Alex Saab sigue en Cabo Verde y de esto exactamente lo acusan en EE.UU y Colombia

El escándalo con las cajas de alimentos importados Clap es solo un detalle en el presunto prontuario del empresario colombiano Alex Saab, de acuerdo a los procesos judiciales que se le siguen en Colombia y Estados Unidos. En este último país enfrenta la posibilidad de ser condenado a 20 años de prisión. En Colombia se le incautaron bienes por varios de millones de dólares.

Alex Saab sigue en Cabo Verde y de esto exactamente lo acusan en EE.UU y Colombia

Este miércoles 22 de septiembre, medios chavistas, activistas y robots programados en redes sociales, arrecian su campaña para pretender obligar a la nación de Cabo Verde a liberar al colombiano Alex Saab, el empresario chavista adoptado por el régimen de Nicolás Maduro como supuesto diplomático venezolano.

Ya Cabo Verde aprobó la extradición, que supuestamente depende de aspectos operativos más que legales.

La propaganda chavista ha pretendido con poco éxito construir una narrativa épica en torno a Alex Saab. Lo han querido convertir en una especie de mártir de la revolución bolivariana. Insisten en que agentes al servicio de Estados Unidos lo capturaron de manera ilegal cuando andaba por el mundo buscando alimentos para aliviar la atroz crisis humanitaria que sufren sus compatriotas venezolanos.

Nunca antes ninguna figura chavista movilizó tantos recursos económicos, legales y mediáticos por alguien como por Saab, acusado de ser supuesto el testaferro de Nicolás Maduro.

Los cargos en su contra

Estas son algunas de las razones por las cuales Estados Unidos pide su extradición.

El empresario colombiano Alex Saab (Barranquilla, 1971) está acusado por la Justicia de Estados Unidos de participar  o haber participado en una vasta y compleja red especializada en lavar activos procedentes de la reiterada y constante corrupción con el Tesoro público de Venezuela.

De acuerdo con los expedientes acusatorios que maneja el Departamento de Justicia de EE.UU y que sirven de base para solicitar su extradición a Cabo Verde, una de los principales tramas de corrupción es el lavado de dinero. También, las compras con sobreprecios en el mercado internacional de alimentos importados masivamente por el régimen de Nicolás Maduro para distribuirlos en el programa de racionamiento de alimentos básicos Clap, (comités manejados por el Partido Socialista Unido de Venezuela).

En uno de los expedientes, del 25 de julio de 2019, que maneja la corte del Distrito Sur de Florida, Alex Saab y su socio Alvaro Pulido están acusados por los fiscales de conspirar «para enriquecerse ilícitamente mediante el pago de sobornos a funcionarios extranjeros venezolanos, con el fin de obtener ventajas comerciales indebidas».

Delitos cambiarios

Esto incluye «aprobación de documentos falsos y fraudulentos relacionados con la importación de bienes y materiales, y para acceder al sistema de cambio de divisas controlado por el gobierno de Venezuela, controlada por la CADIVI (la comisión que administraba el control de cambios) , para garantizar que los pagos se realizaran en dólares estadounidenses sobre la base de facturas y documentos falsos y fraudulentos de bienes que nunca fueron importados a Venezuela».

En el expediente también se señalan otros conspiradores, no plenamente identificados públicamente todavía.

«ALEX NAIN SAAB MORAN, ALVARO PULIDO VARGAS, a/k/a German Enrique Rubio Salas, y los co-conspiradores 1, 2 y 3 realizaron e hicieron realizar numerosos pagos corruptos, en efectivo y por transferencia bancaria, a funcionarios del gobierno venezolano empleados en el SENIAT (Servicio de administración tributaria) , GNB (Guardia Nacional) y CADIVI para asegurar su asistencia en la aprobación de facturas y documentos falsos y fraudulentos y documentos de mercancías que nunca fueron importadas a Venezuela», agrega.

“A partir de noviembre de 2011 o alrededor de esa fecha y hasta al menos septiembre de 2015, Saab y Pulido conspiraron con otros para lavar el producto de un esquema de soborno ilegal desde cuentas bancarias ubicadas en Venezuela hasta las cuentas bancarias ubicadas en los Estados Unidos”, recoge la página web del Departamento de Justicia de EE.UU.

En su natal Colombia

Desde al menos 2018, la Fiscalía de Colombia sigue su propio proceso contra Alex Saab y su socio, Alvaro Pulido.

Hace un año le confiscó lujosas propiedades presuntamente mal habidas por valor equivalente a unos nueve millones de dólares.

Entre las propiedades afectadas se encuentra una mansión de 3.740 metros cuadrados, avaluada preliminarmente en 28 mil millones de pesos (7,2 millones de dólares); dos casas, un apartamento de 379 metros cuadrados y tres garajes.

Alex Saab

La mansión de 7 millones de dólares confiscada a Alex Saab»Los inmuebles ocupados habrían sido adquiridos por una empresa fachada, con recursos provenientes de las actividades ilícitas de Alex Saab», según la Fiscalía.

Información de alto nivel

Hace un año, el presidente de Colombia, Iván Duque, dijo en una entrevista en la Radio Nacional, que su gobierno entregó información clave al Departamento del Tesoro de EE.UU sobre los colombianos Saab y Pulido.

Duque, aseguró en agosto de 2020 que el Gobierno Nacional de Colombia ya inició un proceso para que todos los involucrados con la red del empresario Alex Saab, y quienes hayan sacado provecho de ese entramado, rindan cuentas ante las autoridades o sean judicializados.

