Comercios se quedarán sin cerveza Polar en menos de 10 días

El cierre de las plantas de Cervecería Polar por falta de materia prima ha paralizado desde el viernes pasado la producción de 80% de la oferta de la popular bebida a nivel nacional, y además amenaza las finanzas de la empresa privada más importante del país.

Comercios se quedarán sin cerveza Polar en menos de 10 días

Según fuentes de la industria, las cuatro plantas de Cervecería Polar (Carabobo, Zulia, Anzoátegui y Caracas) producen entre 35.000 y 40.000 litros semanales del fermentado. La última instalación que estaba activa, la de San Joaquín, estado Carabobo,  cesó operaciones el pasado viernes por haber agotado lo que le quedaba de cebada malteada, ingrediente fundamental de la cerveza y la malta.

Los voceros consultados coinciden en que el inventario que ya estaba en los puntos de venta rendirá para entre 8 y 10 días, aproximadamente. Esto sin anticipar las compras nerviosas por parte de los consumidores.

Con Polar en la banca del mercado cervecero, solo quedan las dos plantas de Regional para satisfacer a los consumidores. Esto, dicen la fuentes, es imposible debido a que la segunda cervecería del país también padece de problemas de suministro, fallas en los servicios públicos y otras dificultades que le impiden operar con normalidad.

Regional no ha estado exenta de los problemas que afectan a toda la industria manufacturera: los cortes de luz, la falta de agua (su planta en Los Haticos, estado Zulia, es abastecida con camiones cisternas), falta de insumos, botellas y fuerte encarecimiento de insumos importados.

Aunque las plantas de Regional lograran trabajar al 100% de su capacidad, sus marcas sólo podrían llenar 20 de cada 100 botellas de cerveza que demanda el mercado, según las fuentes.

Las cervezas más artesanales, como Tovar y Destilo, no llegan a cubrir 1% de la demanda.

Pero la falta de materia prima no es lo único que amenaza con transformar drásticamente el mercado nacional de cervezas. La más reciente adquisición de cebada, -un cargamento de 5.100 toneladas será recibido la semana entrante por Regional- fue cancelada a la tasa Simadi, que actualmente se cotiza en Bs 374 por dólar y promete seguir subiendo.

Esto implica que los costos de este componente importado sufrirán un impacto de más de 5.800%, ya que anteriormente este insumo fundamental se importaba a la tasa de Bs 6,30.

Regional tiene previsto aumentar desde esta semana sus precios en 40%, en respuesta a este incremento de costos. Esto, aunado a la salida temporal de Polar del mercado, provocará una dura contracción en el suministro y ventas de la bebida alcohólica más consumida por los venezolanos, advirtieron los consultados.

Desde la industria, afirman que Polar no ha recibido asignaciones de divisas al tipo de cambio flotante.

-¿Cómo queda Polar?-

La paralización de estas 4 plantas (14% de la capacidad instalada total de Empresas Polar) afecta de forma importante el esquema de negocios de grupo empresarial. Las fuentes aseguraron que las operaciones de la Cervecería representan 40% de las ventas totales.

Este porcentaje es muy importante si se toma en cuenta que Polar produce unas 50 marcas de productos diversos, la mayoría esenciales para el venezolano, muchas de las cuales están sujetas a estrictas regulaciones de precios que obligan a la empresa a vender a pérdida.

De acuerdo con el último reporte de Alimentos Polar, publicado en el portal web de la compañía a finales de marzo, algunos productos como los de limpieza, la harina precocida de maíz y las pastas alimenticias tienen entre 349 y 551 días sin recibir alzas de precio (en el país con la inflación más alta del mundo). Representantes del gremio agroindustrial han señalado en diversas ocasiones que la Harina PAN esta debería venderse por encima de los Bs 100 para cubrir los costos de producción; por orden del gobierno, se comercializa en Bs 19.

Además, la suspensión de las actividades de la Cervecería trae como consecuencia un problema laboral. Estas plantas albergan a 10.000 trabajadores, lo que representa un tercio de la fuerza laboral directa de Empresas Polar, que genera alrededor de 31.500 empleos directos y casi 100 mil indirectos.

La situación ha generado angustia entre los trabajadores, quienes se mantienen protestando en todo el país.

-Rechazo masivo-

Se ha colado en la opinión pública la idea de que el gobierno discrimina a Empresas Polar en el proceso de asignación de divisas para adquisición de materia prima, incluso favoreciendo a sus competidores, con el objetivo de «ahorcar» financieramente a la compañía, acusada por el propio presidente Nicolás Maduro de ser uno de los protagonistas de la llamada «guerra económica».

Según la encuestadora Datanálisis, para 8 de cada 10 venezolanos es claro que el cierre de las plantas de Polar se debe al bloqueo de materias primas y la hostilidad oficial, mientras 3 de cada 4 aseveran que la paralización es responsabilidad exclusiva del gobierno.

La firma también califica a Empresas Polar como la institución venezolana mejor evaluada por los sondeos, con 90% de valoración positiva.

A los analistas preocupa que el gobierno mantenga un discurso de confrontación con la empresa privada, en medio de niveles de escasez sin precedentes, y que siga apelando a la expropiación como medida de sanción para el sector industrial.

Este domingo, en un discurso pronunciado durante una marcha por motivo del Día del Trabajador, el presidente Nicolás Maduro reiteró que “aquel que pare una planta, una industria, o una fábrica será castigado con la ley y planta parada, planta tomada por la clase obrera”.

Con información de Omar Lugo y Nicolle Yapur.