<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Aceites esenciales: lo bueno y lo malo desde distintas ópticas

Los aceites esenciales están de moda. Varios expertos concluyen en que ayudan a sentirse mejor, pero no tienen la propiedad de curar enfermedades. Por ello, desaconsejan emplearlos como sustitutos de la medicina tradicional

Los aceites esenciales están de moda. Casi de repente, se han convertido en aliados del bienestar, sobre todo para personas que buscan lo natural para tratar dolencias y controlar emociones. Pero, ¿son en realidad tan beneficiosos?

La naturópata del Grupo Médico Horizonte y especialista en Terapias Manuales, Nutrición, Dietética y Terapia Holística, Graciela Malavé, explica que los aceites esenciales se extraen de la naturaleza.

“Son esencias concentradas que se extraen de hojas, flores, frutos y otras partes de las plantas, y se utilizan para restablecer la salud física y anímica”, describe.

Malavé aclara que no se trata algo nuevo, pues desde la antigüedad muchas culturas lo utilizaron como método de sanación, seducción y liberación de sentimientos.

“Son usados desde la antigüedad en la India, China y Egipto; y luego en Grecia y Roma”.

También destaca que en Grecia se ocuparon de los efectos de las esencias aromáticas sobre las personas.

“Se discutía acerca de los efectos de varios aromas en el pensamiento, los sentimientos y la salud. En tiempos del imperio romano eran considerados fuente de poder y de seducción”.

Ruth Segovia comercializa en su cuenta de instagram @gotas.esenciales los aceites de la marca doTERRA. Asegura que son muchos los beneficios que proveen.

“Pueden ser beneficiosos en diferentes aspectos de nuestra vida diaria, ayudándonos a manejar mejor las situaciones de estrés, fortalecer el sistema inmunológico y desintoxicar nuestro cuerpo”.

Origen y uso

Los aceites esenciales son extraídos de diferentes partes de las plantas, razón por la que son considerados más poderosos que las hierbas, por su concentración de propiedades.

Ruth Segovia añadió que la fuente principal de los aceites esenciales de dōTERRA, las provee única y exclusivamente la naturaleza.

“La materia prima de estos aceites son cultivados y cosechados en zonas idóneas. A estas se le realiza pruebas exhaustivas que dan como resultado el producto final, sin embargo, estos no tienen ningún compuesto contaminante”. asegura.

Todas las partes de la planta seleccionadas pasan por un proceso de maceración y destilación. En este proceso se realiza una combinación de elementos que contiene un porcentaje aromático elevado.

Cada uno de los aceites tiene su particularidad, aunque, en general, se pueden usar de forma tópica, aromática e internamente.

“Para el uso tópico se colocan normalmente en los pies, aunque también se pueden colocar en otras áreas específicas”, agrega.

En el caso de preferir inhalarlo, lo común es hacerlo directamente del frasco e incluso, si se tiene, utilizar un difusor para mayor comodidad.

También puede ingerir una cápsula o tomarla con agua. Ambas formas son bastante efectivas.

“Normalmente se utiliza una cápsula en forma de gelatina, la cual se coloca bajo la lengua y se va disolviendo. También se pueden añadir en gotas al agua”, complementa.

Tres facetas del bienestar

Hay un aceite para cada situación y puede emplearse de diversas formas. Se los clasifica en ‘aromáticos’, ‘internos’ y ‘tópicos’, explica la emprendedora.

Aromáticos. Quizás este método es el más popular, ya que entra en el campo de la llamada aromaterapia. Se utiliza inhalando la esencia, lo que produce tranquilidad en la persona.

El aroma más popular es el aceite de lavanda, conocido por sus propiedades antiestrés.

Internos. Esta categoría de aceites esenciales se vuelve parte de la alimentación, generando bienestar permanente en quienes lo usan.

Se consiguen en diversas presentaciones, como píldoras y gotitas para beber en una infusión o con cualquier bebida.

La comerciante destaca que estos aceites pueden utilizarse como acompañante de las comidas y que todos los integrantes de la familia puede consumirlos.

Tópicos.  Los masajes, por sí solos, son relajantes y estimulantes. Con el uso de estos aceites, sus beneficios aumentan, ya que se absorben con facilidad.

Los pies son la zona corporal donde mayormente se realizan los masajes con aceites esenciales, porque allí se concentra mayor cantidad de energía y es necesario liberarla.

