Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Comentaristas deportivas

  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image
  • Gallery image

Helas aquí: Ivón Gaete, Milena Gimón y Jessica Stella. Tres caras del periodismo deportivo. Cada una ha logrado doblegar, más allá de labios, requiebros y contoneos, las audiencias masculinas. Sus armas, aunque también seductoras frente a las cámaras, son otras: saber de goles, bates y home runs. En ellas, las apariencias engañan

El mundo recorre, desde hace muchas décadas, una vía en la que se han desechado prejuicios. En el periodismo deportivo se vive esa evolución. Desde un tiempo para acá son varias las mujeres que hacen el trabajo que antes estaba reservado para los hombres. En el proceso, no solo se han destacado por su dedicación sino que también mantienen su sensualidad y atractivo. Se han convertido en la cara fresca que necesitaba la actividad.

Todavía hay quienes se asombran al ver en un campo de béisbol o en uno de fútbol a una de estas diosas del deporte y periodismo. Van vestidas acordes y en tacones. Están perfectamente maquilladas increpando al protagonista de turno. Gracias a su belleza y fuerza, muchos varones han encontrado una razón más para no despegarse de su televisor, radio o redes sociales.

¿Cómo ha sido el camino de estas chicas? ¿Cuánto ha limitado su condición de mujer para ser aceptadas como comentaristas? ¿Qué tipo de propuestas indecentes han recibido? ¿Se aprovechan de su apariencia para llegar a donde otros sueñan? Son miles las interrogantes que giran alrededor de ellas. Son periodistas, son conocedoras de los balones, son mujeres hermosas y sexy. Hoy nos cuentan sus historias.

Ivón Gaete: mujer orquesta
“Comencé en Maracaibo como asistente de producción y reportera. No empecé por amor al deporte sino porque me llegó la oportunidad y no la dejé pasar. Hice de todo: desde recoger cables hasta entrevistar a glorias como Gabriel Estaba. Pero yo seguía en la universidad y tenía mis planes. Cuando me gradué decidí seguirlos y me fui a estudiar inglés en Inglaterra. Al regreso, después de ocho meses, estaba clara que quería ser productora de T.V. en Caracas. Entré en Sony Entertainment Television y luego volví al negocio de mis padres. Pero me quedaban las ganas de seguir en los medios y llevé un demo a Meridiano Televisión que me sirvió para que me vieran en el programa Fuera de base y ahí estuve desde el 2.002 hasta el 2.008”.

Esta sensual maracucha ha recorrido todos los campos de béisbol de este país. Es reconocida por cualquier seguidor. A pesar de ello, y de la fama que ha logrado gracias a su aparición en la pantalla chica, confiesa que prefiere la radio. “Aunque la televisión te abre muchas puertas también es un medio más difícil y duro. Te obliga a ciertas conductas que no tienen que ver con tu conocimiento. Hay un estereotipo de mujer que debe estar buena y mostrar mucho. Es lógico que una se mantenga bien y saludable porque la tele es un medio visual. Pero no comprendo que solo se busque a alguien por sus lolas y tampoco que haya chicas que se adhieran a esa forma de actuar y estén siempre con una minifalda. Yo soy más reservada…”.

Cualquier productor de televisión reconoce en Ivón a una mujer atractiva y capaz de cautivar las miradas de la audiencia. No es de extrañar que le hayan sugerido cambiar su estilo: “Sí,claro que me han dado esos consejos y hasta cosas peores como invitaciones a cenar para discutir mi contrato. Si es así, yo no quiero estar en televisión bajo esos términos”.

También me ha tocado trabajar con gente muy seria y respetable. Pero los prejuicios existen y a veces me evalúan porque me pongo perfume o tacones. Yo no voy a dejar de ser femenina ni de vestirme como me gusta”.

¿Cómo ha sido su relación con los deportistas? “En el extranjero te ven como periodista. Hay un trato educado por ser mujer, pero nunca mi género ha sido un tema que limite mi labor. Además, he contado con la ayuda de los peloteros venezolanos que me conocen y saben de mi seriedad. Pero hay que tener aguante porque es un mundo machista. Por eso yo les digo a las chicas, que recién comienzan en esto, que resistan, que respeten las reglas y se respeten a ellas mismas”.

Con esa claridad, Ivón ha decidido diversificarse y convertirse en una orquesta. Hace radio y televisión cuando la llaman de ESPN en Estados Unidos y tiene una página web, www.sinuniforme.com —que está repotenciando en estos momentos. Volverá a la televisión, lo jura. “Cuando acepten mis reglas, valoren mi seriedad y mi capacitación”.

Milena Gimón: carácter y sobriedad
“Yo llegué al periodismo deportivo por el deporte”. Así comienza la charla con Milena, caraqueña. Desde el 2009, hace vida en Buenos Aires y es uno de los rostros más conocidos del canal DirecTV Sports. Mientras estudiaba en la Universidad Católica Andrés Bello, esta futbolista —de las mejores de su categoría— trabajaba en el área de marketing deportivo. Confiesa que no sabía que podía trabajar alrededor del deporte sin tener que ser deportista. “Pero cuando me ofrecieron ser parte de este proyecto no lo dudé por un segundo. Yo nunca pensé que iba a trabajar en televisión porque soy muy tímida. Todo llegó muy rápido y natural”.

