Antonio Díaz: "Ahora toca aportar desde otro rol para volver a los Juegos Olímpicos"

El venezolano sumó a su exitosa carrera un nuevo logro: un diploma olímpico. Emocionado por su último kata en una competencia oficial y tras agradecerle el apoyo a Venezuela, habló de su futuro y cómo piensa regresar a los Juegos Olímpicos

Antonio Díaz: "Ahora toca aportar desde otro rol para volver a los Juegos Olímpicos"

El karateca estadounidense Ariel Torres ganó este 6 de agosto la medalla de bronce en katas de los Juegos Olímpicos de Tokio al venezolano Antonio Díaz por una diferencia mínima, con 26,72 puntos por 23,64.

Con el kata ‘Chatanyara Kushanku’, Díaz evolucionó con movimientos rápidos y fluidos sobre el tatami. Eligió un kata que domina, muy técnico pero que a la vez demanda una alta forma física.

Su rival optó por un ‘Anan’ que le permitió exhibir el estilo espectacular que le caracteriza y llenar de ruido el Nippon Budokan, con sonoras pisadas contra el suelo.

Díaz esperó primero de espaldas a la tarima a que su rival hiciese su presentación, pero a mitad del ejercicio sí se volvió para verle terminarlo.

Tras conocer el veredicto de los jueces, el venezolano se emocionó, y más cuando la grada de jugadores del estadio, puesta en pie, dedicó una ovación a uno de los karatecas más queridos del circuito y que más éxitos tiene en su historial.

«Muy contento de haber participado en los Juegos Olímpicos. Lamentablemente no se pudo lograr la medalla. Este era mi último evento, mi última competencia. Creo que no podía existir un mejor lugar, una mejor oportunidad para hacer ese último kata», dijo Díaz al programa @PuntoOlímpico.

«Lamentablemente no pude conseguir esa última medalla.Le comentaba a mi esposa que el último kata iba a ser sin público, y ella me decía que mucha gente iba a estar pendiente. Nunca había tenido tanta gente pendiente de una de mis actuaciones; todo un país mandándome energía y por eso quiero agradecer a toda Venezuela por el apoyo que nos han dado a los atletas que estamos en Tokio».

Antonio Díaz

Díaz, emocionado, tras culminar su actuación / Foto: EFE

Sobre su último kata, expresó: «Traté de arriesgar lo más posible. De dar lo mejor en mi ejecución y salgo satisfecho, que es una de las cosas más importantes. Ese último kata fue muy emotivo, entonces era muy importante para mí disfrutarlo».

En cuanto a su futuro, dejó entrever que seguirá trabajando en la disciplina, desde otro rol: «Ahora a aportar desde otros roles, al karate venezolano y al karate mundial, para que pueda volver a unos Juegos Olímpicos».

Los competidores ofrecieron sus respetos a Díaz cuando acabó su performance. «Me emocionó mucho la respuesta de todos los compañeros de todas selecciones», manifestó.

«Estamos hablando de una leyenda en nuestro deporte: Antonio Díaz, bicampeón mundial, no sé cuántas veces campeón panamericano (…). Se merecía culminar su carrera deportiva con una medalla olímpica, pero se puede ir contento porque tiene el cariño de todo el karate mundial y por lo que nos ha dado a todos. Él abrió un camino», expresó el medallista de plata español Quintero.

Números inmensos

Díaz, de 41 años, fue dos veces campeón del mundo, en 2010 y 2012, y ha sido 16 veces campeón panamericano. En la edición de 2019 del torneo continental fue precisamente Torres, nacido en Cuba hace 23 años, quien puso fin a su racha sin precedentes de triunfos.

Sin embargo, Díaz le ganó tres meses después en los Juegos Panamericanos de Lima.

La otra medalla de bronce la ganó el turco Ali Sofuoglu,  que se impuso al surcoreano Park Hee-jun por 27,26 a 26,14.

Viendo los Juegos Olímpicos de Rio de Janeiro-2016 por televisión, Díaz se proyectó en Tokio-2020 y se dijo que era una oportunidad que no podía dejar pasar. No quería que, años después, le atormentara la pregunta «¿y que hubiese pasado si…?».

«Guao, la tuve allí, tenía la medalla en las manos y ya no hay más oportunidades, pero se dio así y así hay que aceptarlo», dijo Díaz.

El venezolano descansará y verá cuál es su próximo paso, aunque aclara que quiere seguir «siempre ligado al karate».

Regresará por lo pronto a su dojo en Caracas, donde cuelga un retrato de su Yoshimi Inoue, fallecido en 2015, el maestro japonés que lo llevó a ser campeón mundial. Ahora es él quien enseña allí a jóvenes karatecas.

Acabar su carrera en Japón trae emociones extra para este hombre, que tuvo su primer hijo en 2019.

«Es un sitio especial por lo que representa para el deporte y lo que representa para mí. Mis últimos años de entrenamiento con mi maestro estuve acá en Japón, le debo mucho a Japón, y he tenido la oportunidad de compartir con muchos maestros japoneses», indicó.

Díaz había obtenido puntaje de 26.28 en su kata, un Anan, por la clasificación a las finales de Tokio-2020.

En la primera ronda, tuvo media de 26.07 en sus dos kata: 25.74 en el primero, un Nipaipo, y 26.40 en el segundo, un Suparinpei.

«No hay mejor forma de cerrar una carrera que luchando por una medalla olímpica», concluyó

En las redes sociales, la despedida de Díaz fue muy emotiva. Estas son algunas de las reacciones:

Una inspiración

Marcó historia

El más grande

Leyenda

Termina una era

Se merece respeto

Con información de EFE y AFP