«La Fiscalía General de la Nación ya empezó un proceso de extinción de bienes de Alex Saab (…) Para que quede en descubierto toda la red criminal que hay en esas empresas, que van desde beneficiarios, socios, personas que han estado vinculadas al lavado de activos”, informó el Mandatario en una entrevista que concedió al programa Señal de la Mañana, de la Radio Nacional, citado por Asuntoslegales.com.

También a la DEA

Duque explicó que para lograr ese objetivo el gobierno colombiano ha suministrado información clave que facilite la ejecución y el avance en la extradición del empresario colombiano Saab de Cabo Verde (África) hacia los Estados Unidos.

“Hemos colaborado permanentemente en ese proceso y recientemente hemos entregado un gran paquete de información para solidificar todas las investigaciones que adelantan el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos y la DEA”, dijo.

Fue enfático al decir que la extradición de Saab es necesaria porque de esta manera se revelarán «los vínculos oscuros de la dictadura de Venezuela con el narcotráfico, con el lavado de activos y con una red criminal muy grande”.

Extinción de dominio

La meta del gobierno de Colombia es que la Fiscalía concrete de manera rápida la extinción rápida de dominio de los bienes propiedad de Saab en Colombia, muchos de ellos incautados como producto del lavado de dinero. Según la investigación se alega la pérdida de US$350 millones que representan el monto de los fondos involucrados.

Por su parte, Caracol Radio, uno de las medios de información más reconocidos de Colombia, reveló en agosto del año pasado como primicia documentos procesados por la Fiscalía en el caso colombiano contra Alex Saab.

«De acuerdo con un documento conocido por Caracol Radio, la Fiscalía General de la Nación presentó ayer ante un juez un escrito de acusación contra el empresario Alex Saab que reconoce a Bancoldex como víctima. Deja en firme los delitos de lavado de activos, concierto para delinquir con fines de lavado, enriquecimiento ilícito de particulares, exportación e importación ficticia y estafa agravada», señala.

Bancoldex es el Banco de Desarrollo Empresarial de Colombia, cuya función  es promover «el crecimiento empresarial y el comercio exterior de Colombia» mediante diferentes soluciones, financieras y no financieras, para promover el desarrollo de las empresas, fomentar las exportaciones, apoyar la productividad y la competitividad con énfasis en las pequeñas y medianas empresas.

Exportaciones simuladas

«El documento muestra que en 2009 Shatex SA, una empresa de papel de Saab, habría lavado dinero al solicitar a Bancoldex descuento de una factura por concepto de exportación al cliente australiano «Myer Store», por lo que la entidad desembolsó $410 millones».

«Sin embargo, al vencer los términos, Bancoldex no registró el pago del deudor en Australia, del que adicionalmente se determinó que nunca tuvo relación con Shatex», agrega la Fiscalía.

«Es evidente que lo que pretendió y efectivamente obtuvo, fue un provecho ilícito, engañando a Bancoldex – Sociedad de Economía Mixta del Orden Nacional, sobre la veracidad de la operación, de una exportación simulada», dice el escrito.

La Fiscalía recordó que estos hechos dieron lugar a una investigación por estafa agravada. Se estima que a través de Shatex Saab pudo lavar más de $25.000 millones (unos 6,5 millones).

En el documento, además, se acusa también a Devis José Mendoza Lapeira, contador de Saab.

Dinero sospechoso

En septiembre de 2020 la Fiscalía de Colombia presentó la denuncia formal contra Saab y Alvaro Pulido «por presuntas maniobras financieras ilícitas que representaron pérdidas al Estado y sirvieron para aumentar su patrimonio».

En este proceso se le acusa de «Enriquecimiento económico inusual: la sociedad registró un crecimiento económico de 923 % en 2007. Un ascenso inusual si se tiene en cuenta que entre 2004 y 2006 se fueron a pérdidas y los ingresos cayeron en – 33%.»

Empresa fachada: Shatex S.A., dejó de existir en 2010. Sin embargo, los años siguientes, supuestamente, hizo exportaciones, y operaciones de venta y compra. En 2011 canalizo la salida de más de 2 mil millones de pesos ($521.000) al exterior por el sistema cambiario colombiano. Dichas actividades no fueron declaradas.

Doble contabilidad: «se puede evidenciar esta manipulación de la contabilidad en 2007 y 2008.  La empresa le mostraba una realidad financiera y operacional a la Dirección Nacional de Impuestos y Aduanas Nacionales (DIAN), con ingresos menores con el propósito de pagar menos impuestos; mientras que al sector financiero le mostraba cifras superiores para demostrar capacidad económica suficiente.

Importaciones ficticias: Shatex S.A., sustentó la salida de más de 25.300 millones de pesos (unos seis millones de dólares), por medio del mercado cambiario, por concepto de pago de importaciones anticipadas, las cuales nunca ingresaron al país. Es decir, simuló importaciones para legalizar movimientos de dineros hacia el exterior.

Flujo de efectivo internacional injustificado: entre 2004 y 2011, la sociedad ingresó al país, por concepto de reintegro de divisas por exportaciones, 16.420.435 dólares, cerca de 33.550 millones de pesos. Estos dineros provenían en su mayoría de Venezuela.

Juicio pendiente

La Dirección Especializada de Lavado de Activos señaló que Saab , como representante legal, miembro de junta directiva y accionista de la empresa Shatex S.A, «habría acudido a múltiples maniobras para evadir responsabilidades tributarias y aduaneras, y dar apariencia de legalidad a un esquema irregular de exportaciones e importaciones».

Por estos hechos, los dos procesados irán a juicio por los delitos de: lavado de activos, enriquecimiento ilícito de particulares, concierto para delinquir, estafa agravada, y exportación o importación ficticia.