Ver otras firmas

Eric Colón Moleiro

Eric Colón Moleiro

Escritor, periodista, músico y reconocido editor de revistas, ha estado al frente de varios proyectos editoriales de avanzada, durante los últimos años, los cuáles ciertamente han dinamizado el mercado local de publicaciones. Comunicador Social de la UCV, fue director y fundador de la revista Dmente, editor de la revista Antesala, editor adjunto de la revista Zero, director del semanario La Mentira, editor del semanario Urbe -en sus francos inicios-, jefe de redacción de la revista Contrabando, director de la revista La Gente. Así mismo, desarrolló el proyecto editorial “Revólver”, junto a Alvaro Bustillos, un auténtico fanzine sobre la desolación de la “nada”. Colaborador de la revista Todo En Domingo y el Diario El Nacional, sus artículos y reportajes, también se pueden leer en otras publicaciones esporádicas, independientes e inconsecuentes.

Igualmente ha pasado por la radio pero no le gusto mucho debido a la fragmentación del discurso del que tanto reniega. A través de su trabajo, ha revelado un vínculo innegable con la crónica de la ciudad de Caracas, como escenario de historias excepcionales y lugares extraordinarios, llevando incluso este mensaje más allá de nuestra frontera. (CMYK International Trend Magazine Festival.Barcelona - España) . Es redactor creativo para diversas agencias publicitarias locales, además de realizar investigación escrita, vinculada al ámbito cultural y artístico de nuestro país, junto a varios exponentes de la plástica, la fotografía y las artes gráficas. Conferencista en varios foros de comunicación, corporativos y académicos, vinculados a la visión de los nuevos medios impresos, es sin duda un entusiasta del papel en todas sus formas y dimensiones. Músico, migaja de la calle, perro callejero con hambre y poeta trasnochado acaba de editar su primer disco solista llamado “Fantasma”.

Artículos Destacados

Pablo Medina, Dark y LSD

¿Qué nos dice Pablo Medina en su video? Torso desnudo que nadie quiere ver, chapuzón, sol, Miami. ¿Nadar por Venezuela? Unas brazadas de delirio: The Walrus

La era de los cabezas de hashtag

¿Qué tiempos son estos? Cacería de estatuas en un afán absurdo de renegar de la historia. La ola de indignados por todo avanza y en su desenfreno se lleva por delante incluso lo que la hizo explotar en primera instancia: un reclamo legítimo que corre el riesgo de quedar sepultado bajo la banalidad

Black is the new white

Son tiempos en los que impera la autodefinición ideológica para saber de cuál lado estamos. Lamentablemente, la historia nos ha puesto nuevamente entre la espada y la pared. Y sí, es incómodo

Antonini Wilson: la importancia de ser el primer "valijero"

El río está revuelto en Argentina y uno a uno han ido cayendo los altos jerarcas de los gobiernos del matrimonio Kirchner  al tiempo que se disputa una pelea colosal en el congreso de ese país para decidir si Cristina irá o no a la cárcel. Mientras tanto las investigaciones apuntan a una colaboración directa con funcionarios y empresarios venezolanos (Desde Buenos Aires) 

Crónicas Psicotrópicas: La conchita de Alonso

Eric Colón Moleiro es periodista y músico. Durante un buen tiempo estuvo al frente de UB. Se ha puesto memorioso y desvergonzado y decidió contar algunas de sus aventuras en el libro Crónicas Psicotrópicas, publicado este año en Argentina. Y como UB sigue siendo su casa reproducimos acá uno de sus textos a propósito de un tema que nuestros lectores recordarán muy bien

Hoy se estrena "El Marginal" en toda América Latina

Hoy a las 9 de la noche (10hs- Venezuela), se estrena la serie argentina "El Marginal" por Universal Channel. Una historia que se enmarca en los submundos de la población penal de ese país del Sur y que confirma que "el malandreo" latinoamericano tiene sus códigos en cualquier lugar. Estuvimos en la conferencia de prensa del lanzamiento en la ciudad de Buenos Aires y hablamos con uno de sus protagonistas

15A: Buenos Aires se suma a la protesta venezolana

A partir de las 2 30 de la tarde de este sábado, cientos de venezolanos se concentraron a las puertas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Buenos Aires exigiendo la salida de Maduro y el cese a la represión oficialista durante las protestas de las últimas semanas en Venezuela. Con una multitud compuesta en su mayoría por jóvenes que han decidido emigrar a la capital argentina, la concentración ha sido la más grande que se haya convocado en la capital porteña hasta la fecha

El coitus interruptus de la oposición venezolana

Si a usted le pegan en la cara lo normal es que usted reaccione inmediata e impulsivamente. Usted no dice: “Ok. Me dolió mucho, veo que me sangra la boca y perdí un diente. Mañana en la tarde voy a devolver el golpe con todas mis fuerzas… pacífica y democráticamente"

Muu Blanco: el arte de exiliarse en Miami

Su última exposición llamada “Black Point” inaugurada en Nueva York, recopilaba los audios originales de las violentas manifestaciones que se produjeron en Venezuela a principios de 2014 y que dejaron un saldo siniestro de estudiantes muertos, presos y heridos. Figura mítica de la urbanidad caraqueña, dicen algunos que inventó el trabajo de ser dj en nuestro país aunque él lo niega rotundamente. Residenciado en la ciudad de Miami desde hace casi dos años responde a UB sobre arte, música y lo que realmente significa calarse un exilio obligado. Este es Muu

Borlocomix: el hijo de Robert Alonso no es pura comiquita

La película porno perdida que hizo su tía María Conchita en los años setenta, la supuesta homosexualidad oculta de su padre Robert, la leyenda de la hacienda Daktari y las razones que lo han llevado a renegar de su apellido. Carlos (Alonso) Etcheverry es venezolano y vive en California desde hace más de 15 años. Es artista plástico y autor de un comic que ha visto la luz gracias a la editorial R-ev inspirado en torno a un personaje surreal, suerte de arlequín perverso con ropa del altiplano llamado Borlo y asegura -en este entrevista exclusiva que es tan arriesgada como sus historietas- que en su casa se habla mal de Chávez, de su papá y de María Conchita también, por supuesto