Newsletter

Recibe nuestro Newsletter con lo mejor de El Estímulo en tu inbox a primera hora cada día.

SÍGUENOS

La tragedia del dólar paralelo

Dólares
15/04/2018
|
TEXTO: JOSÉ GUERRA | FOTO: AP | ARCHIVO

Durante la semana pasada y esta que concluyó, los tipos de cambio paralelo del bolívar respecto al dólar han mostrado una depreciación significativa. Llama la atención la proliferación de tasas de cambio y sitios donde se realizan transacciones y la gran dispersión entre esas cotizaciones.

¿Qué refleja esta situación? La falta de un mercado de cambio funcional al tiempo que ratifica la necesidad urgente de eliminar el control de cambio e instrumentar una nueva política económica encaminada a abatir la hiperinflación. Una vez más, cuando hay control de cambio es inevitable la aparición de un mercado negro, en este caso para el dólar.

El último mecanismo que aplica el gobierno para la asignación de los dólares baratos, el Dicom, ha sido un soberano fracaso. Primero porque entrega muy pocos dólares por la subasta y segundo porque el resto del otorgamiento de las divisas se hace de forma discrecional. Ello genera un vacío en el mercado en el sentido que una porción de la demanda del mercado queda insatisfecha y por tanto ello abre espacio al mercado paralelo.

Con una economía privada que cada vez usa en mayor proporción los dólares no oficiales comprados a las tasas paralelas, es evidente que ese mayor costo del dólar se va a transferir inevitablemente a los precios de los bienes y por tanto en los meses próximos se verá un aumento notorio de precios, especialmente de aquellos bienes totalmente importados y de los que usen una buena proporción insumos importados.

La depreciación del bolívar tiene que ver con la agresiva expansión monetaria que realiza el Banco Central de Venezuela (BCV) para financiar el déficit fiscal. Hablamos de un aumento anual de la liquidez cercana a 4.000%. Una moneda local se deprecia solamente cuando la gente no la quiere tener y prefiere otra, como es el caso actual donde se repudia el bolívar para tener dólares. A mayor impresión de dinero inorgánico del BCV mayor será la depreciación del bolívar y por tanto la inflación. El sistema cambiario está totalmente colapsado.

La pregunta que surge es ¿Por qué razón el gobierno no elimina el control de cambio, en vista de su monumental fracaso? La respuesta obedece a dos razones.

En primer lugar, porque el control de cambio es una maquinaria perfecta para la corrupción. No hay mejor negocio en el mundo que tomar los dólares preferenciales y luego venderlos en el mercado paralelo.

En segundo lugar, en la visión ideológica del gobierno, el marxismo leninismo, es incompatible tener libertad para comprar y vender divisas. Entre tanto, la hiperinflación está devorando los salarios, las pensiones, las jubilaciones y el ahorro de los venezolanos y en el desespero todos quienes tengan bolívares suficientes salen apresurados a comprar dólares antes que éstos suban de precio, recordando aquel dicho según el cual no hay dólar caro sino dólar escaso. Esta es la tragedia del dólar. La solución es una sola, eliminar el control de cambio en el marco de una nueva política económica.

error: