<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

FOTOS | Lluvias despiertan temores en habitantes de Vargas

FOTOS | Lluvias despiertan temores en habitantes de Vargas

A pesar de que el lunes el sol regresó a calentar las calles del estado Vargas y a secar los caminos inundados tras las lluvias del fin de semana, sus habitantes se mantienen alerta luego de haber atravesado dos días en que sus mentes volaron de regreso a la tragedia que les cambió la vida 20 años atrás. 

«Con esas lluvias es imposible no pensar en el 15 de diciembre del 99″, comentó Eddy Pulido, un habitante de El Cardenal, estado Vargas, respecto a las fuertes precipitaciones que azotaron al litoral los pasados dos días.

La Tragedia de Vargas,  considerada como uno de los peores desastres naturales en la historia del país, se registró durante los días 15, 16 y 17 de diciembre de 1999.

La vaguada ocurrió luego de dos semanas consecutivas de fuertes lluvias en la entidad costeña, lo que ocasionó un mar de lodo que se llevó consigo casas, árboles, vehículos y hasta edificios enteros que fueron desplomados por la corriente de tierra y piedras.

De acuerdo con cifras extraoficiales, las víctimas fatales de este deslave dejaron más de 30.000 muertos. 

Eurelis, una comerciante de la entidad, contó que su hija durmió el sábado con los zapatos puestos y un bolso con provisiones. Prefirió no recordar lo que ocurrió hace casi dos décadas, pero las secuelas siguen presentes y el instinto de mantenerse alerta prevalece.

EE-LA-GUAIRA-DANIELH-2

Un grupo de vecinos, reunidos frente a un Pdval en La Guaira para recibir su bolsa de comida, se mostraron ansiosos por relatar sus experiencias con las últimas lluvias. «Eso daba temor», comentaron, al recordar el aguacero que inundó las calles y creó lagunas de extremo a extremo.

EE-LA-GUAIRA-DANIELH-3

«Aquello era agua por todos lados», expresó una de las presentes. De acuerdo con los testimonios recogidos, la plaza donde está el Monumento al Avión quedó por completo inundada, al igual que la calle del Colegio República de Panamá.

Una queja que se repitió fue respecto a las prioridades del gobernador de Vargas, Jorge Luis García Carneiro, quien se ha encargado de remodelar el malecón de La Guaira durante su gestión. Sin embargo, para los habitantes de la zona, eso nunca fue lo primordial.

 «Nadie se queja del embellecimiento, pero hay que jerarquizar. Aguas blancas, aguas negras. Arreglar las alcantarillas», denunció una de las mujeres presentes. 

 

Según los testimonios de los vecinos, la ciudad prácticamente colapsó durante el fin de semana, consecuencia, en parte, de la falta de mantenimiento de los servicios de desagüe.

EE-LA-GUAIRA-DANIELH-9

Una trabajadora del Hospital Materno de Macuto, quien prefirió no ser identificada, contó que la luz se fue en esa zona durante las lluvias del sábado. El centro de salud trabajó con planta eléctrica hasta el domingo, pero el lunes en la mañana esta dejó de funcionar.

El servicio eléctrico también falló en los sectores de Caraballeda, Caribe y Tanaguarena, y para el día lunes en la tarde seguía sin restablecerse.

En la comunidad de Llano Adentro las huellas de las precipitaciones del fin de semana eran mucho más notables. La quebrada de Cariaco, paso de agua que atraviesa el sector, buscó su cause durante las precipitaciones, llevándose restos de electrodomésticos e incluso una camioneta de Corpoelec.

EE-LA-GUAIRA-DANIELH-7

«Llueve un rato más y esto desaparece», aseguró Mercedes, una vecina de la zona. El aguacero la sorprendió en la entrada de su casa, donde estaba recogiendo unos escombros para evitar que se los llevara la quebrada. 

 

Mercedes comentó que los bomberos no aparecieron en ningún momento por el sector. Fueron los mismos vecinos quienes se encargaron de limpiar los desechos dejados por las lluvias. Cada vez que algo así ocurre, los habitantes del litoral ya tienen conciencia de movilizarse para tratar de regresar a su vida normal.

EE-LA-GUAIRA-DANIELH-8

El lunes, el estado Vargas amaneció con el cielo despejado y el regreso de las altas temperaturas características de la costa. Las lluvias no llegaron a pasar de las 48 horas, como se había previsto. Aún así, la sombra de lo que puede volver a ocurrir no abandona a sus habitantes.

Apagones ponen en riesgo la vida de pacientes con coronavirus en Táchira

La deprimente situación en el Hospital Central de San Cristóbal, lo lleva al colapso. La falta de personal hace imposible que se puedan atender todos los pacientes. Algunas veces, solo hay 2 enfermeros para atender toda una planta de enfermos. También colapsan en los apagones que han provocado paros respiratorios en los pacientes. De 5 ventiladores que hay, solo 1 tiene baterías. Ni siquiera hay luces de emergencia