Bolivia rompe relaciones con régimen de Maduro

El nuevo gobierno boliviano también anunció que abandona la Alba y analiza su salida de la Unión de Naciones Suramericanas

El Gobierno interino boliviano anunció este viernes la ruptura de relaciones con el régimen de Nicolás Maduro, al denunciar que venezolanos vinculados con la embajada de ese país en La Paz estaba «atentando contra la seguridad interna» en Bolivia.

La canciller interina de Bolivia, Karen Longaric, declaró que al haberse producido un cambio de Gobierno en el país, el actual Ejecutivo será «consecuente» con los principios democráticos, de respeto a los derechos humanos y la carta democrática de la OEA.

«Por supuesto que se va a romper relaciones con el Gobierno de Maduro», afirmó la diplomática.

«Nosotros reconocemos una Venezuela democrática, con mayor razón ahora que hemos constatado que venezolanos vinculados a la Embajada de Venezuela han incurrido en actos reñidos con la ley y estaban atentando contra la seguridad interna de Bolivia», agregó.

Longaric también anunció que, con base en las pruebas que le pasará el Ministerio de Gobierno sobre estos hechos, la Cancillería boliviana «le dará el plazo correspondiente a todo el personal de la Embajada de Venezuela para que abandonen el país por haberse involucrado en asuntos internos del Estado».

Según Longaric, existen pruebas que demuestran que estos venezolanos estuvieron «involucrados en los movimientos agresivos de la semana pasada» en el país y fueron hallados en posesión de armas de fuego y uniformes, entre otros.

Salida de Alba y Unasur

Por otra parte, Longaric confirmó que se decidió la salida del país de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (Alba) y se analiza también el retiro de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur).

«Ya no somos parte del tratado del Alba. Estamos analizando la desvinculación del tratado de Unasur».

La canciller dijo que ante las declaraciones del «excanciller (Diego) Pary y de otros miembros del Movimiento al Socialismo (MAS) durante una reunión del Alba en Nicaragua», el Gobierno interino «ha desvinculado a Bolivia» de la Alba.

Los países de la Alba-TCP, encabezados por la Venezuela de Maduro y Cuba, expresaron este jueves en Managua su confianza en revertir el «golpe de Estado» que, a su juicio, fue dado a Evo Morales, quien el domingo renunció a la Presidencia de Bolivia.

Longaric también explicó que «existe ya la decisión política y jurídica del retiro» de Unasur, «un organismo que no nos beneficia para nada».

«Además en los hechos Unasur ya no existe, prácticamente todos los países miembros del Grupo de Lima han abandonado Unasur y quedan cuatro Estados que serían los que están sustentando económicamente a un organismo que no existe».