martínez, presidenta la de ONG Prepara Familia, dice que el JM de los Ríos es el reflejo de todos los hospitales del país. Urgen medidas gubernamentales. Martínez relata el drama, el callejón oscuro, que transitan estos niños

Medicamentos genéricos disminuyen los gastos de la salud pública

Los medicamentos originales, genéricos o genéricos de marca tienen el mismo principio activo. La diferencia se encuentra en que los genéricos se comercializan cuando la patente del medicamento original es liberada. La Asociación Española de Medicamentos Genéricos indica que la penetración de los medicamentos genéricos en Europa ya cuenta con el 65%