<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Con dos nuevos contagios arranca el mes de mayo

El primer día del mes suma dos nuevos casos de Covid-19, para un total de 335. Ambos están vinculados con dos focos ya conocidos: el de Nueva Esparta y el de la misión cubana en el estado Miranda. El número de pacientes recuperados es 148

Con dos nuevos contagios arranca el mes de mayo

Hoy el asunto se despachó un poco más rápido de lo habitual y más temprano porque había que encargarse de varias videollamadas a propósito del 1° de mayo: el registro oficial reporta 2 nuevos casos de contagios en Venezuela para ubicar el total en 335.

La información la compartió el mandatario Nicolás Maduro. El primer caso reportado es una mujer, 34 años, de profesión quiropedista, cuyo esposo ya había dado positivo por el foco del estado Nueva Esparta. Se encuentra asintomática en el CDI de Boca de Río. En una de las jornadas de despistaje en la región se le hizo la PCR y resultó positiva.

«Hemos logrado cortar las cadenas de transmisión nosotros buscando casa por casa, adentro del barrio, adentro de la comunidad», explicó Maduro.

El segundo de los contagios reportados corresponde a otra mujer, de 28 años de edad y que forma parte de la misión de médicos cubanos. Su caso corresponde al estado Miranda, donde se encuentra atendida en un CDI en Petare. Su contagio deriva de lo que se podría llamar -pero no le dicen así- «el foco de contagios de la misión»: ella tuvo contacto con otros colegas cubanos que resultaron positivos por Covid-19 días atrás, sus síntomas comenzaron el 22 de abril y hoy su PCR confirmó el diagnóstico.

Con 335 casos en total, la data oficial indica que hay 148 pacientes recuperados y de los 177 contagios activos 86 se atienden en hospitales, 68 en CDI, 23 en clínicas privadas y afortunadamente el registro de 10 víctimas mortales continúa estático.

«Si algo está demostrando la pandemia es que la humanidad está urgida de otro modelo de sociedad», dijo Maduro: «De otra sociedad, solidaria, que distribuya la riqueza. Con un Estado poderoso de garantías y protección social».

Y no perdió la oportunidad para ir al tema recurrente de las intervenciones oficiales: «Si algo se ha demostrado, es que las privatizaciones de la salud del neoliberalismo estos treinta años han llevado a la situación que vemos. La peor de todas, Estados Unidos. Un pueblo que si no tiene un seguro privado no lo atienden y se muere en las calles. Como pasó en Brooklyn, 50 cadáveres metidos en camiones de gente que no pudo ser atendida porque no tenían su seguro privado. En Brooklyn. Yo conozco muy bien Brooklyn. Cilia y yo hemos estado en Brooklyn muchas veces».

En efecto, eso sucedió en Brooklyn, el 29 de abril y lo dieron a conocer The New York Post y The New York Times. Alertados por los vecinos, agentes policiales encontraron dos pequeños camiones de mudanzas en cuyo interior se descomponían 50 cuerpos, almacenados allí sin refrigeración. La funeraria Andrew T. Cleckley era la encargada de preparar y ejecutar la cremación de estos cadáveres: fue contratada por los familiares de los fallecidos para esta labor. Pero adquirió más compromisos de los que realmente pudo atender.

A menos de que maneje información privilegiada, la conclusión a la que llegó el mandatario luce aventurada: en este momento ni siquiera está claro si se trata de víctimas de la Covid-19, aunque lógicamente la situación en Nueva York hace suponer que así sea, al menos en la mayoría de los casos. ¿Murieron por no tener seguro privado? Nadie ha dicho tal cosa. Solo Maduro.

El alcalde Bill de Blasio dijo el jueves: «Esta horrible situación que ocurrió con la funeraria en Brooklyn es absolutamente inaceptable, seamos claros al respecto (…) Las funerarias son organizaciones privadas, negocios privados. Tienen la obligación con la gente a la que sirven de tratarlos con dignidad. No tengo ni idea de cómo permitirían que eso ocurriera».