<iframe src="//www.googletagmanager.com/ns.html?id=GTM-K8BB9HX&l=dataLayer" height="0" width="0" style="display:none;visibility:hidden"></iframe>

Grandes Ligas buscan alternativas para iniciar la temporada

La organización del beisbol estadounidense estudia la posibilidad de jugar esta temporada en aislamiento desde la ciudad de Phoenix, en el estado de Arizona. Tal como si fuera un entrenamiento primaveral, se considera la opción de reubicar temporalmente a todos los equipos, a fin de comenzar la temporada cuyo inicio debió ser el 26 de marzo

Grandes Ligas buscan alternativas para iniciar la temporada

Las Grandes Ligas de beisbol (MLB) rebajaron este martes las expectativas de un pronto inicio de la temporada 2020, informó la cadena ESPN. Esto ocurrió después de que se reportara un plan preliminar para arrancar en mayo para realizar la competición solo en el estado de Arizona.

La MLB estaría «cada vez más enfocada» en un plan para que los 30 equipos disputen todos los partidos en estadios sin público del área de Phoenix, explicó ESPN. De esta forma estarían aislando al máximo a jugadores, técnicos y árbitros de posibles contagios de Covid-19.

La idea, según dijeron a ESPN fuentes que pidieron no ser identificadas, contaría con el apoyo de funcionarios federales de salud pública de alto nivel. Según esto, ellos consideran que los clubes podrían operar con seguridad a pesar de la actual pandemia de coronavirus.

La respuesta oficial

Poco después, las Grandes Ligas afirmaron en un comunicado que no se desarrolla ningún plan detallado para ese escenario. Aseguraron que tampoco buscaron la aprobación de funcionarios de salud o del sindicato de jugadores.

«La MLB ha estado considerando activamente numerosos planes de contingencia que permitirían que los juegos comiencen una vez que la situación de salud pública haya mejorado al punto de que sea seguro hacerlo», dijo la liga en el texto.

«Aunque hemos analizado la idea de organizar partidos en un lugar como una potencial opción, no nos hemos decidido por esa opción ni hemos desarrollado un plan detallado», afirmó.

La liga sostuvo que no se ha «solicitado ni recibido la aprobación de ningún plan» por parte de la asociación de jugadores. Tampoco de lado de las autoridades y responsables de salud pública, con los que aseguraron mantener una interacción regular.

«La salud y la seguridad de nuestros empleados, jugadores, aficionados y el público en general son primordiales», defendieron.

«No estamos listos en este momento para respaldar ningún formato particular para organizar juegos a la luz de la rápida evolución de la situación de salud pública causada por el coronavirus», argumentó la MLB.

La temporada, donde disputan 162 partidos por equipo, comenzaría el 26 de marzo pero se suspendió ante el avance de la pandemia en Estados Unidos. En ese país el coronavirus causó más de 383.000 contagios, la cifra más alta a nivel mundial. Hasta el momento, también registran más de 12.000 fallecimientos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins.

«Como un entrenamiento»

El reporte de ESPN señalaba que todas las personas esenciales para la disputa de los juegos estarían resguardados en hoteles de la zona. Así estarían en relativo aislamiento y se desplazarían únicamente a los estadios.

Bajo este plan preliminar jugarían en estadios al aire libre en Phoenix, donde muchos equipos de la MLB realizan sus entrenamientos de primavera (boreal). También se sumaría el Chase Field, la cancha con techo retráctil de los Arizona Diamondbacks.

De aplicarse este proyecto, estrellas del béisbol como Bryce Harper y Mike Trout tendrían que jugar durante meses lejos de sus familias y amigos. Al mismo tiempo, los Washington Nationals defenderían su corona de la Serie Mundial en canchas vacías del otro lado del país.

Jugar en estadios sin público «es una experiencia completamente diferente», dijo a ESPN la estrella retirada de las Grandes Ligas y comentarista de televisión Alex Rodríguez. «Creo que estaría bien para la televisión, pero en el campo sería como un juego de entrenamiento de primavera».

El informe señala que algunos de los funcionarios ven más realista una apertura de la temporada de Grandes Ligas en junio.

Para que pudiera desarrollarse el plan, sería necesario superar importantes limitaciones actuales como la de ampliar el número de tests de coronavirus disponibles. Sin embargo, tendrían que hacerlo sin que genere un impacto en el acceso general del público a estas pruebas.

Otros retos son las altas temperaturas que se alcanzan en el área de Phoenix entre junio y septiembre.

Además, también está  la necesidad de que los jugadores respeten las distancias de seguridad entre ellos. El reporte señala que esto podría solventarse si los beisbolistas se sentaran a lo largo de las gradas vacías en lugar de en los banquillos.