Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

El venezolano Fidel Barrios ganó como mejor bartender del año

fidel barrios bartender
18/03/2019
|
FOTO DE PORTADA: CORTESIA DE GUSTAVO CASTELLANOS / @SIPARUM

Fidel Barrios se convirtió en el primer venezolano en ser seleccionado como mejor bartender por el Congreso internacional de Ron de Madrid.

Fidel Barrios, oriundo de Caracas, ha sido galardonado como el mejor bartender del 2018 del Congreso internacional de Ron de Madrid, uno de los mayores honores en el mundo de la coctelería.

 

WhatsApp Image 2019-03-18 at 1.30.16 PM

El Congreso Internacional de Ron de Madrid, anualmente nomina un listado de bartenders de talla mundial, de los que saldrá electo un ganador.  El 50% de los votos es por votación online que se realiza durante 6 meses a través de la plataforma de Facebook  y el otro 50% es por elección del jurado, compuesto por ganadores de años anteriores.

Los nominados de 2018 fueron:

-Fidel Barrios,Venezuela, director del Congreso Internacional de Destilados.
-Giovana López Muñoz, Perú, formadora del Instituto Gastronómico Dgallia.
-Hector Bernal, Colombia, brand ambassador Ron de Caldas y sommelier.
-Joel Vázquez Rivero, Puerto Rico,brand ambassador de Real y creador del programa de bar de La Casita de Rones.
-Richard Albano, México, brand ambassador de Ron Flor de Caña Latinoamérica.
-Pedro Martínez, España, head bartender del Blue Bird Paris y brand ambassador de Angostura Francia.

En ediciones anteriores, otros venezolanos habían sido nominados, muchos de ellos con exitosas carreras en el exterior.  Pero es primera vez que se nomina y gana un venezolano que además ejerce en su país natal.

 


Ver esta publicación en Instagram

Una publicación compartida de Fidel Enrique Barrios González (@caballerodelacocteleria) el

Mucho de los nominados representan países con un extensa cultura ronera, sobre este hecho, Fidel comenta para Bienmesabe que “no es cuestión de competir”. “Se trata simplemente de resaltar las bondades que cada industria ofrece con todos sus matices y aportes que pueden dar al gusto de los consumidores. Y en ese aspectos, nosotros nos sentimos bendecidos por una tierra favorecida por la naturaleza en principio”, declaró. Esta particular perspectiva sobre como abordar el oficio fue aprendida por Fidel en su anterior trabajo como marino mercante y oficial de navegación. La filosofía en altamar,  lo llevó a comprender que los países guardan estrecha relación cultural, histórica, gastronómica, religiosa con sus bebidas. “Al llegar a cada país en mis viajes podía vislumbrar como por ejemplo, en Brasil era la cachaca la que dominaba las festividades. Viajamos a España y la ginebra hacía furor. Si nos tocaba ir a Alemania, la cerveza nos inundaba los sentidos. En Francia el vino, al igual que en Argentina. Si vas a Perú, notas como todas las cartas sirven pisco. Si navegaba a Colombia, era aguardiente anisado. Así es como todo esto me colmo de interés en ir mas allá de la bebida. Me interesó la bebida para analizarla, comprenderla y respetarla”.

Esto sería lo que diera pie a Fidel a realizar tragos de su autoría que enaltecieran a Venezuela como “Orquídea”, con ron blanco infusionado con jengibre y clavos, licor de ponsigué, licor de naranja, jugo de limón y amargo de angostura.

El cóctel “Sombras”, con Ponche Crema, café espresso, ron añejo, una pizca de semilla de cardamomo, una pizca de nuez moscada y una pizca de semilla de ají picante, es otro de su amplio repertorio creativo.

Para Fidel, nuestro territorio se encuentra privilegiado debido a las extensiones de tierras cultivables de caña de azúcar, con una genética de plantas que se han adaptado muy bien y han podido entregar lo mejor de sus azucares a la producción de melaza, que consecuentemente se convertirá en Ron. “Es curioso, porque la caña de azúcar tuvo sus orígenes en tierras muy distantes de las nuestras, en Asia, pero traídas en los viajes colonizadores, aquí hemos abrazado con amor una profesión que nos hace sentir orgullosos porque es una manera de tener una carta de presentación de las cosas buenas que aquí hacemos. Los hombres y mujeres detrás de su producción, hallan refugio en su trabajo por un producto digno de exportación”.

Sin embargo, para Fidel, ser bartender va mucho más allá de tener un producto originalmente de calidad y de solo preparar tragos detrás de una barra.

“El acercamiento a la coctelería es enaltecer lo que hacemos en Venezuela. No solo su tierra. Mas allá de eso de su gente. Es poder enaltecer los maestros roneros, los toneleros, los transportistas, los cocineros que están detrás del fogón, los fotógrafos y periodistas gastronómicos, los inversionistas, los bartenders y mesoneros, los baristas y todos aquellos que creemos que en Venezuela si es posible hacer cosas de muy alta calidad. Ser bartender es reencontrar nuestras fortalezas y sacarlas adelante”.

En el detalle está la diferencia

 

Más allá de proveer lo que los comensales pidan, de acuerdo a Fidel, el oficio de bartender está ligado estrechamente a valores como la honestidad y el respeto de manera que se pueda proveer un servicio de excelsa calidad. “Un bartender debe ser capaz de proporcionar una experiencia maravillosa a través de sus cócteles. Debe saber sonreír, ser amable y paciente. Muchos no han desarrollado esta virtud y por ello vemos tan buenos lugares, muy equipados y bonitos, pero no vemos bartender enamorados de lo que hacen. Ser bartender se convierte en un estilo de vida”, añade Fidel.

Se trata de una responsabilidad social, un compromiso. Se debe saber manipular herramientas y conocer técnicas así como recetas que solo pueden ser logradas después de mucho ensayo y error. Sin embargo, esta es la parte fácil del oficio de bartender profesional.

“Si realmente quieres ser bueno en eso que ya conoces, entonces debes leer, estudiar, participar en actividades de la industria, talleres de actualización, completar tus estudios con otras artes, practicar, innovar, y sobre todo. Sonreír”.

Una sonrisa como ingrediente secreto

 

La sonrisa es ingrediente principal de todas las preparaciones de Fidel. Él agrega que detrás de la sonrisa, hay una actitud positiva, hay un halo de perfeccionismo, de equilibrio. “Allí va expresado en forma líquida mis mejores deseos, por que la persona disfrute lo que preparo. La delicada sensación que un sorbo es un abrazo”, concluye Fidel.

En el futuro cercano, Fidel plantea diversas actividades entre las que se encuentra publicar un libro llamado “El Caballero de La Coctelería” que recoge anécdotas, consejos, tips, recetas e historias del oficio, así como seguir adiestrando con distintos cursos y talleres en las distintas escuelas del país.

Fidel también está encargado de la organización de la V edición del Congreso Internacional de Destilados y otras bebidas, en la ciudad de Caracas en el 2019.

A pesar del honor con el que fue galardonado, Fidel se describe a sí mismo como una persona persona común y corriente. De querer contactar con él para conocerlo o querer conocer el profundo oficio de ser bartender basta con escribirle a su correo o contactarlo a través de sus redes sociales.

Coordenadas

Instagram: @caballerodelacoctelería

Correo: [email protected]