Dos años después, en el 2009, se precipitó una propuesta para ir a trabajar a Argentina. “A mí me engañaron”, se ríe y continúa: “el plan era por tres meses y estando allá me propusieron quedarme. Era un proyecto muy ambicioso y, la verdad, no me costó tanto aceptar. Estoy muy cómoda en esta ciudad. Puedo caminar con tranquilidad y tener una vida distinta a la que llevaba en Caracas. He ido a dos mundiales de fútbol y a unos juegos olímpicos: eventos que son el sueño de todos los que trabajamos en esto”.

En Argentina ha encontrado el complemento perfecto para su timidez: “el bonaerense es más parco que el venezolano. No se te acerca cuando te reconoce. Te saludan pero con distancia, mientras que en Venezuela sí sientes el calor y la admiración. Yo prefiero el anonimato de acá, pero agradezco el cariño de los venezolanos”.
En DirecTV Sports siente que ha vencido a los estereotipos.“Yo estudio mucho porque mi trabajo depende de ello. Yo estoy en esto por mis capacidades y no por mi físico. Me he ganado el respeto más allá de cómo luzco y eso es lo que siempre he querido”.

Puede que gracias a mi cara de seria no me he encontrado con sugerencias fuera de tono. Por ejemplo: que muestre más o que me pare de tal manera para llamar más la atención. Si me insinuaran eso me negaría. Hay miles de mujeres más lindas que yo. Chicas que se dedican a sonreír a la cámara que pueden hacerlo mucho mejor que yo. A mi me gusta el deporte, hablo de deporte y si me contrataron es para que opine y discuta.”

Milena le molesta que la vean como una cara bonita. “El físico pasa. Pero no me refiero únicamente a las mujeres sino a los hombres también. Quienes sostienen su carrera en la apariencia pueden encontrar el éxito tan rápido como efímero. Mantenerse en el tiempo y no perder vigencia dependerá de tu preparación y dedicación”.

Jessica Stella: el cielo es el límite
El Mundial de Sudáfrica 2010 marcó el inicio de una aventura que ha sido extraordinariamente exitosa para esta venezolana. Ha recorrido el mundo entero en búsqueda de protagonistas. Jessica, junto a su socia y amiga Eugenia Károlyi, creó la plataforma www.deportadas.tv como una ventana para mostrarle al resto de las mujeres que “es sexy saber de deportes”.

Recientemente residenciada en Madrid, Jessica recuerda: “nos decidimos a desarrollar esta propuesta porque veíamos que nuestras amigas se fastidiaban cuando sus parejas hablaban de deportes. Resolvimos que era el momento de hacer algo y nos embarcamos en esta aventura. Comprendimos, además, el poder del internet y desde aquellos días no hemos parado”.

Reconocida en México, Estados Unidos y buena parte de Europa, esta maracucha ha recorrido el mundo del periodismo de manera independiente: “nuestra propuesta es fresca. No tenemos otros jefes que nosotras mismas. Contamos con el gran apoyo de ADIDAS pero no hay un productor que nos diga cómo tenemos que comportarnos. Por ejemplo, en la Copa América Argentina 2011 fuimos al primer partido vestidas de futbolistas. Eso llamó la atención no sólo del público sino también de los futbolistas. Nos ayudó a hacer las entrevistas que queríamos”.

En ese camino han recibido mil proposiciones indecentes. “Se nos acercan y nos hacen muchas invitaciones, pero nosotras estamos claras en lo que queremos: respetar a la audiencia y que nos respeten a nosotras. Sí, nos hemos aprovechado un poco de nuestra condición de chicas para llamar la atención de los deportistas o para llegar hasta lugares que son de difícil acceso, pero siempre con respeto y manteniendo una distancia prudente”.
¿Cómo se alcanza la fama sin estar en los medios tradicionales? “Internet da muchas posibilidades. Solo hay que dedicarse y aprovecharlas. Nosotras hemos llegado a finales de la Liga de Campeones, a Copas América. Ahora estamos en Brasil haciendo la cobertura. Nuestro éxito ha sido que no nos damos por vencidas. Aprovechamos todas las redes sociales para llevar nuestra visión”.

La derrota de los feos
El éxito de estas chicas es un duro golpe al hígado a un mundo machista que sólo ve, o veía, a la mujer como un objeto de culto. Las protagonistas de esta nota, sí, son bellas pero también son inteligentes y están dispuestas a pelear de tú a tú con cualquiera que ponga en duda sus conocimientos. A todos nos han cautivado a primera vista por su apariencia, pero las seguimos por más que eso. Hay muchos que tiemblan cuando deben enfrentarse a estas exponentes del periodismo deportivo ¿Sexo débil? Definitivamente, no.

Fotos:

Jessica Stella: Fotos Pipe Yanguas

Ivón Gaete: Fotos Alejandro Cremades

Milena Gimón: Fotos Pedro Otero