Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

Escasez y altos precios de repuestos dejan a pie a más de uno

Foto: AP
10/04/2017
|
FOTO: AP / ARCHIVO

Tener un vehículo propio ha dejado de ser una ventaja para convertirse en un calvario. Cada vez son más las dificultades a la hora de reparar un automóvil, ya sea por los inalcanzables precios o la ardua labor que representa siquiera hallar la pieza dañada. El resultado es un aumento del número de carros parados esperando por una reparación.

El país se enfrenta a una falta de suministros de alrededor de 80%, según el presidente de la Cámara Nacional de Comercio de Autopartes (Canidra), Giusseppe Penélope. Mientras que hasta 2016, la escasez era de hasta 50%. La falta de divisas continúa siendo la causa principal, ya que al no tener acceso a la moneda extranjera se hace imposible abastecer el mercado.

Alfredo Díaz tiene un Peugeot 307 del año 2007 parado desde noviembre del año pasado. Luego de varios años de desencuentros mecánicos, búsqueda de repuestos y reparaciones, compró una bomba de gasolina usada, ya que nueva era imposible de encontrar e instaló un evaporador de aire chino, ya que el original lo cobraban directamente en moneda extranjera.

“Lo que realmente paró el carro fueron las fallas de motor y de la caja. Solo en repuestos el costo ronda los 2.500 dólares y hay que pedir las piezas fuera del país“. La cifra es exorbitante y no deja de sorprender ya que por ese precio se puede comprar un carro usado como un Nissan Sentra 2002, un Toyota Camry 2007 o un Ford Focus 2006 en Estados Unidos, según Craigslist.org.

Un caso similar es el de Carlos Pesantes, dueño de un Toyota Corolla 1999 quien tuvo un accidente de tránsito hace aproximadamente un año y continúa con el carro estacionado.”Se le dañó la caja, la amortiguación y el tren delantero. Estuve buscando piezas por todo el país y tuve que importar varias piezas”.

- Negocio dolarizado -

Gabriel Duria se dedicaba a la compra y venta de carros usados de alta gama. Desde hace 8 meses se dedica exclusivamente a la venta de repuestos. Asegura que la venta ha disminuido entre 80 y 90%. Desde que comenzó su negocio hace varios años se ha manejado con importaciones,  ya que “los repuestos nacionales no cumplen con los estándares”.

Los vendedores de repuestos también se encuentran en permanente incertidumbre ya que todo se realiza a través de un “cálculo arbitrario”. “Conozco talleres que estiman costos a dólar a 5.000 o 6.000 nolívares”, agrega. “Estamos ante un Estado que impone regulaciones y te evita tener ingresos, mientras se maneja todo con un dólar fuera de registros”.

“La gente compra estrictamente lo necesario para que el carro ruede”. Los cauchos, por ejemplo, son las partes más costosas y difíciles de conseguir, pero también las más buscadas. Con un salario mínimo de Bs 40.638,15, resulta imposible costear los gastos de un vehículo. “Un caucho puede costar 180.000 bolívares, eso es 4,4 salarios mínimos y la gente prefiere comer y andar a pie“.

Duria asegura que el negocio dejó de ser rentable hace meses y que lo habría dejado si de eso tuviera que vivir. “Un amigo que vendía carros comerciales desde hace 8 meses compra y vende comida”, señala.

“Un señor tiene un Mercedes de 1989 parado en una finca hace 19 años, ya que con ese tipo de carros no se puede inventar con los repuestos. Conozco talleres en donde los venden en casi un millón de bolívares. En este caso necesita una bomba de freno, al mecánico que se la compré me la vendió en Bs 60.000, mientras que su precio de venta está entre 240.000 y 260.000. Él está dispuesto a venderlo por menos de lo que está en el mercado por hambre”, dijo Duria“.

Javier Mesa se dedicaba a la venta de repuestos de diversas marcas hasta hace 4 meses porque las ventas habían caído 60%.”La situación se ha complicado, si trato de vender al precio que es, la gente no compra. Conozco mucha gente que en otra época se compró su carro con mucho esfuerzo, pero nadie tiene el sueldo que se necesita para mantener un carro hoy en día, hay cosas más importantes, la gente sufre para llegar a fin de mes. Sea un carro económico o de lujo, el dinero no da”.

La fuerte inflación y la caída del poder adquisitivo dificultan la situación incluso para los dueños de automóviles costosos. “En los carros europeos de categoría alta resulta muy costoso cualquier desperfecto o repuesto, resulta un infierno accidentarse. Tan solo un servicio de cambio de aceite cuesta 240.000. Hace unos meses se le dañó un repuesto que cuesta aproximadamente un millón de bolívares”, asegura José Cuevas, dueño de un Audi A3, quien decidió poner en venta su vehículo por no tener dinero para repararlo.

“Si la gente no tiene dinero para repuestos mucho menos para comprar un carro tan costoso”. Como ese caso, hay muchos de automóviles que llevan hasta 5 años parados esperando para venderse. “No quieren dar lo que de verdad vale, pero la idea no es regalar el carro”, sostuvo.

La gravedad de la situación es tal que según José Cinnirella, expresidente de Canidra, los obstáculos para comprar repuestos han sacado de circulación entre 15% y 20% del parque automotor. 

- Incentivo para la delincuencia -

Alejandra Silva tiene una Grand Cherokee a la que le robaron los dos retrovisores, por lo que tuvo el carro estacionado por un mes hasta que consiguió que una persona cerca de Colombia se los trajera.

“Los carros usados valen mucho más por partes”, asegura un vendedor. Lo que coincide con el incremento de denuncias de robos de autopartes en los últimos años.

Una de las opciones cuando se está buscando una pieza en específico, luego de visitas infructuosas a los lugares tradicionales, son las famosas chiveras o Mercado Libre.

Simche Wakszol tiene una camioneta Ford del año 2007 y ya lleva 3 meses en el taller de espera. “Tuvo un problema con la bomba de aceite que produjo un efecto sobre el motor y la cadena de tiempos. Tres meses sin carro mientras se hacía la reparación. Por eso entiendo a las compañías de seguros, no pueden garantizar los tiempos por el problema de repuestos que hay en toda Venezuela. Buena parte de los repuestos que se consiguen son en chiveras y el problema es que adicionalmente estimulan los robos, ya que entran en contacto con el hampa para que roben determinados modelos de carros y los desmantelan para vender los repuestos”.

“Es cierto que algunos carros son más vulnerables a los robos por esa razón”, asegura otro vendedor. “Ford y Hyundai son los que más buscan. Mientras más comercial sea el carro, mayor es el riesgo“.

Usuarios de las redes sociales llevan tiempo solicitando revisión de las chiveras del país, denunciando robos y reclamando ante la especulación de sus precios.

“Los repuestos son demasiado costosos y el concesionario no responde. Me dijeron que en Valencia se consiguen los repuestos y por Mercado Libre, pero a una amiga ya la estafaron así”, dice María Daniela Miskiewicz quien tiene un Volkswagen Bora estacionado desde febrero por falta de repuestos.

En Twitter también han proliferado las denuncias de usuarios de Mercado Libre que, desesperados ante la imposibilidad de conseguir repuestos para sus vehículos, han caído en manos de algunos estafadores.

 

 

 

error: