El Muro de Berlín: Historia y curiosidades

Este 9 de noviembre se cumplen 30 años del fin del Muro de Berlín, símbolo del totalitarismo, la división del mundo y la separación forzosa de familias

La noche del 9 de noviembre de 1989, los alemanes pusieron fin al emblema por excelencia de la Guerra Fría: el Muro de Berlín, una estructura que desde su construcción 28 años antes se alzó como la mortífera barrera entre la opresión y la libertad para millones de personas.

Antes de la tormenta

Los orígenes del Muro se remontan a 1945, cuando las potencias vencedoras de la Segunda Guerra Mundial se repartieron la derrotada Alemania en zonas de ocupación. Estados Unidos, Francia e Inglaterra ocuparon las partes occidentales del país y la Unión Soviética (URSS) se posicionó en la zona oriental y su jurisdicción incluía a Berlín, la capital alemana.

Cuatro años después, en 1949, en la zona occidental se conformó la República Federal de Alemania (RFA), de sistema liberal capitalista, y en la sección soviética surgió la República Democrática Alemana (RDA), de inspiración comunista. A su vez, Berlín se dividió en dos mitades, este y oeste, bajo control capitalista y marxista respectivamente.

Tensiones

Las relaciones entre las dos Alemanias y las potencias que las amparaban fueron tensas desde el primer momento, en consonancia con la Guerra Fría ya en curso, en la que el capitalismo y el comunismo se diputaban el dominio del mundo.

Sin ir más lejos, La URSS sometió a Berlín a un bloqueo de casi un año entre 1948 y 1949. La población se salvó de morir de hambre gracias a un puente aéreo occidental que cada cuatro minutos hacía llegar un avión con suministros a la ciudad. Asimismo, en 1953 el régimen de la RDA aplastó una huelga de trabajadores que demandaban mejores condiciones laborales.

Fotografía del puente aéreo de Berlín, 1948-1949

Fotografía del puente aéreo de Berlín, 1948-1949

Durante varios años, las fronteras entre ambos países estuvieron abiertas. Incluso había ciudadanos que vivían en un sector de Berlín y trabajaban en el otro. No obstante, ello no impidió la migración masiva de quienes abandonaban el comunismo en busca de una vida mejor. Se estima que tres millones de personas huyeron a Berlín Oeste entre 1949 y 1958. La RDA perdía 100 mil habitantes al año.

El Muro

Los rumores de cierre de fronteras para parar el flujo migratorio cobraron fuerza a mediados de 1961. Sin embargo, el dictador de la RDA, Walter Ulbricht los negó en un primer momento: “Nadie tiene la intención de construir un muro”, aseveró el 15 de junio de ese año.

Ulbricht mentía, por supuesto, pues ya para entonces estaba en marcha la “Operación rosa” con apoyo de la Unión Soviética. A partir de la 1 de la madrugada del 13 de junio de 1961, la policía y el ejército de Alemania del Este clausuró las fronteras mediante alambres de púas, barricadas y postes de hormigón, tomando a todo el mundo por sorpresa. El Muro había nacido.

La primera alambrada del Muro de Berlín

La primera alambrada del Muro de Berlín

La construcción del Muro no solo dividió a Berlín, sino a todo el país. Supuso el cierre de calles, puentes, vía ferroviarias, rutas de transporte público, el derribo o clausura de viviendas y el aislamiento de millones de personas. Las autoridades comunistas le dieron el nombre de “muro de protección antifascista”, pero se lo conoció mejor como “muro de la vergüenza” o simplemente “el Muro”.

Hacia la libertad

El primer desertor del Muro fue el soldado Conrad Schumann. El 15 de agosto de 1961, apenas dos días después de iniciada la construcción de la estructura, Schumann saltó la alambrada de púas y pasó a Berlín Oeste. La foto de aquel instante se convirtió en uno de los símbolos gráficos de la Guerra Fría.

El 15 de agosto de 1961, Conrad Schumann se convirtió en el primer desertor del Muro de Berlín

El 15 de agosto de 1961, Conrad Schumann se convirtió en el primer desertor del Muro de Berlín

La estampida de alemanes orientales para alcanzar la libertad registró víctimas mortales desde el comienzo. Se estima que más de 100 mil ciudadanos de la RDA intentaron huir a occidente entre 1961 y 1989. 600 de ellos murieron, incluyendo 138 en la capital alemana.

Más de 100 mil personas intentaron escapar de la Alemania comunista durante la Guerra Fría

Más de 100 mil personas intentaron escapar de la Alemania comunista durante la Guerra Fría

En la Bernauer Strasse de Berlín, la fachada de las casas quedó en el lado este y la calle y la acera en el sector oeste cuando se dividió la ciudad. Muchos trataron de escapar lanzándose por las ventanas, entre ellos la enfermera Ida Siekmann, quien falleció el 22 de agosto de 1961 al estrellarse contra el pavimento. Fue la primera víctima mortal del Muro.

En la Bernauer Strasse falleció Ida Siekmann, primera víctima mortal del Muro de Berlín

En la Bernauer Strasse falleció Ida Siekmann, primera víctima mortal del Muro de Berlín

Máquina de matar

El Muro se construyó a lo largo de varias etapas. En su momento de mayor esplendor se extendía a lo largo de 155 kilómetros, de los cuales 43 correspondían a Berlín. Medía 3,60 metros de altura y contaba con 186 torres de vigilancia, más de 11 mil soldados y 31 puestos de control, entre ellos el famoso “Checkpoint Charlie”, cuyo nombre proviene de la tercera letra del alfabeto fonético de la OTAN.

