Venezuela

Correo del Caroní rechaza negociación con Gobierno y pasa a ser semanario

El diario Correo del Caroní pasará a ser semanario a partir del 7 de agosto. El 31 de julio sale el último periódico. Desde ese día publicarán una difusión en físico de lunes a viernes, mientras que informarán sin pausa en su página web correodelcaroni.com. 

Publicidad
Fotografía: Clavel Rangel

Hasta la primera semana de septiembre de 2014, la circulación del periódico fue de más de 14 mil ediciones, mencionó el periodista Marcos David Valverde en la nota que reseñó el cambio. A principios del año pasado se disminuyó de tres a dos cuerpos y  luego quedó en uno solo.

La crisis del papel trajo como consecuencia el paso de diario a semanario. Correo del Caroní se negó a comprar papel a la corporación del Gobierno Complejo Editorial Alfredo Maneiro:

«Una alternativa simple pudo ser: comprarle papel a la Corporación Maneiro y prolongar la circulación de Correo del Caroní hasta que el capricho estadal lo permitiese».

Lo calificaron en el texto como «capricho estadal» porque  desde la creación de ese complejo, el gobierno logró monopolizar la distribución del papel periódico «como castigo a los medios impresos independientes y críticos al gobierno», escribió Valverde.

El director del periódico, David Natera, justificó la decisión de no llegar a un pacto con el gobierno:

«No vamos a convalidar la creación de un monopolio aquí. Esto atenta en contra de la libertad de expresión. Si les solicitamos papel, entramos en aquiescencia con el gobierno».  

Natera aclaró que la resolución de no negociar la tomaron «entre todos»: «Eso es algo que analizamos juntos porque compartimos principios».

La reportera del ahora semanario, Clavel Rangel, afirmó que esta medida se esperaba desde hace un año: «Ya sabíamos que no íbamos a negociar [con el Complejo Editorial Alfredo Maneiro]».  Asimismo, opinó que ahora pueden concentrar esfuerzos en el sitio web y en los retos que trae consigo migrar a ese tipo de plataforma, como la inmediatez.

Correo del Caroní invirtió en acondicionamientos tecnológicos para aligerar los procesos de impresión y garantizar la distribución del diario. Sin embargo, «las condiciones económicas, sufridas por demás por todos en el país, y los rigores burocráticos cambiarios imponen esta alternativa para los lectores», reseñó el texto publicado hoy en el sitio web del medio. Por otro lado, Natera aseguró que esto «es un estímulo para seguir adelante y para mejorar nuestros medios de comunicación como la página web».

Por otro lado, este cambio traerá repercusiones para los trabajadores de la rotativa porque ya no tendrán que trabajar todos los días. «Me imagino que habrá reducción de personal o negociaciones», conjeturó la reportera:

«Seguro habrán sacrificios porque esta situación no va a cambiar pronto».

Dificultades para circular

Un reporte del  Instituto Prensa y Sociedad Venezuela (IPYS) señaló que el Correo del Caroní ha sido acusado por las autoridades de ser responsable de la guerra mediática en Venezuela y que ahora no cuenta con publicidad oficial. El mismo texto afirma que Tal Cual y Correo del Caroní «son los medios con mayor dificultad para circular». Ambos pasaron a ser semanarios en lugar de diarios este año.

Los dos semanarios también denunciaron que en sus páginas está prohibida la publicidad oficial por órdenes del gobierno.

Entre agosto de 2013 y julio de 2015, 34 medios han reportado tener una crisis del papel periódico al IPYS. El organismo asegura que es un subregistro porque una parte de los medios impresos no se ha atrevido a llevar a cabo la denuncia. En ese mismo período tres periódicos dejaron de circular: El Diario Antorcha de Anzoátegui, Primera Hora de Caracas y Revista Eme, que pasó a ser un sitio web.

La periodista del medio guayanés, Clavel Rangel, publicó un video en Instagram de una de las últimas impresiones de la rotativa:

Tabla de asignación de publicidad oficial:

tablaipys

Publicidad
Publicidad