Italia busca la inmunidad colectiva contra el Covid-19 en la sangre de quienes lo superaron

Analizando los anticuerpos de quienes superaron el coronavirus, Italia busca garantizar un regreso seguro a las actividades diarias

Italia busca la inmunidad colectiva contra el Covid-19 en la sangre de quienes lo superaron

 

Italia comenzó a realizar análisis de sangre con una nueva tecnología, para estudiar los anticuerpos de quienes superaron el Covid-19 y determinar una posible inmunidad colectiva.

Con los resultados podrán trazar una mejor estrategia para levantar el confinamiento en vigor desde el 9 de marzo.

La llamada prueba de anticuerpos o análisis serológico de sangre indica si una persona resultó infectada con el coronavirus y si desarrolló inmunidad. Los tests se aplicarán en Lombardía, la región más afectada.

sangre

Italia apuesta por la llamada “inmunidad colectiva”, que resulte de los análisis, para reactivar la economía de esa región, paralizada por la emergencia.

Casi 13.000 personas han muerto por el virus en Lombardía, cuya capital es Milán. Es decir, más de la mitad de los 25.000 fallecidos en el país.

Las autoridades de salud anunciaron que realizarán 20.000 análisis diarios en esa región.

Primero los trabajadores de la salud

Los primeros que serán sometidos a las pruebas del sangre serán los trabajadores de la salud. Esto incluye médicos, enfermeras, técnicos de laboratorio y trabajadores de residencias para ancianos.

En la lista figuran también personas con síntomas moderados o leves y la gente con la que hicieron contacto.

Los análisis, que involucran unas 300.000 personas según el diario Il Corriere della Sera y difundió AFP, serán realizados por la firma italiana de biotecnología DiaSorin. Revelarán si el organismo retiene los anticuerpos que se desarrollan.

Alemania ya comenzó a realizar estos análisis, y Finlandia y Gran Bretaña han anunciado planes para aplicarlos.

Para el director del Consejo Superior de Salud de Italia, Franco Locatelli, los análisis serológicos proporcionarán “información muy relevante sobre la inmunidad”, clave para los planes de reactivación del país.

Los análisis de sangre difieren de las pruebas de saliva y secreciones nasales para determinar si una persona tiene el virus.

Los riesgos permanecen

Sin embargo, el director de emergencias de la Oorganización Mundial de la Salud, Mike Ryan, y su colega Maria Van Kherkove, han advertido que, hasta ahora, la evidencia no demuestra que una persona que haya sanado desarrolle inmunidad.

Los expertos estiman que para obtener la inmunidad colectiva, debe serlo al menos el 60 o 70 por ciento de la población.

Un estudio reciente, realizado por el Instituto Pasteur advierte  que esa “inmunidad colectiva” es más difícil de determinar de lo que se creía.

Los científicos deben esperar hasta que haya datos más confiables disponibles, advirtió Saad Omer, director del Instituto de Salud Global de Yale.

Además, no se sabe cuánto tiempo dura la inmunidad al coronavirus, lo que significa que existe el riesgo de que aquellos considerados “inmunes” puedan reinfectarse y transmitir el virus a otros.

En la epidemia de Sars entre 2002-2003, quienes contrajeron el virus pero se recuperaron quedaron inmunes por dos a tres años, según explicó a la AFP Francois Balloux, genetista del University College de Londres.

Aún más peligroso, una persona que ha desarrollado anticuerpos aún puede portar rastros del virus y, por lo tanto, ser contagiosa.

Ante tantas dudas, los expertos, como Locatelli en Italia, consideran que los análisis de sangre deben ir acompañados con la prueba nasofaringe, porque nadie está seguro de que alguien que tenga los anticuerpos está completamente protegido de tener la enfermedad.