La pared del muro era en realidad doble, y entre ambas se extendía la llamada “Franja de la Muerte”, de hasta 90 metros de ancho en algunos sectores. Quien trataba de escapar la tenía muy difícil, pues debía sortear alfombras con púas, barreras antitanques, barricadas, cercas electrificadas y minas antipersona, por no hablar de los guardias armados y perros apostados en las torres de vigilancia.

Joven y libre

La víctima más famosa del Muro de Berlín fue el obrero de 20 años Peter Fechter, a quien los guardias fronterizos dispararon cuando intentaba escalar la pared el 17 de agosto de 1962. Fechter cayó en la Franja de la Muerte y aunque pidió ayuda, nadie se atrevió a acudir en su auxilio Murió desangrado tras una hora de dolorosa agonía.

Peter Fechter se desangró hasta morir en el Muro de Berlín el 17 de agosto de 1962

Peter Fechter se desangró hasta morir en el Muro de Berlín el 17 de agosto de 1962

La muerte de Peter Fechter inspiró en 1972 la canción “Libre”, uno de los grandes éxitos del desaparecido artista español Nino Bravo.

Los berlineses del este se las arreglaron de diversas maneras para atravesar el muro: túneles subterráneos. Se registraron varias fugas espectaculares durante esos años, entre ellas las efectuadas en túneles secretos o incluso a bordo de un globo. Esta última sirvió de base a la película de Disney “Fuga de noche”, estrenada en 1981.

El 26 de junio de 1963, durante una visita a Berlín Oeste, el presidente estadounidense John F. Kennedy pronunció uno de sus discursos más famosos, en el que dio un decisivo espaldarazo a la lucha de los alemanes occidentales por la libertad, denunció los abusos del comunismo y acuñó una frase ya mítica: “Ich bin ein Berliner”, “soy un berlinés”.

Vientos de cambio

A comienzos de los 80, la ola de libertad y reformas que avanzaba por los países socialistas volvía cada vez más obsoleto el Muro y las voces que clamaban por su demolición sonaban con mayor fuerza. Una de las más contundentes fue la de otro mandatario de Estados Unidos, Ronald Reagan, quien en 1987 instó al entonces dirigente de la Unión Soviética: “Señor Gorbachov, abra esta puerta, derribe este muro”.

El 5 de febrero de 1989, el joven de 20 años Chris Gueffroy falleció de un disparo en el corazón cuando intentaba pasar a Occidente. Fue la última victima mortal del Muro de Berlín.

Chris Gueffroy, de 20 años, fue la última víctima mortal del Muro de Berlín

Chris Gueffroy, de 20 años, fue la última víctima mortal del Muro de Berlín

El fin

Nueve meses después de la muerte de Gueffroy, al caer la tarde del 9 de noviembre de 1989, el vocero del régimen comunista, Gunter Schabowski, ofreció una rueda de prensa para anunciar una nueva medida que eliminaba las restricciones, pasaportes y visados para viajar a Alemania Occidental.

Gunter Schabowski. Su error durante una rueda de prensa precipitó la caída del Muro de Berlín

Gunter Schabowski. Su error durante una rueda de prensa precipitó la caída del Muro de Berlín

Cuando el periodista italiano Riccardo Ehrman preguntó por la fecha de entrada en vigor del decreto, Schabowski buscó en el documento y balbuceó una insólita respuesta: “Con efecto inmediato…ahora mismo”.

La medida en realidad aplicaba a partir del día siguiente. Aquel desliz de Schabowski supuso el final tanto del Muro de Berlín como de la Guerra Fría. La difusión de esas declaraciones llevó a miles de alemanes a congregarse en el Muro para pasar a Berlín Oeste. Tras la reticencia inicial de la policía, mal informada de la situación, finalmente los pasos fronterizos se abrieron a las 11:30 pm…y nunca volvieron a cerrarse.

Euforia en el Muro de Berlín. 9 de noviembre de 1989

Euforia en el Muro de Berlín. 9 de noviembre de 1989

Menos de un año más tarde, el 3 de octubre de 1990, tenía lugar la reunificación alemana. Y dos años después, el día de navidad de 1991, Mijaíl Gorbachov anunciaba la disolución de la Unión Soviética. Concluía la Guerra Fría…aunque muchos siguen sin darse por enterados.

El fin del Muro de Berlín y de la Guerra Fría

El fin del Muro de Berlín y de la Guerra Fría

Postdata

El Muro de Berlín, por su parte, terminó demolido, si bien algunas secciones todavía continúan en pie. La mayor de ellas, llamada “East Side Gallery”, mide 1300 metros y es la galería de arte al aire libre más grande del mundo. Asimismo, la venta de partes del Muro sigue siendo un lucrativo negocio hasta hoy.

La East Side Gallery es la sección más larga del Muro de Berlín que todavía sigue en pie

La East Side Gallery es la sección más larga del Muro de Berlín que todavía sigue en pie

El Checkpoint Charlie, el más conocido de los pasos fronterizos del Muro, se reconstruyó en el año 2000 y es también un popular destino turístico para quienes visitan la capital alemana.

El Checkpoint Charlie, una de las atracciones turísticas más visitadas de Berlín

El Checkpoint Charlie, una de las atracciones turísticas más visitadas de Berlín