<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Caracas se queda sin el sabroso flow de Víctor Cuica

Maestro del jazz latino y la salsa y actor, este sábado se nos fue Víctor Cuica, a los 71 años

Caracas se queda sin el sabroso flow de Víctor Cuica

«Saliendo del ejército, entré a la marina, y conocí la música que tocaba Glenn Miller. La Marina estadounidense y la Marina venezolana hacían operaciones conjuntas, y cuando yo vi las bandas militares de Estados Unidos, la manera cómo tocaban, dije: ‘Qué loco! ¡Yo quiero tocar así’. Y alguien me explicó: ‘¡Eso es jazz!’. Entonces empecé a incursionar en el jazz. Recuerdo que el primer disco que compré fue el de Paul Gonsalves, un saxofonista que tocaba con la orquesta de Duke Ellington. Luego compré otro de Sonny Rollins, uno de Charlie Parker, otro de Stan Getz, John Coltrane… todos estos saxofonistas. Y empecé a hacer jazz hasta el día de hoy. Toqué durante un tiempo con la banda de Gerry Weill. Estudié con el maestro Ramón Carranza, que me enseñó bastante. Fui a Nueva York y estudié con el maestro Mario Rivera, un saxofonista dominicano que tocó durante muchos años con Tito Rodríguez y Tito Puente».

Así resumía Víctor Cuica su encuentro con el jazz en una entrevista publicada en Revista Exclusiva en julio de 2018. En 1963 entró a la Escuela de Músicos Militares y su padre le advirtió que no estudiara tambor porque «cualquier negro toca tambor». Hoy, el negro que entonces tocó el bombo y después se instaló para siempre con el saxofón, el actor de cine y televisión, el tipo de hablar cadencioso y sabroso, de malandro culto de vieja escuela caraqueña (La Pastora, 1949), se nos fue también en esta recta final del 2020, al mediodía de este sábado 26 de diciembre.