Segovia explica que los aceites esenciales son complementos del bienestar de cada persona, pero no deben considerarse una cura para las enfermedades y otras afecciones de la salud.

“No son sustitutos de los medicamentos. Son un apoyo natural que no interfiere con la medicina tradicional”.

Los más populares

En atención a su eficacia y popularidad, Ruth Segovia presentó un top 3 de los aceites más pedidos entre los productos doTERRA, destacando sus principales beneficios.

Esencia de Lavanda (Levander). Los principales atributos de este aceite son sus propiedades astringentes, antibacterianas, sedantes e incluso regenerativas.

En cualquiera de sus versiones, puede contribuir a una piel más sana y disminuye la ansiedad. Es de mucha ayuda en la cocina, ya que realza los sabores.

Esencia de Limón (Lemon). Se trata de un excelente antiséptico y descongestionante. También refuerza el sistema inmunológico.

Ayuda a controlar los estados de ánimo, limpia el organismo de forma natural y colabora en la digestión.

Esencia vigorizante (Peppermint). Este aceite mentolado estimula, refresca y vigoriza.

Excelente para quienes sufren de sinusitis, asma o alguna otra afección respiratoria.

Es ideal para aliviar malestares digestivos, refrescar la temperatura corporal y para aliviar la tensión acumulada en la cabeza.

aceites esenciales

Foto: Cortesía de Freeimages

¿Alternativa a la medicina convencional?

Muchas personas, en lugar de utilizar fármacos tradicionales, optan por alternativas naturales, como sería el caso de los aceites esenciales. No obstante, los especialistas sostienen que estos aceites no pueden considerarse sustitutos de la medicina.

Okarina Herrera, médico del hospital Victorino Santaella Ruiz, de Los Teques, explica que su uso va a estar determinado por la situación del paciente.

“Dependiendo del tipo de enfermedad, se podrían utilizar como coadyuvantes ante algunas enfermedades, o bien para brindar tranquilidad al paciente”

Los beneficios comprobados de estas sustancias es que dan una sensación de calma a las personas, antes y después de pasar por enfermedades.

“Estos aceites son beneficiosos para nuestro cuerpo, para mantener una piel lozana o cuidar el cabello”, señala Herrera.

En cuanto a su capacidad para aliviar dolores y convertirse en alternativa a los medicamentos de uso convencional, Mireyma Sánchez, médico adjunto de Asuntos Interinstitucionales de la Sociedad Venezolana de Asma Alergia e Inmunología (SVAAI) recomienda, en primer término, acudir a la consulta con el especialista.

“Para tratar dolencias, lo recomendable es acudir a un médico especialista, quien, mediante una buena anamnesis (interrogatorio) y al aplicar pruebas específicas, según el caso, determinará el origen y el tipo de dolor”.

Son esos resultados los que podrán indicar cuál es el tratamiento adecuado para cada paciente y su dolencia.

La medicina primero

Sánchez señala que la medicina tradicional contempla una serie de estudios para determinar las causas de un malestar físico, por lo que reemplazarlos por otro tipo de sustancias no es una solución.

“La sustitución de la medicina convencional por los aceites esenciales para el tratamiento del dolor sería entrar en un tipo de tratamiento que no forma parte oficial del sistema sanitario principal”.

La médico destaca que, aunque el uso de las terapias con aceites esenciales -y, en general, con la medicina naturista-, ha ido en aumento, esta tendencia debe controlarse y evaluarse su efectividad real, lo mismo que sus efectos adversos.

Aunque pueden ser terapias beneficiosas en ciertos aspectos de la vida, los aceites esenciales no funcionan para todo, especialmente para curar enfermedades. Por ello, se aconseja buscar más información científica y orientación sobre su adecuado uso.

Fuentes

Mireyma Sánchez G.
Medico inmunólogo – Reumatólogo
Sociedad Venezolana de Asma Alergia e Inmunología (SVAAI)
correo de contacto: mireyma.sanchez@gmail.com

Okarina Herrera
Médico cirujano
Hospital Victorino Santaella Ruiz (Los Teques)
Instagram: @okarinahi93

Graciela Malavé
Naturópata, terapeuta manual, especialista en Nutrición y Dietética, terapeuta holistica
Grupo Médico Horizonte
Instagram: @holistica_01

Ruth Segovia
Distribuidora de productos doTERRA
Instagram: @gotas.esenciales