#WhereIsPengShuai, la campaña para encontrar a una tenista china

Peng Shuai, antigua número uno del mundo en dobles, no ha sido vista desde hace dos semanas coincidiendo con la denuncia de agresión sexual que formuló contra el ex viceprimer ministro Zhang Gaoli. Atletas, directivos y Amnistía Internacional se han manifestado públicamente. Se pide una fe de vida

#WhereIsPengShuai, la campaña para encontrar a una tenista china

¿Dónde está Peng Shuai? Esa es la pregunta que ha tomado vuelo en las redes sociales y una de las ultimas personalidades en sumarse a la campaña, es la ex número uno del mundo, Serena Williams. La ganadora de 23 títulos de Grand Slam, compartió la etiqueta #WhereIsPengShuai con el que la comunidad del tenis, incluido el circuito femenino WTA, está expresando su preocupación.

«Estoy desolada y conmocionada al conocer la noticia de mi compañera Peng Shuai. Espero que esté a salvo y que la encuentren lo antes posible», escribió Williams en su cuenta de Twitter. «Esto debe ser investigado y no debemos permanecer en silencio», demandó la ex número uno del tenis mundial. «Enviando amor a ella y a su familia durante este momento increíblemente difícil».

El 16 de noviembre también se manifestó la tenista japonesa Naomi Osaka. «La censura no es nunca aceptable venga de donde venga. Espero que Peng Shuai y su familia estén bien y en buena salud», publicó en Twitter la jugadora japonesa, junto a una fotografía de la desaparecida.

«Estoy conmocionada por la situación actual y le envío amor y luz en su camino», añadió la doble campeona del US Open (2018, 2020) y del Abierto de Australia (2019, 2021), retirada del circuito para «tomarme una pausa durante un tiempo» en una temporada perturbada por problemas de ansiedad y «varios episodios depresivos».

El 15 de noviembre, el número uno del mundo, Novak Djokovic, en una rueda de prensa, señaló: «No tengo mucha información sobre el tema, me enteré hace una semana y la verdad es que es chocante que haya desaparecido. No hay mucho más que decir. Ojalá la encuentren, que esté bien. Es terrible, puedo imaginar cómo se debe sentir su familia».

Las estadounidenses Jessica Pegula (número 18 del ranking de la WTA) y Jennifer Brady (25º) expresaron también públicamente su preocupación por el estado de Shuai,

La tenista china, antigua número uno del mundo en dobles, no ha sido vista desde hace dos semanas coincidiendo con la denuncia de agresión sexual que formuló contra el ex viceprimer ministro Zhang Gaoli.

Antigua campeona de Wimbledon y de Roland Garros en dobles, Peng dijo en la plataforma Weibo, el equivalente chino de Twitter, a principios de mes que Gaoli, uno de los hombres más poderosos de China entre 2013 y 2018, la había «forzado» a practicar sexo y a mantener un romance durante años.

La denuncia rápidamente desapareció de las redes sociales chinas y, desde entonces, la tenista de 35 años no ha sido vista, alimentando temores sobre su situación.

Habla la WTA

El director ejecutivo de la WTA, el circuito de tenis femenino, dijo este 18 de noviembre que estaba preocupado por la seguridad de Shuai y dudó de la veracidad del correo electrónico publicado en medios chinos en el cual la deportista desmiente haber sufrido violencia sexual.

La explicaciones del supuesto correo electrónico «no hacen más que aumentar mi preocupación en cuanto a su seguridad y su localización», declaró en un comunicado Steve Simon, director ejecutivo de la Asociación Femenina de Tenis (WTA, por sus siglas en inglés).

«Cuesta creer que Peng Shuai haya escrito realmente el correo», afirmó Simon.

William Nee, abogado del grupo Defensores de Derechos Humanos Chinos, dijo que el comunicado «no debe tomarse al pie de la letra».

«El gobierno chino tiene un largo historial de detener gente arbitrariamente implicada en casos controvertidos, controlando su capacidad de hablar libremente y haciendo que emitan forzosamente comunicados», indicó.

Mareike Ohlberg, del German Marshall Fund, dijo en Twitter que estos mensajes no «buscan convencer a la gente, pero intimidar y enseñar el poder del Estado».

El caso de Pengsigue censurado en el internet de China.

El 2 de noviembre, la tenista escribió en sus redes sociales la acusación contra Zhang, uno de los hombres más poderosos de China entre 2013 y 2018, pero la publicación desapareció rápidamente.

Al ser preguntados, los portavoces del ministerio chino de Relaciones Exteriores afirmaron que no tenían conocimiento del caso y declinaron hacer comentarios, alegando que no se trata de un asunto diplomático.

Por su parte, el Comité Olímpico Internacional, con el que contactó la AFP, también rechazó hacer comentarios. «La experiencia muestra que una diplomacia discreta es lo que ofrece más posibilidades de encontrar una solución a cuestiones de esta naturaleza», indicó un portavoz.

Amnistía Internacional (AI) ha pedido públicamente al gobierno chino que demuestre que la jugadora de este país Peng Shuai, desaparecida tras efectuar unas denuncias de violencia sexual contra un exalto cargo político chino, se encuentra a salvo y que, además, se investiguen los hechos.

“El gobierno chino ha silenciado sistemáticamente el movimiento #MeToo en el país. Habida cuenta de que además tiene un enfoque de tolerancia cero respecto a las críticas, resulta sumamente inquietante que Peng Shuai parezca estar en paradero desconocido tras haber acusado a un exalto cargo del gobierno de agresión sexual”, indica Doriane Lau, investigadora de Amnistía Internacional sobre China.

“Aunque actualmente resulta difícil especular sobre los motivos tras la aparente desaparición de Peng Shuai, lo que está claro es que las autoridades chinas deben investigar adecuadamente sus denuncias de violencia sexual a manos de un alto cargo político» añade Lau en un comunicado.

La representante de Amnistía Internacional subraya que “en el caso de Peng Shuai pone de manifiesto el trato al que se enfrentan las mujeres que sobreviven al abuso sexual en China, unas mujeres cuyas denuncias son sistemáticamente ignoradas y que a menudo son atacadas por alzar la voz.”

Con información de EFE y AFP

Ómicron se extiende rápidamente por Europa y Asia

La nueva variante de coronavirus se ha detectado en países como Japón, España, Holanda, Reino Unido, Australia, Suiza, Austria y República Checa. En Portugal, 13 futbolistas de un mismo equipo están contagiados. Sin embargo, aún no ha causado muertes ni se han conocido complicaciones graves en pacientes vacunados